El mercado está fatal, pero fatal, fatal.

¡Hola Mis Chic@s Molon@s! Lamento comunicaros que estamos sumidos en una profunda crisis. Eso no lo puede negar nadie. Se masca la tragedia en la calle,en los mercados de valores y hasta en la cesta de la compra. Hay crisis por doquier. Crisis de valores, en la educación, en la sanidad, crisis en las esferas políticas, y sobre todo, crisis sentimentales. El mercado está fatal, pero fatal, fatal. El_mercado_esta_fatal-Alena_KH

Libro: ‘ El mercado está fatal ‘ . Autora: Alena KH

Mis amigas solteras son así: 1. Guapas no, tremendamente guapas. 2. Inteligentes no, inteligentísimas. 3. Con sentido del humor, del bueno. 4. Y cosa que no ocurre en todos los grupos, cada una es única e irrepetible. Una rubia, otra morena, una más alta, otra más pequeñita. Una de ojos azules, otra de ojos verdes y otra los tiene marrones. Una es más deportistas, otra más  culturetas y otra más clásicas. Como veis, cada una es de su padre y de su madre. A pesar de reunir todas las cualidades posibles, están solteras. Desde luego, están solteras porque ellas quieren y no aceptan conformarse con cualquier mindundi que las ronde. Pero entre tanto hombre disponible y dispuesto…¿Será posible que no haya uno para ellas? ¿Ni para mí? Estoy por desmelenarme y ponerme a cantar a lo loco para ver si hay suerte y llueven hombres.

La verdad es que no lo entiendo y sólo encuentro una explicación a esta tragedia sentimental del trepidante siglo XXI. El mercado de hombres está bastante jodido. Hay mucha tipo raro por ahí suelto y los buenos, desgraciadamente, ya están pillados. SI el mercado veinteañero ya estaba fatal en mis tiempos mozo, ahora que mi campo de acción suele ser los treinteañeros (como sabéis, de vez en cuando me gusta coquetear con teenagers) os doy mi palabra de honor de que el percal todavía está más jodido que otrora. Dicen que siempre hay un roto para un descosido, pero hay rotos y descosidos que no tienen remedio. Los solteros treinteañeros de hoy en día son de agárrate y no te menees. Para esta semana me he permitido hacer un breve sondeo del mercado masculino. ¿Quién no conoce a…?

El godzilla. A este tipo le han jodido sentimentalmente, pero es tan inmaduro que no lo ha superado todavía. Y se le ve a la legua. Es el enemigo público número 1 de Cupido, el amor y las parejas. Me atrevería a decir que es un tanto misógino y no sabe tratar a las mujeres.

godzilla Pilla a veces, menos de lo que su hombría está dispuesta a aceptar, porque suele ser muy de  Parchis, se come una y cuenta veinte. No es de extrañar pues que ande más salido que el pico de una plancha hirviendo, se beba hasta el agua de los floreros y quiera meter el pito en cualquier orificio femenino. Es el típico malote que nos gustaba de pequeñas, pero ahora, que ya no tenemos veinte años y no nos la dan con queso, este perfil de idiotas sólo atrae a mujeres con la autoestima baja.

El Bollicao: Este es el tipo perfecto, el chico que toda madre querría para su hija y el que, por fin, esa hija quiere para ella misma. Cómo he dicho antes ya se nos ha pasado la época de pillarnos por los capullos, ahora nos van más los tipos completos. El bollicao es educado, es un tipo culto y tiene trabajo. Es simpático, le gusta bailar, hace deporte, ama viajar y además está tremendamente bueno. Es lo que llamamos un partidazo. Suele tener una sensibilidad especial, toda la que no tiene el Godzilla, y lo que busca no es un apaño de una noche, sino a la mujer perfecta. Va en busca de su Bo Derek particular. Puede pecar de ser un pelín demasiado exigente, porque al parecer nunca encuentra una mujer a su altura y digna de su amor. Ensoña con una mujer rodeada de un aura de misticismo, mágica, dócil cual gacela. Ha de ser divertida pero sin ir de graciosa. La busca inteligente pero sin ir de wikipedia, buena pero no tonta, romántica pero sin ser cursi. Y por si no fuera poco, sincera, familiar, hacendosa, respetuosa, que pueda subir el Kilimanjaro a la pata coja, sepa tocar el ukelele, sea una fiera en la cama y la chupe de escándalo. ¿Difícil eh? Pide más que el gobierno, pero el chico lo vale.

El pringao: No suele tener gracia con sus intervenciones y da mucha pereza. Estos ejemplares son, desgraciadamente, bastante comunes. Se presentan como el gran maestro de las lecciones magistrales de cómo ligar con una mujer. Sí sí, de esos que hacen acto de presencia mientras tú estas tan pichi bailando hablando con tus amigas o bailando sola y te entran con brillantes frases tipo: ¿Vienes mucho por aquí? ¿Qué hace una chica como tú en un chico como este? Es el que quiere ser guay y no llega ni a chachi. Querdo pringao, no te comes un torrao por pelmazo, plasta, tostón.

El torero: Es aquel que tiene una elevada autoestima, controla la situación y suele pillar todo lo que quiere y más. Personalmente este perfil no me gusta nada. Es algo, por ni decir, bastante pijo. Le gusta fanfarronear y presumir de todo lo que tiene: casa de la playa en Marbella, apartamento a pista de esquí, pisito en el barrio de Salamanca, ropa de marca, relojes suizos. Pfff qué pereza de varón! Suele tratar a las féminas, como el diría, como si fueran princesas del medievo, pero su comportamiento oculto un trasfondo de lo más machista.

Pagafantas: ¡Qué penica el pobre Pagafantas! Es un buen tío, es majo, pero le falta masculinidad por todos los poros de su piel. Pase lo que pase, se ponga como se ponga y aunque sea el último hombre de la faz de la tierra, es al que por siempre jamás lo verás como un amigo. Seamos sinceras, aunque despierten ternura y desborden bondad, no le tocarías ni con un puntero láser. Salvo que quieras que te beatifiquen.

El machito alfa: El machito alfa es primo hermano del soltero pringao, pero por el motivo que sea, éste pilla y el otro no. Suelen ser agraciados físicamente, aunque esos musculitos revelan ipso facto un encefalograma plano y muy pocas luces. Se dirijen a las mujeres con términos tipo Nena, Muñeca…e ilusamente creen que morimos por sus huesos.

El enamoradizo: Es el que a los cinco minutos dice Creo que eres la mujer de mi  vida, Me he enamorado de ti, ¿Dónde has estado escondida todo es tiempo?.. bla, bla… Este tipo de solteros son altamente peligrosos. Suelen estar bastante zumbados y van de víctimas por la vida. Alejaos, huid como alma que lleva al diablo. Su romanticismo es tal que resultan aterradores. Como véis, el ganao está muy perjudicao. De todas formas, tampoco vayamos las mujeres de intocables, como la infanta Cristina, que nosotras también tenemos lo nuestro, Porque hay algunas que dan miedo. Aún así, es irrebatible que el ganado masculino está bastante más jodido que el femenino. ¿O no? Sea como sea, hay mucha morralla, mucha tara, sobre todo a ciertas horas de la madrugada y en ciertos bares. Pero confío en vosotr@s, sé que sabréis elegir bien. Sea para un polvo, para un rollete o para algo más serio. Más vale vestir santos que desvestir gilipollas. ¡Feliz Sexo!