Los ex siempre vuelven…Cuando estás feliz

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

Hace unos meses os hablé del endémico fenómeno mundialmente conocido como ghosting, que es cuando un tío (o tía) desaparece sin decir ni mu. Para vuestra sorpresa existe otro fenómeno diametralmente opuesto, y que yo llamo una auténtica hijoputada. Veréis que lo vais a entender enseguida, incluso os va a sonar porque fijo que lo habéis vivido en vuestras propias carnes de buenorra que tenéis.

Ubiquémonos amigas. Ya ha pasado tiempo pero la verdad es que lo pasaste muy pero que muy mal, fatal vamos. Cuentas en tu haber del desamor con incontables episodios Bridget Jones, ltros de alcohol corriendo por tus venas, te pusiste bien gorda de tanto jalar a todas horas, hasta fuiste al loquero a ver si te curaba lo tuyo y le diste la brasa a todos tus amigos llorando ¿Se me pasará? toda tú convertida en un paño de lágrimas. En fin, lo normal en estos casos.

bridget-jones--644x362

La vuestra fue una de esas rupturas en las que durante meses insufribles, no es que no quisieras, es que no podías verle al otro el jepeto ni en pintura porque todo era un drama. Tanto que tu ex se convirtió en el innombrable, como Lord Voldemort, el malo de Harry Potter, Solo con pronunciar su nombre se pueden ocasionar desastres épicos. Ni puedes ni hay que nombrarlo. Además del malo de la película, era la encarnación misma del mal, la oscuridad, el mismísimo belcebú. Por eso, porque era el señor de la oscuridad, su nombre no debía ser pronunciado. Estoy hablando ahora de Voldemort, no de tu ex, tampoco exageremos.

Pero bueno, gracias a Dios el tiempo pasa, te vas tirando a un montón de tíos para olvidarle y poquito a poquito, pasito a pasito, comienzas a ver las cosas desde otra perspectiva. Gracias al té de hoja de calendario -que no es otra cosa que el inexorable paso del tiempo- las heridas se van curando y tu carazón va sanando. Hasta que un día sientes que ya estás recuperada. Estás bien, te siente como renovada y en todo tu apogeo. Más guapa, más delgada o más gorda (según el caso). Tu self steem (que te ha costado tu fajo de billetes a golpe de sesión con loquero del desamor que está más chiflado que tú) se halla en sus máximas cotas de euforia y estás a tope de power a tope de energy.

como te sientes al repecto

Divina de la muerte y radiante porque además te has echado un novio nuevo que es un empotrador nato que te folla como los ángeles. Además es hipster, lumbersexual, o indie, culto, inteligente, interesante, divertido, limpio y aseado, sabe cocinar, es muy artista (canta o toca instrumento de macho rollo guitarra o batería, que eso a las tías nos pone muy cerdas), funambulista en sus ratos libres, domador de pulgas los fines de semana y por si fuera poco Dios además de dotarle con un gran intelecto y un multi pase con el que te lleva a conciertos cool, exposiciones trendy, catas de vinos para foodies, museos para gente culta y toda suerte de eventos chic en la ciudad, también ha tenido la cortesía de premiarle con una polla masiva que es como una Black and Decker y una lengua viperina con la que te corres cada vez que te come el chochete. No como el otro que se pasaba el día en alpargatas y calzones mirando a las musarañas,o peor aún, viendo la puta televisión. Vamos que estás feliz, coño.

De lo vuestro ya han pasado, no sé, digamos que dos años como mínimo. En este punto he de decir que que el tipo de hombre (existen casos de mujer, pero ahora estamos hablando de hombres) que realiza este movimiento post ruptura vencido ya el decente periodo de tiempo en el que las reconciliaciones, los arrepentimientos y los polvos sucios que surgen cuando quedáis para hablar, los romanticones también y las recaídas son habituales, es un hijo de la grandísima puta. Ya hija, la suegri (bueno, ex suegri) no tiene nada que ver la pobre, con lo bien que os llevávais. La mujer te trataba como a una hija.

Y de repente, ahora sí CUANDO MENOS TE LO ESPERAS, viene el hijo de puta de tu ex novio y HACE SU ESTELAR ACTO DE PRESENCIA EN TU VIDA. Con el único objetivo de volver a jodértela, que no te quepa la menor duda guapi. ¡Más majo el chaval! Sí sí si, como lo oyes. El tío lleva como un lustro missing in combat, él haciendo su vida, tú la tuya. A estas alturas tú ya te has olvidado de él completamente y tachan tachan, al igual que el fantasma que se marca una de ghosting (las nuevas bombas de humo de las relaciones incipientes), el innombrable va y pimba, reaparece y se planta en tu vida. Back from outer spice. Tendrá cojones.

Breves apuntes sobre ellos

Parece que los cabrones tienen un sentido del olfato muy agudo, porque es que huelen cuando alcanzas tu merecido estado de bienestar, tras un largo periodo de tiempo sumida en la mierda más absoluta. Han quedado atrás los malos tiempos, esos en los que solías pasarte toda la puta noche llorando y te levantabas al día siguientes con los ojos rojos e irritados de tanto llanto.

Con ese hocico suyo con el que tantas veces acariciaba tus partes bajas, ahora huele que estás feliz, que tus lágrimas ya no son suyas, que sus fantasmas dejan de acosarte por las noches, que hace mucho que ya no te masturbas pensando en él y que los latidos de tu corazón ya no teclean su nombre. Pues va ser que la cosa no les hace ni puñetera gracia, parece que tu felicidad les jode enormemente. Entonces se les enciende una bombillita en la mollera y piensan sádicamente Ay, ¿qué tal estará fulanita (osea tú). Voy a llamarla a ver qué tal anda (y así de paso le jodo la vida un poco. Otra vez).

Así es como un buen día te encuentras con una llamada suya o una inesperada visita domiciliaria. Con el teléfono siempre puedes hacerte la loca, pero la inesperada visita es más jodida de gestionar. Molaría que hubíera un curso preparatorio para estos casos, pero no lo hay. Hay que joderse. Lo ideal sería que le cerraras la puerta en todos los morros, pero esta maniobra no te saldrá en esos momentos porque estarás completamente bloqueada y no te funcionará ni una neurona.

¿Y ahora qué adoradas mías? Escuchad a este torbellino y hacedle caso.

¿Por qué? ¿Qué coño quiere?

Pues el tuyo maja, y mayormente estas son las opciones posibles:

*1 Se aburre y quiere marearte.

*2 Lo ha dejado con la novia, seguramente ella le ha dejado a él. No es Tristón, el perrito de los ochenta, así que no tengas piedad. Que no te ablande el corazón.

¿Le han echado, no le quieren, pobrecito qué va a hacer, busca a alguien que lo cuide y lo pueda comprender; El innombrable sólo quiere un amiguito, un hogar y mucho amor? No me creo nada, pero aunque sea verdad no serás tú quien le ofrezca cobijo ni emocional ni entre tus piernas.

*3 Está calent, le pica la polla y quiere que tú se la rasques.

No no no, don’t phunk with my heart.

*4 Quiere averiguar si sigues chiflada por sus huesos. Necesita de tu amor para sentirse más seguro, más machote, más hombre. El innombrable se cree que la vida escomo el día de la Marmota y no se da cuenta de que para ti lo vuestro ya es agua pasada. Como dice mi madre, agua que no has de beber…déjala correr.

Sean los que sean los motivos, no caigas. Tú ni puto caso, me oyes, ni putísimo caso. Como el que oye llover. Paso de tu culo fulano, Paso de tu culo. 

CULO

Ríete, sonríete y sonríele al mundo, a él también, que no se sienta desplazado entre tanta risa. No seas desagradable con él que no se lo merece, pero mándalo a la mierda y hazlo estoicamente. No le mandes a la mierda con demasiado  interés y nada de mostrar tu indignación ante su pueril maniobra de reaparición de entre los muertos así de sopetón, sino en plan chill out y relajadísima total de la vida, que eso es lo que más jode. Ni se te ocurre encabronarte, alzar la voz, decirle del mal que tiene que morirse, perder los nervios o comportarte como un basilisco en plena contienda, No no no no, no, no, de eso nada monada. Mantente digna coño. Como quien no quiere la cosa le espetas:

-Ay fulanito, qué tal, cuánto tiempo sin verte! No te he reconocido la voz, no he caído al principio. Hace tanto tiempo de aquello que ni me acordaba. ¿Decías de quedar? Sí claro, pero ando liadísima, ya sabes. Ya cuando esté más libre nos vemos, si eso. Ahhh y así te presento a mi novio. Por cierto ¿Te acuerdas cuando me dijiste que esperabas que encontrara a alguien que me diera lo que tú no podías darme? Ya lo he encontrado. Era un orgasmo. Hasta luego fulanito,   

Solo para tu información, no olvides alma de cántaro que si ya te dejó tirada una vez como una lechuga, no tengas ni media duda de que lo volverá a hacer si le pones la oportunidad en bandeja. Si te lo hace una vez, shame on him como se dice en los Sates. Si te lo hace dos veces, shame on you baby.

shame-on-you-teresa

Pero tranquis troncas, ya se encargará de él el karma, que de ese no se salva ni Jordi Hurtado. Recuerdo yo uno de estos mezquinos especímenes. Después de un año, el muy (me muerdo la lengua que luego mi madre me riñe por soltar tacos) me decía que le jodía que no siguiera enamorada de él. Te dedico este temazo, sin acritud eh. No sé por qué cada vez que la escucho me acuerdo de ti. Igual hasta te gusta.

Lo bueno de todo aquello es que ahora mi corazón es indestructible. Soy la Wonderwoman del amor. Mirad lo que hago.

wonderwoman

“¿Sabéis lo mejor de los corazones rotos? Que solo pueden romperse de verdad una vez. Lo demás son rasguños”- Carlos Ruiz Zafón.

Lo que reza la leyenda de que los ex siempre vuelven es cierto. Para tu particular congoja, no siempre cuando tienes el corazón desahuciado y el lodo te llega hasta el cuello. A veces, casi siempre, estas reapariciones estelares ocurren cuando menos te lo esperas. Cuando estás en la cresta de la ola, él reaparece para verte caer y naufragar. Y joderte la vida, otra vez. Por Dios no te bajes y sigue surfeando sobre esa gran ola. Olvida la que dejaste atrás.

Por cierto, fuck you Trump.

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en escribenos@cosmopolitan.es