Erika Lust se confiesa

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

Por esta semana, el blog de Pepita La Nuit se convierte en el confesionario de una estrella. Mujer, directora de cine y creadora de un porno más gentil, delicado y femenino que se conoce como Porno para Mujeres. Ella es Erika Lust.

PLN: ¿De qué te confiesas Erika?

Erika confiesa que no se confiesa. Suele estar más bien al otro lado del confesionario. Con los ojos bien abiertos y escuchando a los que confían en ella para después llevar al cine las confesiones que más le  han cautivado. Se define más bien como una gossip girl que recibe confesiones de todas partes del mundo, las lee y se imagina películas sobre ellas. Erika Lust no puede evitar emocionarse al hablarnos de xconfessions.com.

EL: Es mi proyecto más actual, el proyecto que más me emociona y el que incluye el contenido más nuevo. Lleva un año andando y ahora empieza a despegar. Es un proyecto que cuenta con la complicidad de los espectadores, porque ellos son la primera pieza de las películas. Lo que hago con mi equipo es adaptar las confesiones sexuales anónimas que envían al site. Cada día se publican nuevas confesiones, y cada cierto tiempo seleccionamos las que me parecen más interesantes para crear una película. Esto no sólo supone una apertura a nuevas historias, nuevos personajes y nuevos puntos de vista sobre la sexualidad, sino que además está planteado como un laboratorio audiovisual, donde experimento con nuevas formas de contar y rodar.

Rocío Lunaire / XConfessions.com

Rocío Lunaire / XConfessions.com

¡Supongo que soy una chica con suerte :)))))!

Lo es, pero lo que ha logrado se lo ha ganado a pulso. El pasado jueves el equipo de LustCinema, la productora de Erika Lust, estrenó el último corto, que junto con otros nueve cortos forma parte del tercer volumen de XC. Nuestra protagonista, orgullosa de su nuevo proyecto, afirma que “este tercer volumen viene con muchísima fuerza”.

Juzgad vosotr@s mism@s.

De los cortos incluidos en este tercer volumen, únicamente se han estrenado dos: Take me Drunk  I’m Home y Romance Bullshit. Tenéis los trailers disponibles (en versión soft) en xconfessions.com. El resto de cortos se estrenarán a lo largo de los próximos meses.

PLN: Está claro que ver porno no es obligatorio, pero ¿por qué consideras que las mujeres debemos ver porno?

EL: El sexo es algo que durante demasiado tiempo se ha usado como un arma contra las mujeres, algo de lo que avergonzarnos, algo por lo que atacarnos, algo que reprimir. Si no eras santa, eras una bruja, una puta, eras sucia, ¡te merecías que te sucediesen cosas malas! Y con lo genial que puede ser el sexo, ¡qué injusticia que sólo a los hombres se les permita disfrutarlo! Además es estúpido, porque si las mujeres son libres y felices en la cama, todo el mundo sale ganando, también los hombres que se acuesten con esas mujeres, y la gente en general si está más relajada con el tema de la sexualidad. En este contexto veo el porno como una herramienta, especialmente el buen porno, y en nuestro caso el que contempla nuevos puntos de vista, como el femenino. Una herramienta para el placer y también para el autoconocimiento (qué me excita, cuándo, por qué, con quién me apetece compartirlo), que las mujeres ahora tienen mucho más a mano que antes.

PLN: ¿Qué buscas en los actores y actrices porno de tus películas?

EL: Naturalidad ante todo. Que sean naturales, auténticos, que tengan un look o una forma de ser especial. Dentro de eso, me gusta todo, todos los cuerpos, colores y formas, aunque algunas veces es difícil encontrar performers así dentro de una industria que tan cruelmente impone siempre los mismos cánones. Por ejemplo mujeres maduras que no estén súper operadas, porque en realidad la industria muchas veces les exige que se operen para seguir trabajando, cuando al menos desde mi punto de vista serían más hermosas y deseables más naturales. Pero no es fácil gente que se salga de esos cánones y esté dispuesta a tener sexo real en un set, aunque cada vez hay más performers con ganas de hacer algo distinto y también gente amateur que luego resulta tener talento para ello y que tienen físicos y personalidades interesantes y diferentes también.

PLN: ¿Qué hay que hacer para ser actor o actriz en una de tus películas? ¿Hay que tener una carrera profesional detrás, o experiencia? ¿Hay alguna una vía digamos estándar o conocida para trabajar en porno femenino (vs el porno tradicional hecho por hombres y para hombres)?

EL: Yo tengo un equipo detrás que me ayuda con el casting. Es un punto crucial en nuestras producciones, porque buscamos cosas diferentes. Ellos reciben propuestas de trabajo de actores profesionales y también gente sin experiencia que se quiere iniciar y encuentra que mis películas son una vía más gentil, amable, que les gusta más. Me los enseñan, concertamos entrevistas, vemos quién nos interesa para un proyecto concreto… Mi equipo también es muy activo en redes sociales y muchas veces son ellos quienes encuentran a gente interesante y les contactan. Otras veces son recomendaciones de performers que ya han trabajado con nosotros e intuyen lo que nos puede funcionar.

Hasta ahora nos ha ido bien con la mezcla de actores profesionales (muchos vienen del porno mainstream también) y amateurs. Aunque el tema de los amateurs es muy delicado, si no aciertas con la persona el día del rodaje puedes tener algunos problemas, por muy cuidadoso que seas.¡No es fácil ponerse delante de una cámara, y no me refiero sólo al sexo!

PLN: Háblanos de tu experiencia en el cine desde tus inicios

EL: Trabajé mucho tiempo en el cine, como auxiliar de producción, location manager y un montón de ocupaciones más que luego han sido útiles para hacer mis películas. Que por cierto se filman más parecido a una peli independiente que, digamos, a la industria adulta más mainstream. No me interesa actuar en mis películas. La verdad es que soy mucho más atrevida en mi cabeza que en la vida real, en la vida real soy una persona más bien tímida, y menos mal que existen actrices y actores maravillosos que se prestan a interpretar las historias que yo imagino, y lo hacen mucho mejor de lo que lo haría yo.

PLN: Hay quien puede confundir prostitución y porno. ¿Tú qué opinas? En que se diferencia una prostituta/un gigoló de una actriz/ un actor porno, los dos cobran por lo mismo.

EL: En esto yo tengo una visión muy práctica. Hay unas cuantas diferencias entre prostituirse y filmar porno que son importantes. Un rodaje de una película es un contexto de trabajo, profesional, donde hay un contrato de por medio que recoge una serie de acuerdos entre dos partes. Esto hace que por un lado, sea un acuerdo horizontal, entre iguales. Y por el otro, garantiza un contexto mucho más seguro, con unos controles sanitarios obligatorios, y una serie de personas del equipo en el set, o testigos alrededor de esa situación. La actriz o el actor no están solos. Para bien o para mal, hay un registro, una traza de lo que sucede en el set (digo para mal porque hay personas que son muy celosas de su intimidad y no desean que se les reconozca en otros contextos).

En el mundo de la prostitución, hay mucha gente que lo hace por desesperación económica, porque no tiene otra alternativa. No son todos los casos, pero son unos cuantos. Esto también sucede en el contexto del cine adulto, pero nosotros no contratamos a gente en estas circunstancias. Contratamos a gente adulta que disfruta de su sexualidad y para la que esto es además de una manera de ganar dinero, una experiencia personal, algo que disfrutan.

PLN: ¿Puedes hablarnos de tu libro PORNO PARA MUJERES?

EL: Porno para Mujeres es mi libro más relevante hasta la fecha, ha sido traducido a 8 idiomas, y le tengo mucho cariño. Básicamente es una guía para mujeres que quieran disfrutar del cine X desde otra perspectiva, que lo ven como un instrumento, como te decía más arriba, para el disfrute personal o compartido, para ser más libres en su sexualidad y más felices. Por cierto ¡está disponible en mi store como descarga gratuita!

Erika Lust nos coge de la mano con fuerza, pasión y confianza para llevar a la mujer moderna a disfrutar de su sexualidad y del porno con absoluta entrega y libre de sentimientos de culpa. Así que chic@s molon@s animaos a confesaros con Erika, yo ya le he mandado mis confesiones. Pero mientras tanto, hazlas tú misma realidad.

¡Feliz Sexo!