Gracias por venir

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

Hoy hace dos años y unos cuantos días que nos conocemos. Las fechas para mí nunca han tenido demasiada importancia, pero ya que estamos, que por aquí cumplimos años (que dicen que es lo importante) celebrémoslo juntos. Con una botella de champagne del caro, en buena compañía y con un cumpleaños feliz. Para la canción he escogido a una de mis sex symbols preferidadas. Boop Boop a Doop! Adelante, querida.

Este manual para chic@s molon@s nunca ha tenido más pretensiones que haceros reír, que tod@s aprendan un poquito (porque no soy maestra de nada ni lo quiero ser) y emocionaros si la ocasión lo merece. Espero haberlo conseguido aunque haya sido un poquito.

Desde este blog sin pretensiones os doy las gracias por estar ahí después de tanto tiempo. O daros la bienvenida si acabas de llegar. Bienvenid@s, bien hallad@s.

Antes de dejarme caer por aquí escribía en mi modesto blog de wordpress, y ahora puedo compartir mi vida con todos vosotr@s. Nunca pensé que me dedicaría a contar mis cosas y compartirlas con los demás. Pero sobre todo, jamás creí que le interesara a tanta gente. De nuevo, gracias. Muchísimas gracias. De corazón.

No sé si siempre lo notáis, pero os doy mi palabra que siempre os escribo con el corazón. Me río yo sola como si estuviera chiflada rescatando momentos de Terra Trágame. Otras veces me sonrío recordando anécdotas que luego os cuento para que os riáis conmigo y de mí, por qué no. A veces me emociono y reconozco que incluso lloro cuando cuento los malos momentos que alguna vez viví. Afortunadamaente fueron pocos y sobreviví. Como tod@s habéis sobrevivido. Porque el tiempo todo lo curo, porque tu amig@ tiene razón cuando te dice eso de “te prometo que se te pasará” aunque tú no lo veas nada claro. Porque a todos se nos pasa tarde o temprano. Porque más se perdió en Cuba y porque en peores plazas hemos toreado.

Se me pone la piel de galllina cuando busco como una loca y al final puedo escuchar esas canciones que forman parte de mi vida. Me tiro el rato que sea necesario hasta encontrar la foto perfecta para ilustrar exactamente lo que quiero transmitiros. Y en muchas ocasiones recurro a mis amigos de Facebook para que los más cinéfilos y melómanos me ayuden con los fotogramas perfectos y las mejores canciones.

Gracias a todos por hacer posible este blog del que me siento muy orgullosa y que lleva un nombre que me define a la perfección. Pepita La Nuit. Pepita, así me llaman mis amigos y pequeña, imperfecta pero insuperable familia. La Nuit, donde me muevo como pez en el agua. Un blog que no va sólo de sexo. Este es un blog de creencias, de preferencias, de lo que me gusta, de las cosas que importan, de lo que me irrita y me avergüenza, de lo que me hace reír y de lo que me hace llorar. De las cosas sin las que no podría vivir. Ni querría vivir sin ellas.

Va de sexo y de mucho más. De los viajes que me pego siempre que puedo.

De las noches irrepetibles que nunca, repito nunca, quiero que se acaban.

De follamigos que son más que amigos pero menos que un amor.

De relatos salvajes.

De la gente que vale la pena. Y de la gente que es irrepetible y única. De esos amigos que lo valen todo.

De historias para no contar y que acabo contando.

De pelis malas.

De cómo alguien que no esperaba me hizo sentir más de lo que esperaba.

De coqueteos y del wildside de la vida. Y del todavía más wildside.

Del verano y de su magia. De los fines de año, que uno más es uno menos.

De cómo fui una voyeur y me quedé mirando cómo otros follaban.

De cómo otros fueron voyeurs y me vieron follar. Pero yo no lo sabía.

De esos amores que se convierten en el peor desamor de tu vida. Y hacen que llores lágrimas… negras.

De lecciones de vida. Lecciones para toda la vida.

De las moñerías que se hacen por amor. Y que son una maravilla.

De historias pendientes. Polvos y cosas.

Este blog va de todo lo que yo soy y, si sabéis leer entre líneas, de lo que no soy y me gustaría ser. Va de disfrutar al máximo la vida, de darle un bocado y un trago muy largo, porque la vida no hay Dios que la alargue. Eso dice mi ya amigo Miguel Ángel, un enfermo terminal de cáncer de páncreas que está en las últimas y tiene más ganas de vivir que mucha mucha gente que conozco. Manda huevos.

Este blog va de no pasar por la vida de puntillas, de darlo todo, de arriesgar, de saber perder, de no quedarse con el “¿y si?” y la mosca detrás de la oreja, de no quedarse con las ganas de más y las ganas de menos. Va de querer, de no tener miedo, de atreverse. Va de valientes, de salir del armario, aunque afuera haga un frío de pelotas. De ilusionarse, de estar dispuesto, de decir NO si no quieres.

Creo que este blog va de la vida. Independientemente de lo que diantres sea la vida. Hay quienes piensan que la vida es un carnaval, otros que es un circo, otros que una lotería, otros lo definen como una gestión a la que hay que hacer frente. Sea como sea, la vida es sólo una y hay que cogerla por los cuernos. Como a los Miura. Y las dichosas infidelidades.

Y va de mejorar, de superarme a mí misma, de ser mejor en todo lo que haga. Una amiga muy especial me dijo algo que no me gustó. Me jodió, pero asumo que es la verdad. Y si tú lo piensas, imagino que habrá otros que piensen igual que tú. Mejoraré. Por mí, por ti y por el resto que deciden dedicar su tiempo a leerme y no lo dedican a otra cosa.

Gracias a tod@s por venir. Os haría el show, pero soy nefasta cantando y no sé contonearme subida a unos tacones ni tengo los movimientos graciles y el desparpajo de una vedette. Una lástima. Pero os dejo con ella.

Lo mejor, como siempre, está por venir.

Gracias por venir.

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en escribenos@cosmopolitan.es