Llegar y besar el santo

¬°Hola Mis Chic@s Molon@s!

Lo mío con el rockstar ha sido llegar y besar el santo.

kiss

No me pregunt√©is c√≥mo puede ser, simplemente ha ocurrido as√≠. Ni yo me lo creo.¬†Os cuento c√≥mo se sucedieron los hechos y las dos citas que nos dimos. Aunque la palabra cita me resulta un tanto demod√© y una cursiler√≠a de¬†mucho cuidado. Mejor hablemos de encuentros o quedadas.¬†Quedamos a las ocho en un bar al lado de mi nuevo hogar. Era un bar de rockabilys, de esos en los que s√≥lo puedes esperar escuchar m√ļsica rock muy molona. Eligi√≥ ese sitio porque me pillaba cerca de casa y porque √©l hab√≠a tocado ah√≠ alguna vez. Es el guitarrista de una banda local de rock alternativo.¬†La primera impresi√≥n fue muy buena, casi impecable dir√≠a yo. Me salud√≥ con un impetuoso abrazo. En cuanto le vislumbr√© pens√© ¬ęVaya, no est√° nada mal el colega¬Ľ. Despu√©s de entablar las primeras conversaciones ubic√°ndonos mutuamente, me dijo que nuestro Uber estaba fuera esper√°ndonos rumbo a nuestra nueva localizaci√≥n. ¬°Me encantan las sorpresas!¬†Fuimos hasta un bar en el que hab√≠a comprado entradas para un espect√°culo.

Cuando nuestro taxi se detuvo, os doy mi palabra de honor de que sali√≥ del coche y me brind√≥ su mano para salir. Aquello me descoloc√≥ un poco, pero la imagen de ese rockstar mostrando su lado m√°s caballeroso y rom√°ntico me enterneci√≥. Una vez dentro del bar¬†coincidimos con un amigo suyo. Hubo un gesto que no s√© c√≥mo tomarme, me gustar√≠a saber vuestra opini√≥n. Digo yo que se estar√≠a haciendo pip√≠ o lo que sea y tuvo que retirarse al ba√Īo. Antes de irse le dijo a su amigo ¬ęCuidala¬Ľ. Me adentro en mis tiempos mozos y recuerdo que en aquel tiempo era m√°s mo√Īas que ahora y esas palabras, -que implican cierto sentimiento de propiedad- me hubieran parecido retorcidamente rom√°nticas. Pero ahora soy una tipa dura y ya no me la dan con queso. Ja. Aquel Cu√≠dala me pareci√≥ caballeroso, pero al mismo tiempo me dio qu√© pensar. A m√≠ no me tiene que cuidar nadie y menos el colega de un tipo que acabo de conocer. Pero luego sabr√≠a que debajo de esta pinta de rockero canalla, este portento es todo un aut√©ntico gentleman, de esos que no quedan. Y un rom√°ntico. Y un fucker. Por supuesto, que os pensabais. No hay que perder un minuto….que se nos escapa la vida entre las manos. Cuando tengamos 80 a√Īos nadie querr√° follarnos ni tendremos el chichi para fiestas. Aprovechemos mientras podamos. Como putas por rastrojo.

comoputaxrastrojo3

¬ŅMola la foto eh? Prosigamos. En alg√ļn momento de la noche empez√≥ a arrimarse m√°s de lo pol√≠ticamente permitido si lo que somos es amigos. Con estrat√©gica sutileza cada vez se acercaba m√°s a¬†m√≠. Me rozaba con el brazo, luego con la mano y luego con la polla. Lo de la polla¬†es broma. En fin, ocurri√≥ que empez√≥ a acercarse hasta que lleg√≥ ese momento en el que te miras a los ojos con alguien y los¬†dos sent√≠s lo mismo. Un calent√≥n tremendo; quieres que te coma el morro y besarle a la vez como si no hubiera ma√Īana. Y eso es exactamente lo que ocurri√≥. No se le pueden poner diques al mar. Sus labios estaban calientes, sus √≥sculos sab√≠an a Jameson`s y besaba rematadamente bien. Nos dieron las doce de la noche y el chupito de g√ľisqui¬†que me beb√≠ me estaba taladrando la cabeza a pasos agigantados. Tuve un momento de lucidez y decid√≠ irme a casa. No quer√≠a pasear a mis abuelitos octogenarios por la ciudad de Chicago con una resaca de infarto.

hangover

Mi rockstar me acompa√Ī√≥ hasta casa y antes de quedarme dormida al tel√©fono me dijo que le gustaba. Al d√≠a siguiente me despert√≥ con un Buenos d√≠as Miss Sunshine. Para esa¬†noche del viernes me hab√≠a preparado un planazo. Poca broma. Se estrenaba el disco de una banda local de Chicago en el Music Box Theatre, que tambi√©n sale en la pel√≠cula Alta Fidelidad. Pero llegamos tarde, nos entretuvimos comiendo ceviche y tacos, y bebiendo margaritas mientras yo le averiguaba indiscretamente la vida. Descubr√≠ que no se droga, que hace voluntariado con personas sin techo, que tiene un perro al que adora y que quiere recorrer el mundo. Tambi√©n le pregunt√© que si tuviera que elegir un solo sitio de Chicago cu√°l escoger√≠a. Entonces se le ilumin√≥ la cara y me dijo ¬ęYa lo tengo, te voy a llevar a un sitio. Cuando lleguemos quiero que me digas si te ha sorprendido o no, quiero saber si he sabido escucharte. Y entonces me llev√≥ aqu√≠.

Flipé, casi lloro. Fue emocionante escuchar jazz en directo por primera vez en mi vida en un sitio tan genuino. Me cogía de la mano mientras compartíamos mesa con una pareja bastante graciosa. Yo estaba ensimismada con el show y se me encogió el alma al escuchar esos acordes que casi dolían. No sé si lo sabéis, pero The Green Mill es el garito donde el malote de Al Capone se escondía en sus tiempos mozos cuando intentaba escabullirse de la policía federal. Este es uno de esos sitios que salen en las películas y por el que definitivamente hay que dejarse caer si no se quiere pecar de ignorante.

Después de la experiencia jazzística nos chaparon el garito y fuimos rumbo al siguiente bar. Era un local de ambiente que por suerte ya había bajado la persianas. No se me ocurría mejor forma de poner un broche final que estuviera a la altura que estrenándome en este nuevo continente en los brazos de Troy. No he tenido más remedio que hacer el amor con él. Y así es como he experimentado mi primer polvete en territorio yanqui y me he vuelto loca cabalgando sobre esta estrella del rock. Que como toque la guitarra -todavía no he tenido el placer de verle tocar en directo- como me tocó mis cuerdas, viva la madre que lo parió y God bless America!

Aunque siempre hay un ¬†peque√Īo pero. Se me ha embalado un poco, supongo que son culturas diferentes. Me ha sabido mal tenerle que decir lo que le he dicho, sobre todo porque no quisiera ofenderle. Con todo el tacto y el cari√Īo del mundo le he dicho que quiero seguir conoci√©ndole, pero que acabo de llegar a la ciudad del viento (hoy hace una rasca de pelotas), que todav√≠a estoy aterrizando y que est√° yendo un poco demasiado r√°pido para m√≠. Como me dice una buena amiga vasca, ¬ęnada de embaladas, que est√°s t√ļ muy buena para que te echen tan r√°pido el lazo.¬Ľ No lo digo yo, no pens√©is que soy una flipada. S√≥lo copio y pego.

¬ŅCu√°l ha sido su respuesta? He quedado¬†gratamente sorprendida. El t√≠o es listo. ¬ęTranquila, sin agobios. Recuerda mi regla n√ļmero uno: sin expectativas.¬Ľ Eso me ha tranquilizado y desde entonces no me ha dicho ni mu. L√≥gicamente la pelota est√° ahora en mi tejado,¬†as√≠ que ma√Īana le voy a invitar a tomar un caf√© un d√≠a de esta semana y a visitar el Museo de Arte Mexicano que hay en un barrio muy cerquita de mi casa. Me apetece mucho pasear con √©l. Y de paso, ense√Īarle lo que vale un peine.

¬°Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, S√ďLO EN EL AMOR, LA M√öSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPA√ĎEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Cont√°ctame en escribenos@cosmopolitan.es