Las mejores aplicaciones para el ligoteo. Y el folleteo, claro

Hola Mis Chic@s Molon@s!

Cuánto ha llovido desde los tiempos de mi tía Isabelín, que en paz descanse. Mi difunta tía era todo un personaje, poca broma. Ya os he hablado alguna vez de ella., y si levantara la cabeza y viera como su sobrina habla de ella en este desvergonzado blog creo que la volvía a palmar. En fin…

Pues bien, en los tiempos de la tía Isabelín (ella decía que era tía de todo el mundo que quisiera que ella fuera su tía), es decir, los mismos tiempos mozos de los que os habla vuestra abuela, no se ligaba, se festeaba. El caso es que la tía Isabelín se casó con un buen mozo,un hombre de buena pantorrilla, mi tío Pepe. Pero antes de ponerle el anillo en el dedo, él la estuvo rondando un buen tiempo. Iba a verla cada tarde a casa, pero la verja siempre se interponía entre los dos. Cuando comenzaeon a quedar iban al cine, o a la cafetería, pero siempre les acompañaba la tía Joaquina. La pobre se quedó para vestir santos y siempre, siempre se sentaba en el medio. ¡Así cualquiera follaba, pobres!

asi-se-ligaba-cuando-no-existia-tinder

Siglo XXI. Año 2016. Un siglo después el percal es bien distinto. Yo no sé si en mis tiempos corro mejor o peor suerte que mi difunta tía Isabelino. Lo que está claro, es que hoy en día esto del ligoteo y el folleteo es mucho más sencillo que otrora. Y todo gracias a los GPS, la tecnología y el espíritu emprendedor de un porrón de salid@s cuyo misión en la vida es que tú y yo liguemos, follemos o encontremos el amor de nuestra vida.

Como dicen por ahí, el amor está en las apps. Las hay para todos los gustos y personalidades. Para los más guapos, para homosexuales exigentes, para los que quieren algo serio, para los infieles, para los que quieren casarse, para los que solo quieren follar,  para los que se han quedado prendado de ese o esa con el que se cruzan cada día. En fin, que por ahí, en la nube, hay apps para todos. Incluso hay una para ti, desconfiada.

Dime cuál es tu rollo y te diré cuál es tu app.

Para los clásicos

Tinder: La archiconocida aplicación no necesita presentaciones. La verdad es que Tinder tiene sus defectillos, para que nos vamos a engañar. Si llevas viviendo en otro planeta quien sabe cuánto y no sabes de qué va Tinder, ponte las pilas y lee cómo ligar en Tinder y no arrepentirte.

Badoo. Todo un clásico, de los primeros. Nació como una página web, para luego adaptarse a la perfección al móvil. Lo mejor de todo es que cuenta con 200 millones de perfiles en todo el mundo. Lo peor, que la gran mayoría son teenagers. Bueno, ni tal mal ¿no?. ¡Con lo que mola coquetear con ellos! El funcionamiento está hecho para tontos: te registras, subes un par de fotos y a ponerte morad@ a follar.

Para los más guapos

Caoba. Si eres un superficial y siempre buscas al buenorro del bar o la tía buena de la disco, más te vale estar buen@ tú también, sino ni de coña te aceparan en esta app de gente guapa y molona que te cagas. Si te duele la cara de ser tan guap@, en Caoba podrás flirtear con la gente tan  guapa como tú, esa gente que entra en las zonas VIP, viste de Armani y van a esos fiestones a los que jamás te invitaran si eres normal, medio-feo o feo.

Para las chicas, porque ellas mandan

Adoptauntio. Tal y como la web se define, el concepto de AdoptaUnTío.es es simple: basado en la inversión de roles, ha seducido ya a más de 12 millones de personas en todo el mundo, contando con el mismo número tanto de mujeres como de hombres. Aquí la mujer es la que lleva los pantalones y los hombres se presentan como productos. Nosotras nos paseamos por este mercado de hombres con un carro para llevarnos al que más nos guste. Los chicos se clasifican por sus cualidades o palabras claves: barbudos, tatuados, rapados, fofisanos, indies, rockeros, pijitos, hipster, fiesteros, latinos.

Que no te sorprendan reclamos publicitarios del tipo Nueva colección (los nuevos), Nuestra Selección (los top de Adopta) o Productos de la Región (por comunidades). Es un escaparate de tíos en el que las féminas tienen el control y los meten en su carrito de la compra si les gustan. Así, tal cual. Como Antonia de L’Atte que encontró en la sección del pescado. Y lo compró.


Antonia DellAtte – He comprado un hombre en el… by diazepan11

Yo lo pobré hace unos años y el resultado fue un precioso amor de festival.

Muapp. Sus creadorAs dicen  «Hemos creado el ‘Tinder’ que nos hubiese gustado tener». Las usuarias son las que llevan los pantalones, las que mandan, las que deciden qué hombres pueden entrar. Además, para que ellas decidan con quién quieren invertir su tiempo, les dan información sobre las intenciones de sus pretendientes. Nuestras amigas y nuestra madre no tendrán que preocuparse de las intenciones que ese chico tiene contigo, porque Muapp lo hacer por ellas. Así sabemos con cuántasssss otras chicas está hablando el que nos mola.  ¿A qué mola?

muapp

Para los gays exigentes ( o no tan exigentes)

Grindr. Como buena mariliendres, esta es la app que más curiosidad me despierta de todas, flipo cuando cotilleo la ardiente mensajería que mantienen mis amigos gays. Grindr es la aplicación de lo más lúbrica del mercado y se fornica a todo tren. ¿Por que? Pues muy sencillo, porque los dos son hombres.

Te la bajas, pones fotos de la cara, el culo, el pene o la tabletita del susodicho (cuanto mas cerdas y explicitas mejor) y en menos que canta un gallo hay una cola de al menos 15 hombres que quieren roce contigo y “comértela” literalmente, o que se la comas, y metértela literalmente, o que se la metas hasta por las orejas. Aquí, mariconadas las justas. Los grinderianos se preguntan y se informan mutuamente sobre el tamaño de sus vergas, las cosas que hacen o no hacen, sin entrar en temas más profundos. Si cuadran los gustos y gusta la foto, la conversación se torna calentorra a más no poder y no suele durar más de media hora. Un amigo usuario me cuenta Como comprenderás chata, no se trata de saber si te gusta Dickens o Tolstoy, simplemente es follar. Chinpum. 

Para los que les van los tríos

3nder. Esta es la tuya si lo que quieres es que te coma el tigre y de paso conocer a solteros o parejas de mente abierta; heteros, gays, bisexual, polisexuales y pansexual. Ya os estáis haciendo la pocha un lío, que os conozco. No se trata sólo de tríos y orgías (que también), se trata de sentirse cómodo con la propia sexualidad.

Para los románticos

Happn. Esta app romanticona, con un millón de usuarios más o menos, está diseñada para ligar con gente con la que te cruzas por la calle o se pasea por los mismos barrios por los que tú te paseas. Contacta ya de una vez por todas con ese chico que ves cada día coger el autobús mientras te tomas ese café que siempre te sirven demasiado caliente. Sin él, las mañanas serían tan distintas. Atrévete, da el paso y bájate Happn. Yo lo use en Madrid hace cosa de un año y me salió el tiro por la culata. Un niñato pijo que trabaja en EY. ¿Ey? Eso mismo le dijo. Ernst & Young. Será panoli. Atended a la historia.

Para las lesbianas

Brenda y Wapa. Ellas no van a ser menos y las que prefieren estar con chicas también tienen su nidito de amor en la nube. Estas dos apps son como Grindr, pero solo para chicas que lo quieren pasar bien con otras chicas y organizar pijama parties en las que pintarse las uñas, ver pelis moñas y de llorar, y hacer la tijereta.

Para los más vagos

Wanty. Es una app para conocer a gente que está de fiesta en el mismo local que tú. No tienes ni que moverte. ¡Planazo!

Par los que buscan algo serio

Meetic. Una de las más populares. El flirteo es el principal objetivo de esta aplicación -que también tiene versión web-, pero también la búsqueda de una pareja estable o simplemente una amistad., un volver a empezar.

Para los que quieren casarse, lo vuestro eson las agencias moviles.

eHarmony y OKCupid. Chico conoce a chica, se gustan, se enamoran, se vuelven rematadamente insoportables ante los demás. ¿Qué sabrán los demás? Lo que les pasa es que tienen envidia. Esta bien. Sigo. El muere de amor por ella, le compra un pedrusco, hinca rodilla, ella grita OMG, dice que sí, hay boda (boda no, bodorrio, ¡qué cojones!), hijos, perros, bla bla bla car. Si este es tu rollo, esta es tu app. Deja de buscar en las demas apps, esas en las que solo quieren follarte, usarte para después tirarte como si fueras un pañuelo lleno de mocos. Tú no quieres eso, tú vas en serio. El Cupido de las redes y sus aplicaciones también, así que haceos coleguitas.

Con un registro bastante más coñazo que el resto (normal, no buscas un mísero polvo, te vas a casar!!) ambas te piden hasta la partida de nacimiento. No digas mentirijillas, o estarás jugando con los sentimientos de los demás, que si creen en el amor verdadero y confían ciegamente en que una aplicación lo va a encontrar por ellos. O lo que es peor, echarás por la borda tu futuro con el que puede ser tu marido para el resto de tu vida. (No juegues con fuego)

cupido1

A ver a ver, a quien le jode, alegra el día hoy.

Para los infieles

¿La aventura es más divertida si huele a peligro? Para Ashley Madison sí. Solo el reclamo publicitario da risa: La vida es corta, ten una aventura. Esos malditos que engañan a aquellos con los que han decido libremente compartir su vida no merecen mis respetos. Y enciman vienen estos a animarles y ofrecerles un espacio ¿seguro? en el que zorrear con otros casados indecentes.

Para los del montón

POF: Su registro es el más complicado de todos, peor que hacer un máster. Tendrás que hacer unos test de personalidad, autoconfianza, dependencia y autocontrol para conocer compatibilidades entre posibles parejas. Los del mar lleno de peces dicen tener más de 50 millones de solteros en su base de datos, así que hay probabilidades altas de encontrar algo que no sea pescado pasado. Si con POF no follas, es porque no quieres. Encontrar el amor ya es otra cosa mariposa. ¿Quién dijo que encontrara a ese alguien especial fuera fácil?

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en escribenos@cosmopolitan.es