Propósitos para el 2018: A follar a follar que el año se va a acabar. ¿Qué otra cosa si no?

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

A estas alturas del año ya os imagino con vuestros propósitos para el año entrante. Personalmente no pienso apuntarme al gimnasio ni comenzar una intensa dieta macrobiótica para recuperar la figura que tenia a los 20 y estar más buena y más prieta que la Kardashian. Todo esto me la pela, para qué engañaros.

Este año ha sido muy intenso para mí. Dicen que las segundas partes nunca fueron buenas, pero mi vuelta a Chicago ha sido incluso mejor que la primera entrega. Más viajes, más aprendizaje, más tiempo libre que me he dedicado a mí y a quererme, a eso de pensar. Me he enfrentado a un importante desengaño amistoso que no me hubiera esperado en la puta vida. Se me había olvidado lo mucho que joden estos chascos, pero he vuelto a aprender que no hay que abrirse en canal y entregarse toda por mucho que cante la garrula de Malú, a nadie. Ni siquiera a los mejores amigos, o eso pensabas tú. Aprovechad la ocasión para fijaros en la letra, que es de lo más loca y kamikaze. ¡Un poquito de amor propio coño!

Este año he viajado mucho, y no ha sido para encontrarme a mí misma, si no para segur estando viva. No he viajado para escapar de la vida, si no para la que la vida no se me escape. Y entre pitos y flautas, ya ha pasado un año más o uno menos.

Yo el año que viene lo que quiero es …

Follar y hacer el amor más, mucho más. Con amor, sin pizquita de cariño, con veinteañeros, con maduritos, con un Tindersopresa vasco que sale bueno, con el vecino de la Lauris, con ese rubio norteño que me tiene loca, con un guiri, y por qué no, con ellas.

Aprender a llevar el CAPIBEL, nuestra pequeña carraca en forma de vetusta barcaza.

Aprender a tocar la guitarra para poder interpretar esta canción.

Y esta

Portarme mejor con mi madre y mis hermanas, que son lo que más me importa, aunque viva lejos de ellas. Las excepciones, la paciencia, las dosis extras y desinteresadas de cariño y amor, morderme la lengua siempre para ellas.

Encontrarme con esa persona. Y perdernos juntos.

¿Consejos para el año nuevo? En este caso paso de daros consejos, de esos que vendo porque para mi no tengo. Como bien rezaba en día de Navidad mi tía Marujita, Poca cama, poco plato y mucha suela de zapato. Claro que sí Tía. Para que se quedara tranquila le dije que ya no me dedicaba estos menesteres y la vi respirar tranquila clamando al cielo. ¡Dios bendito, gracias! Entiendo su alivio, faltaría más. Y respeto a pies juntillas el mantra de mi tía, pero añado A follar a follar que el año se va a acabar. Para Cataluña, Folleu folleu que el any s’acaba.

¡Feliz Año Nuevo y Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en escribenos@cosmopolitan.es