Jamás en mi vida he dicho te quiero. ¿Soy un bicho raro?

¡Hola Mis Chicas Molon@s!

Hoy he de contaros algo de mí. Mucho follar, mucho magreo, besuqueo y coqueteo, mucho Tinder, Happen y amigos con derecho a roces, pero jamás en mi vida he dicho te quiero. 

Imagen relacionada

Te quiero yo lo digo mogollón. Todo el rato. A mi madre, a mis hermanas, a mis amigos, a Pepe (el perro de mi amiga Silvia al que paseo), y hasta me emociono en momentos de hermosa amistad y comunión entre compungida y felicísima de la vida, tengo que confesarle al otro o a la otra: Que sepas que te quiero mucho. Como os digo, lo digo mucho, ahh, y en muchos idiomas también. I love you, je t´aime, Ich liebe dich. Hasta al chino de tienda de los veinte duros le digo que le quiero en su idioma. Wo ai ni

Nunca he tenido problemas con mis sentimientos ni con abrirme en canal ante los ojos de la gente que quiero en mi vida. Nunca he tenido miedo de confesarme. Definida como la incapacidad para identificar y expresar las emociones propias y ajenas, la alexitimia afecta, según la Sociedad Española de Neurología, al 10% de la población mundial. No estoy entre ellas.

Pero Te quiero romántico a un tío de esos que te salen del alma, jamás en la vida. No soy de esas personas que no saben reconocer y hablar de sus sentimientos.  Primero porque nunca he sentido que amaba de verdad a ninguno de los tíos con los que me he acostado, liado o salido. Cariño sí, aprecio también, hasta alguno fue más que un amigo, pero siempre menos que un amor.

Miento. Hubo un chico al que sí quise muchísimo, ya os he hablado de él en alguna ocasión. No sé si valdría aquella vez que literalmente tuve que emborracharme como un piojo para poderme declarar. ¿Qué necesidad tenemos a veces los enamorados de declararnos al prójimo, que igual al otro le importa un pimiento no? Manías. Bueno, el tema es que no me atreví a soltarle que le quería, más que nada porque aunque ebria como un poeta, la posibilidad de que ese cabronazo me rechazara, me dijera ¿perdona?, ok o incluso peor, un mezquino y condescendiente Gracias, me tenia acojonada. Me ardía todo el cuerpo, sentía que se me salía el corazón por la boca. Hasta me temblaban las piernas y tenía unas inmensas ganas de potar. ¿Cómo mola el amor eh?

Y al final, después de haberme repasado el puñetero discurso de enchochada que ya no puede silenciar mas su amor me hice cacolas encima (estoy hablando metafóricamente) y donde quería decirle Te quiero le dije Estoy completamente loca por ti. Ahora que lo pienso, no sé que es peor. Nunca le dije te quiero, pero no había que ser muy listo para saber que lo amaba, que para mí es todavía más intenso que querer. Porque cuando estaba con él, el mundo entero se paralizaba, porque hice demasiadas locuras por él, porque él me hacía querer ser mejor persona. Porque  no había nada ni nadie que me gustara más que estar con él. Topicazos, lo sé, pero el amor es así y de esto va querer a alguien con toda el alma. Y porque siempre se me olvidaba que tenia que olvidarle.

Y es que el roce hacer el cariño, y cuanto más primo más me arrimo, y cuanto más hermano más marrano. Se quiere a un perrito, no se va a querer a una persona. Pero…¿Por qué a algunos nos cuesta tanto? Pues muy fácil querid@s. Porque ya no queremos ni podemos sufrir más, porque estamos acojonados. Topicazo también, pero no por ello menos cierto.

P.D.: Lo más grande que nos puede suceder es que amemos y seamos correspondidos. ¡Os quiero!

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en escribenos@cosmopolitan.es