Masturbando al prójimo

¬°Hola Mis Chic@s Molon@s!

¬ŅQui√©n no recuerda su primera paja? Bien dando placer, bien recibiendo placer. Han pasado siglos desde la primera paja de la humanidad y unos cu√°ntos a√Īos desde que nosotras nos estrenamos en este arte amatoria de la masturbaci√≥n al pr√≥jimo.

Yo ya ni me acuerdo de cuánto placer han repartido mis manos en forma de  pajas, pero sí puedo deciros que a estas alturas de la vida, las pajas están de capa caída, incluso algo descatalogadas en la vida sexual de muchos, como los radiocasetes, los coleccionables de kiosko o las cintas de vídeo VHS.

Personalmente, una vez metida en faena, no pierdo el tiempo con pajillas. Al lío: mamada o polvo. Querida paja, no te ofendas, pero te veo incompleta, te veo algo demodé para los tiempos que corren. Te falta algo.

No obstante, saber hacer una paja en condiciones no ocupa lugar. No s√©¬†por qu√© en este pa√≠s no se ense√Īa a damas y caballeros a masturbar al pr√≥jimo, pues es el cimiento sobre el que se construir√° el resto de nuestros conocimientos sexuales.¬†De hecho, hubo un tiempo ya muy lejano, en el que √©ramos j√≥venes, inexpert@s y m√°s estrechas que ahora, y la mamada era ir demasiado deprisa y echar un polvo eran palabras mayores. Ah√≠ es cuando empez√°bamos a coquetear con el sexo opuesto y hac√≠amos pajillas al que nos hac√≠a til√≠n. Aut√©nticas autodidactas fuimos, pues nadie nos ense√Ī√≥ a hacer una paja como Dios manda.

De cara a preparar a las nuevas generaciones de este nuestro país dentro de la élite mundial, me permito lanzar este comunicado a nuestros políticos.

Ministro Wert, ya que estamos, le ruego que adem√°s de meterse por donde le quepa y buenamente pueda la LOMCE, nos haga el favor de comentarle (as√≠ de t√ļ a t√ļ) a su amiguete Rajoy, que dejen de¬†tocarnos¬†los cojones (metaf√≥ricamente hablando) e instauren una nueva asignatura en secundaria, bachiller, y si me apura en la universidad. Haz el amor y no la guerra (HEAYNLG).

Ahora es cuando mi cabecita loca le da al modo Flashback, opción Dreaming y me imagino en clase de HEAYNLG. La profesora, la polémica Lisístrata, se dirige a mí y me pregunta a traición.

Pepita, ¬Ņhas hecho los deberes?

Sí claro, respondo yo.

Entonces la maestra Lisístrata, que no tiene un pelo de tonta, me responde:

Ve√°moslo pues. Lev√°ntate y hazle una paja¬†p√ļblica a Antonio y contin√ļa con Luis, al que practicar√°s una paja pies-cuamperfecta¬†para ver las diferencias entre ambas. (Por listilla).

Paja p√ļblica o indiscreta: Tambi√©n denominadas pajas saca-apuros, √©stas son de lo m√°s morbosas, porque el calent√≥n aparece sin avisar en el momento menos apropiado¬†y suele¬†pillar en sitios p√ļblicos.¬†Hablo de esas¬†pajas que se hacen en el cine, en el autob√ļs de la EMT, en el banco del parque o incluso debajo de la manta que te regalan en el avi√≥n. son r√°pidas, m√°s que nada porque el tiempo apremia.

Paja pies-cuamperfecto: Es una paja algo m√°s raruna que las dem√°s, pero existe. ¬°Pies, para qu√© os quiero! Pues para masturbar pene y test√≠culos. Usa¬†el dedo gordo o la planta del pie para masajear suavemente la zona y haz circulitos. No olvides hacerte la pedicura, exfoliarte, hidratarte, limar¬†asperezas y deshacerte de las durezas. Ah ¬°Y c√≥rtate las u√Īas!

La cubana: La cubana, como sabréis de sobra, consiste en frotar el pene entre tus pechos, que con ayuda de tus manos has de apretar para crear mayor presión y fricción. Puedes lubricarte el escote para que el pene se deslice por entre tus pechos como pez en el agua. No está de más  darle un poco de sexo oral. pues además de ponerle a cien, la saliva también hará que el pene se deslice fácilmente por entre tus pechos.

No obstante, la cubana es algo que pocas veces se nos pasa por la cabeza. La verdad, o tienes dos buenas razones, o la cubana puede no ser la mejor de las opciones masturbatorias.

Paja nana o enga√Īabobos:Cuando tu chico/amante est√° en celo y tu no tienes el chichi pa farolillos, paja nana o enga√Īabobos al canto para calmar su ardor sexual. Pero ojo, estas pajas no nos sales del coraz√≥n y suelen hacerse con mucha desgana, pero eso es lo m√°ximo que est√°s dispuesto a hacer por ese hombre, sexualmente hablando.

Paja compuesta: Esta paja hay que tom√°rsela con tiempo y hay que echarle ganas y dedicaci√≥n. Es justo y necesario deleitarse en el pene, subir y bajar, tocar¬†pene con pasi√≥n, palpar test√≠culos. Es la reina madre de las pajas, pues √©l est√° relajado y t√ļ tienes su tesoro en tu poder con todo el tiempo del mundo para hacerle gozar. Siempre ser√°s bienvenida si combinas masturbaci√≥n con sexo oral.

Paja final fant√°stica: En casos in extremis, cuando no hay cond√≥n, y √©l, en un acto de solidaridad inaudita decide cederte el puesto para que seas t√ļ la primera en tocar el orgasmo y √©l se conforma con correrse el √ļltimo, la paja final fant√°stica viene como anillo al dedo¬†como colof√≥n final despu√©s de la marcha atr√°s.

Y para terminar…

Aplicables a casi todos los tipos de pajas, aquí van los siguientes mini no consejos:

1. No te olvides de la cabeza. Es la parte m√°s er√≥gena y sensible de todo el falo. No te olvides, alma de c√°ntaro, de incluirla en la masturbaci√≥n. Aqu√≠ hay tener¬†m√°s cuidado que nunca. Sopla, da palmaditas o acaricia la cabeza con el dedo gordo. Insisto, ten cuidado. Aplicar un poco de lubricante reduce considerablemente algunos peligros. Otros son inevitables… Los protas hablan en italiano, pero creo que el mensaje queda claro.

2. Tampoco te olvides de los testículos. No es necesario que utilicéis los cinco dedos para masturbar el pene. Puedes dejar dos libres para jugar con ese par de huevos que seguramente estarán llenos de amor por y para ti. También tienes la otra mano libre para tocarles un poco los cojones.

3. Una vez llegues a ese momento en el que está apunto de eyacular y como pares te mata, mantén el ritmo de la masturbación, no aminores la marcha y sobre todo no pares hasta que él muera de amor.

4. Seg√ļn la posici√≥n de masturbado¬†(acostado, dentado o de pie), debes amoldarte y colocarte para estar lo m√°s c√≥mod@ posible. Tod@s sabemos que hacer una paja puede llegar a ser muy cansino si √©l tarda (m√°s de la cuenta) en eyacular. La mano empieza a doler, el brazo se te cansa, puede incluso gangrenarse¬†y t√ļ empiezas a¬†ponerte de los nervios¬†de tanto darle al manubrio, por lo que es importante estar agustito para evitar al m√°ximo el cansancio.

5. Mano firme para lograr una buena presión sobre el pene y que él note la fuerza de tu mano. No te descontroles, por favor, que no son las maracas de Machín.

6. Cuida el ritmo. Intenta combinar velocidades y presiones. Primero puedes ir suave sin ejercer mucha presión para después ir incrementando la presión. Acelera la marcha y masturba con más fuerza, luego más deprisa. Intenta acabar a toda mecha, que es como les suele gustar que termine una buena paja a la mayoría.

Sea como sea, y aunque no sean demasiado santo de mi devoción, a pelar rodillas. Que nadie se quede sin sus pajas.

¬°Feliz Sexo!