Mi Role Play

¡HOLA CHICAS MOLONAS!!!

El miércoles pasado yo hice mis deberes y escogí el siguiente role play:

Mi técnico especialista en reparaciones varias y servidora. El técnico puede ser fontanero, electricista, ebanista, albañil, montador de pladur, chapista, carpintero, persianista, cerrajero, el técnico del lavavajillas, el de la caldera, el del gas, el de la lavadora, de tu MAC… Así que, el que más te guste, eso sí, es indispensable que os hagáis con un uniforme o disfraz.

No sabemos por qué razón, los hombres de uniforme nos ponen. Y mucho. He de confesaros que personalmente me siento sorprendentemente excitada cuando bajo al taller de la empresa en la que trabajo y en cuestión de segundos me veo rodeada de hombres, poco atractivos que en situaciones normales no despertaría en mi ningún tipo de deseo sexual, de todo tipo, bajitos, altos, gordos, flacos, maduritos, calvos, a un paso de la jubilación, cualquiera de ellos (en este momento me siento un poco hombre), pero esos uniformes sudados y grasientos me atraen poderosamente hacia ellos.

In The Navy, temazo ochentero de los bombones de Village People

MI ROLE PLAY

Así se desarrollaron los hechos…

Él, vestido con el uniforme correspondiente, llamó a la puerta. -Din dong. Mi técnico llevaba un casco amarillo y un mono azul con tirantes. Me hice con aceites para que se untara los brazos, imitando el sudor, y algo imitando la grasa. ¡Pura dinamita!

Le recibí con un camisón de satén, medias, ligas y unos taconazos de infarto. Una vez dentro le expliqué lo que tenía que hacer y le dirigí a la chapuza imaginaria que me tenía que arreglar, en mi caso era la lavadora. Empezamos tratándonos de usted, para pasar a tutearos según íbamos conociéndonos.

Mi hombre venía con caja de herramientas y todo, muy completo, así que mientras trasteaba con ella, yo coqueteaba con él. Mientras preparaba todo para ver que pasaba con el programa de centrifugado que no acababa de funcionar, esto es lo que pasó:

Le dije que estaba muy fuerte, le pregunte a qué gimnasio va, si podría enseñármelo algún día. Un inofensivo pero seductor Me ensañas tus músculos? Mmmmm. Y luego, un poco más desinhibida ya, le solté un sugerente ¡Como todo lo tengas así!! Puedes decirle que te encantaría aprender a hacerlo tú (me refiero a pintar, barnizar, reparar lo que sea que haya venido a pintar, barnizar o reparar), que te lo enseñe. Así se sentirá necesario, indispensable, un macho en toda regla. Para instruirte en la ingeniería que supone pintar una pared, puede colocarse a tu espalda para guiarte en tus movimientos y mostrase cómo pintar esa pared a la que imaginariamente le hace falta una capa de pintura, puede rodearte colocando su mano sobre la tuya y dirigiéndola mientras subes y bajas el rodillo.

Yo estaba literalmente ON FIRE, como Alicia Keys.

Hubo un momento que la tensión sexual fue insostenible, me colocó sobre la lavadora y lo dimos todo, comprobando que el programa de centrifugado, gracias a mi manitas, funcionaba de nuevo perfectamente.

Foto vía actitudfem.com

MIS CONSEXOS MOLONES:

  Nº1

Nada de rulos en la cabeza. Por favor, ni se te ocurra usar franela, pijamas de manga larga, camisones de esos calentitos y cómodos pero que espantarían al más pringado.

¡Estas bragas a lo Bridget Jones ni se te ocurra ponértelas!

Sólo prendas sexys, sugerentes, seductoras. Si quieres ser malvada, dale un toque más seductor a tu estilismo con unas medias y un liguero. Le dará una taquicardia, eso sí, primero que te arregle la chapuza.

  Nº2

Por favor, no os adelantéis, no aparezcáis ya desnudas, sino le quitáis toda la gracia a la historia. Controlaos, cada cosa a su tiempo. Sé que os ponen los hombres de uniforme, y si están sudados más, pero controlad vuestros deseos, vuestros instintos, vuestras hormonas vivace, ya no sois unas adolescentes! Lo ideal es que prolongues el tonteo lo máximo posible, no seas demasiado ansiosa y te lances a la primera. Autocontrol, insisto Recuerda que él ni puede imaginarse que va a tener tema contigo. Hazle sudar. Aun más.

  Nº3

Os garantizo que con el dresscode adecuado tendréis una noche de sexo salvaje. No seáis sosos y haced más de un role play la misma noche, cuantos más personajes se encuentren en vuestra cama o en vuestro escenario mejor.

Ahora que sabes como hacer un role play en la cama, puedes innovar y sorprender cada noche con juegos excitantes y calientes y sustituir noches de sexo aburrido y tradicional por sexo ardiente. Si la primera noche todo sale a pedir de boca, la segunda puedes animarte con los moños de la princesa Leia y seducir a tu Han Solo.

Foto vía indulgy.com

Animaos a contar también vuestras experiencias, será un placer leeros.

¡Feliz Sexo!