¿Estás pensando en volver con tu ex? ¿Estamos locos o qué?

¡Hola Mis Chicas Molon@s!

“Tu problema, querid@, es que te imaginas que los ex son lo que te imaginas que son y no ves lo que son.  

– ¿Y qué son?

– Tractores, mi vida, tractores, mira los surcos que dejan. Mientras tú lloras, ellos ya le están haciendo llorar a otro.”

 En verdad este es Ray Loriga en ‘Ya solo habla de amor’. He sustituido mujeres por ex.

¿Te has planteado volver con tu ex? ¿Estamos locos o qué? Ni hablar del peluquín.

acheBueno vale, a veces una ruptura puede ayudarte a verlo todo con más claridad, a apreciar lo que tienes y darle la razón a ese trovador romántico a morir que canta aquello de que nada más amado que lo que perdí. Pero no todas somos Lucía, ni todos son Serrat. Otras veces, las más diría yo, lo mejor es no volver a ver a esa persona jamás en tu vida. Me has oído bien, jamás en tu vida. Si sigues erre que erre con volver a sus brazos, solo te digo que tengas cuidado y que te protejas. No hace falta que te recalque – o sí- que estás adentrándote en terreno pantanoso, muy pantanoso.

Después de una ruptura, puede que te vuelvas muy fan de Mecano y pienses que la fuerza del destino os hará repetir. Déjate de letras prodigiosas, que eso era en los años de la movida.

Es inevitable que después de tiraros los trastos a la cabeza y dejarlo, te pongas excesivamente romántico y te dé por esa estúpida mamarrachada de querer volver con tu ex. Es natural y humano acordarse de lo maravillosa que era todo, de la envidia que despertabais allá por donde pisabais (o eso pensabais), volver a saber lo que se siente cuando alguien a quien tú quieres te quisiera también. Como no, dormir acurrucaditos, follar como bestias pardas y cuidar el uno del otro. También el sexo dulce de los primeros compases y el sexo animal de reconciliación de vuestras omnipresentes broncas. El mismo olor, la piel de siempre, el sabor de unos besos conocidos, eso no tiene precio.

Pero en algún momento de lo que duró lo vuestro, las cosas dejaron de ser así, y de este modo comenzaba a mascarse la tragedia y se desencadenaba el fin del mundo.

rose¿Es que ya no te acuerdas del tiempo que hacía que no sentías nada al hacerlo con ell@ o de cuando ya no podías ni verle en los últimos episodios de la relación y ella no te tocaba ni con un palo de toda la vida, cuando ya no os tolerabais y la rutina se os hacía casi insoportable? Pues acuérdate amig@, acuérdate.

Según los expertos, que les encanta opinar de lo suyo porque pueden (mi madre, que aunque no sea experta en nada, de todo entiendo, y por ende, de todo opina), debemos meditar la decisión de volver seriamente. Yo te digo que hagas un DAFO, que lo consultes con la almohada y que dejes de colocar a tu ex y vuestra relación en un pedestal. Deja de idealizar o cometerás las mismas cagadas de otrora. No te olvides que por algo el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra.

olvidate-de-miLa psicóloga Mila Cahue, y autora del libro Amor del Bueno (JdeJ editores), que solo con el título me conquistó, afirma que lo importante es  «no volver a equivocarse por segunda vez por confundir la comodidad de que nos conozcan bien con el amor verdadero, o porque es muy cansino conocer a gente nueva todos los días, por ejemplo».

Algunos recaen, y aferrándose a ese rayo de esperanza que supone “lo que tuvimos“- sea lo que sea que eso fuera- a veces es suficiente para volver a arrejuntarse con el o la ex. Las historias compartidas y esa incuestionable sensación de facilidad para con el otro, o saber que ya conoces las intimidades de esa persona y sabes a ciencia cierta que no habrá sorpresas. Servidora opina que ahora no toca ser blando y dejarse llevar por esa memoria selectiva que únicamente recuerda el ying, lo que toca es relativizar y analizarlo todo con un poco de frialdad, para que no pienses erróneamente que todo el campo es orégano y que cuando estabais juntos todo era de color de rosa y tu vida era Mágica.

Ubícate, toma nota y procede según convenga.

  1. Si tú me dices ven, ¿lo dejo todo? No lo veo tan claro. Si tú mueres por volver y a él o ella como que ni fu ni fa, déjate de tonterías. Solo quiere entretenerse, follar y estará contigo hasta que encuentre algo mejor. No le des ese gusto, leñe.
  2. ¿Llegar y besar el santo? No Way José. Tampoco te pienses que eso de recuperar a tu ex va a ser coser y cantar. Si él o ella las pasó putas cuando decidiste dejarle tirado como una apestosa colilla por es@ compañer@ de trabajo tuy@ de estilismo gafa-pasta, tan guap@, tan intelectual y tan maj@, quizás no se fíe de ti. No sé, piensa que igual ya no te guarda luto, ha rehecho su vida, se ha echado una novia más guapa que tú o un novio con la polla más grande que la tuya, o directamente se ha ido a vivir al extranjero y pasa de ti.                                              3. Si piensas que el otro va a cambiar, déjalo estar. No lo creo. La gente no cambia, al menos no a mejor. Qué manía tenemos (sobre todo las féminas) con cambiar a la otra persona, convendrás. Si estás con alguien pero siempre andas con la cantinela de Es que tienes cambiar, creo que has de replantearte seriamente eso de volver, y acabar de una vez por todas con esa manía persecutoria tuya de cambiar a l@s novi@s. ¿Tú quieres cambiar a tus amigos? ¿No verdad? Además sería imposible. Pues l@s novi@s igual. Aunque tú te creas que le has cambiado, siempre a mejor claro, en algún momento, en algún lugar, cuando menos te lo esperes, volverá a las andadas. Amig@, la cabra tira al monte. Digo yo que si retomas el contacto con esa persona, tiene que ser precisamente porque te gusta cómo es, con sus luces y con sus sombras, con las esas cositas que tiene que te vuelven loc@ y esas que te ponen de los nervios y l@ matarías. «No podemos volver a machacar a nuestra pareja para que cambie o sea de un determinado modo, o haga las cosas de esa otra manera que a ti te parece que es mejor» afirma Cahue.
  1. Las recaídas. No te desanimes con las recaídas. Son necesarias e inevitables, son parte de la vida. No te castigues más de lo necesario y tras cada cagada, digo recaída, recuerda QUE HICISTE TAAAAN BIEN, que nunca hay que mirar atrás con ojos nostálgicos por mucho ataque nostálgico que te dé y por muy sol@ y miserable que te sientas.

5. Cuernos. Si la primera vez que lo dejas con tu ex fue después de enterarte de que te había puesto los cuernos, déjate de medias tintas. Si lo dejáis, déjalo y no mires atrás. Si resulta que eras una floja, te pica y quieres que tu ex te rasque y continuáis quedando de vez en cuando para follar, yo no me volvería a “hacer novios” porque volverá a ponerte los cuernos. Te lo aseguro. Al final se echará un@ novi@ y te volverá a dejar tirad@ como una colilla apestosa. Si te engaña amig@, no te quiere. Si te engaña dos veces, la culpa es tuya. Eres un poco pringada@.

De todas formas amig@, no hay soluciones universales ni antídotos milagrosos para resistirte a esta plaga de imposible exterminio. Los ex – todos tenemos uno- son esos antiguos y amantes bandidos, esos malditos canallas cuya misión en el planeta Tierra es amargarte la existencia y joderte la vida. Contra estos enemigos públicos e imbatibles no hay nada que hacer. Sólo importan los ovarios y las pelotas que tengas, una seguridad en ti mismo a prueba de bala y un orgullo titánico para demostrarle en todo momento que se acabó.

Pero sobre todo no te olvides de demostrarle que te la trae al pairo, pues no hay mayor desprecio que no hacer aprecio. ¿Sí o no? A mi juicio, estas razones deberían ser más que suficientes para sacarte de la chola esas absurdas e ilógicas ganas de volver con cualquiera de los ex que hayas coleccionado hasta hoy. Si decides pasarte por los mismísimos todo lo que he suscrito, esto no habrá servido de nada y tu volverás a los brazos con alguno de ellos. Sinceramente, te deseo lo mejor. Solo espero que no se cumpla mi profecía, que no es otra que en algún momento, en algún lugar, cuando menos te lo esperes, zasca, acabarás entendiendo por qué os separasteis la primera vez.

P.D.: Pasa de tu ex y lígate a un yogurín. O a Brad (Pitt, por supuesto), que vuelve a estar en el mercado, ese que ya no está tan mal.

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en escribenos@cosmopolitan.es