Cosas que hacer antes de morirme

¡Hola mis Chic@s Molon@s!

Últimamente no dejo de leer en Internet listas. Listas de cosas. Y no me refiero a cosas como la lista de los reyes godos o la lista de la compra. Sino listas de verdad. Listas de los lugares abandonados más impresionantes del mundo, listas de cosas que te arrepentirás de no haber hecho cuando seas viejo, listas de las mejores canciones de los últimos años, listas de cosas que hacer contigo. Listas por aquí, listas por allá.

Cosas que hacer antes de morir

Si es cuestión de confesar, confieso que la muerte me asusta. La vejez más aún. Y llegar a ambas sola me provoca pesadillas. Pero me lo tomo con calma y filosofía de la buena porque sé de buena tinta que no saldré viva de ésta. Ni yo ni vosotros, siento comunicároslo.

Mientras me muero o no me muero pienso en todas las cosas que me quedan por hacer y que sin duda me gustaría hacer antes de palmarla y que me echen al hoyo. Qué cojones. Aunque yo soy más fogosa y prefiero acabar esparcida en forma de cenizas en una cala que ya tengo escogida en el Mediterráneo que acabar bajo tierra.

He aquí unas cuantas cosas, no todas, que me gustaría hacer antes de morirme.

1. Tener un affaire con mi profesor. Da igual la asignatura.

Es una fantasía erótica que jamás hice realidad en mis tiempos mozos. Cuando fui a la Universidad, tenía muy claro que iba ahí a estudiar, no a intentar seducir a algún profesor. Pero me he quedado con las ganas.

2. Ser mejor persona

3. Participar en una bacanal. ¿Alguien se anima?

4. Hacerme otro tatuaje.

5. Contarles a mis nietos mis batallitas.

6. Irme con mis hijos de botellón.

7. Tener el vientre plano.

8. Pilotar un avión. No hace falta que haya pasajeros, no me fio mucho de mí misma al volante y menos en las alturas. Mis conocimientos aeronáuticos son comparables a los del Sr. Striker.

9. Tener sexo con una mujer.

Algún que otro beso me he dado con varias preciosidades de mujeres, preciosas física e intelectualmente hablando, pero aún no he probado la tijerita. Ojala fuera en Roma con una de ellas dos, o con las dos. Como veis, no tengo mal gusto para las mujeres.

10. Viajar en globo. Contigo.

Globo

11. Hacer un voluntariado.

12. Vestirme de hombre y salir con mis colegas una noche de caza. Espero que no me hagan eso de la cobra, sino llegaremos a las manos.

13. Conocer a un apuesto caballero y probar con él todas las posturas del Kamasutra.

14. Tocar la guitarra. Dicen que son cuatro reglas básicas. Sí claro.

15. Aprender portugués y poder cantar esta canción.

16. Ser una estrella. Del Rock ‘n Roll, del Pop o de mi casa. Pero brillar.

estrella

17. Escribir un libro que lleve por título “El amor de los otros”.

18. Viajar a la luna. A ver si antes de morirme Ryanair inaugura el trayecto Tierra- Luna, pero sin escalas que me acojono.

19. Hacerlo con dos hermanos gemelos.
Ya sé que son dibujos animados, pero de pequeña me pirraban los hermanos Derrick de aquella mítica serie Campeones, y esos goles que duraban casi media hora.

20. Cantar ante un público entregado. Desnuda.

21. Pintar un cuadro decente.

22. Aprender física cuántica.

23. Vivir una temporada en Nueva York y otra en San Francisco.

24. Dormir menos.

25. Correr, pero no ir deprisa por la vida.

26. Mudarme a vivir con un tipo interesante.

27. Recorrer Sudamérica. Esta vez acompañada.

28. Bailar desnuda en una rave.

29. No tener miedo. A nada. A nadie.

30. Nunca volver a la zona de confort.

31. Probar MDT y follar toda la noche.

32. Tener más paciencia.
Hay cosas que no soporto y que tampoco son para tanto. La gente lenta, la parsimonia, los ritmos caribeños, los relojes cubanos, los ruiditos como bostezos demasiado pronunciados, ronquidos capaces de despertar a un muerto y demás sonidos que boca y nariz son capaces de reproducir las 24 horas del día. Por supuesto los míos no me molestan.

33. Bailar hip hop

34. Aprender a conducir una moto, cuanto más grande y más veloz mejor. Comprarme una moto y después viajar en esa moto por ese continente llamado África.

35. Ser la prota en alguna película.

36. Enamorarme. Otra vez o por primera vez.

37. Irme de viaje con mi madre y mis hermanas. Con ellas al fin del mundo.

38. Devorar libros hasta las tantas de la madrugada.

leer libros

39. Tirarme en paracaídas y de paso al paracaidista.

40. Aprender a jugar al póker. Jugar contra un mafioso y aunque no sepa tirarme un farol, salirme con la mía.

41. Ser DJ por una noche. O muchas.

42. No necesitar lo que no tengo.

43. Ser como el agua. Adaptarme a todo y dejar que fluya. Y ser lo que tenga que ser.

44. Que compartáis con nosotros vuestra Lista de cosas que hacer antes de morir. No hay límites.

¡Feliz Sexo!