Ryan Reynolds: teme la venganza de Blake Lively, si desvela el nombre de su hija

blake-lively-beauty-times-aRyan Reynolds es una tumba con respecto al nombre de su hija. El actor, en tono de broma, aseguró a Associated Press que su esposa y madre de la pequeña tomará su particular venganza, si se le ocurre desvelar su identidad. El canadiense y Blake Lively se han propuesto preservar la intimidad de su hija a toda costa y guardan a buen recaudo su nombre real, aunque en las primeras horas de vida de la pequeña se le adjudicara Violet y días después se especulará con James. Dentro de poco más de un mes, la protagonista de Gossip Girl se embarcará en la promoción de The Age of Adaline –de la que se acaban de publicar nuevos posters donde aparece realmente una belleza clásica– y veremos si es capaz de soportar la presión de los periodistas preguntándole por el cotizado apelativo.

Eva Longoria, una ‘cuarenteña’ feliz

752262_800wcUn fin de semana muy especial para Eva Longoria, que celebraba en Texas su 40 cumpleaños junto a su novio, José Antonio Bastón, y un grupo de amigos, entre los que se encontraba el actor Amaury Nolasco (Prison Break), uno de los protagonistas de su próxima serie, Telenovela. La semana pasada calentaba motores de la megaparty que le espera en la ciudad que la vio nacer y lo compartía con sus fans en Twitter: “¡Y la cuenta para atrás para los 40 comienza! #MeSientoFabulosa». La protagonista de Mujeres desesperadas, en el mejor momento profesional de su vida, se suma al nutrido grupo de celebridades ‘cuarenteñas’, como Kate Moss, Victoria Beckham o Penélope Cruz.

Dakota Johnson quiere las mismas siete cifras que Jamie Dornan

dakota-johnson-wallpaper-hqY ya como si de un clásico se tratara os contamos la última hora en torno a Cincuenta sombras de Grey. Dakota Johnson no quiere ser menos que Jamie Dornan, al que le habrían ofrecido una oferta de siete cifras –12 millones de dólares para ser más exactos–, y se encuentra renegociando su contrato de cara a las dos secuelas que quedan por rodar. Los abogados de la actriz, cuya popularidad no deja de subir como la espuma, no se conforman con los 250.000 firmado inicialmente, un hecho de sentido común si se tiene en cuenta que la productora se ha embolsado 550 millones de dólares en un solo mes en pantalla.