Mindy Kaling se cuela en el podio de las mejor pagadas

Pasar de ser una guionista reconocida a convertirse en la tercera actriz de televisión mejor pagada del mundo en poco más de cuatro años no es poca cosa. Mindy Kaling ha logrado el más difícil todavía y ha desbancado en este último año a intérpretes como Ellen Pompeo, Mariska Hargitay, Kerry Washington o Stana Katic en ingresos, colocándose en el tercer lugar del podio que se disputan desde hace años Sofia Vergara y Kaley Cuoco, las dos estrellas de televisión más adineradas del mundo, según Forbes. La escritora, productora, directora y actriz de 37 años generó unos beneficios de 15 millones de dólares en el último año, principalmente gracias al éxito de su comedia, The Mindy Project, que, para alegría de sus millones de acérrimos seguidores, se ganaba la confianza de la cadena Hulu con la renovación por una quinta temporada.

Una foto publicada por Mindy Kaling (@mindykaling) el

Pero que se anden con mucho ojo las dos divas de la pequeña pantalla porque la de Massachussets está a punto de dar su gran salto cinematográfico en dos grandes producciones, con enormes expectativas de taquilla, que le permitirían desbancar a sus adversarias de un plumazo. Como ya os contamos desde el blog, Mindy participará en Ocean’s Eight, la franquicia de Warner Bros. que se da la vuelta con un elenco formado íntegramente por mujeres. ¿Y quién se codeará con Cate Blanchett, Anne Hathaway, Helena Bonham Carter, Awkwafina y Rihanna? Pues nuestra ginecóloga de ficción favorita.

@salvadorperezcostumes put me in Mindy Lahiri pink for @paleycenter. Hair by @laroccaskincare makeup by @cindy_j_williams.

Una foto publicada por Mindy Kaling (@mindykaling) el

El otro proyecto que la tendrá ocupada en los próximos meses es la adaptación que Disney prepara del libro homónimo de Madeleine L’Engle, Una arruga en el tiempo, un clásico de la literatura infantil anglosajona. La factoría ha tirado la casa por la ventana y Kaling tendrá como compañeras en esta nueva aventura a Oprah Winfrey y a Reese Whiterspoon, que darán vida a los tres seres sobrenaturales que ayudan a la protagonista del libro, Meg, a encontrar a su padre.

In memoriam as hell

Una foto publicada por Mindy Kaling (@mindykaling) el

Ellen Pompeo, blindada

Ellem Pompeo-posado-Meredith Grey

Ellem Pompeo, como Meredith Grey.

Casi colapsamos esta semana cuando leíamos en algunos medios estadounidenses insinuar una posible salida de Ellen Pompeo de Anatomía de Grey. ¡Hiperventilamos! Si no estábamos preparados para la sorpresiva salida del ‘Doctor Macizo’, la hipotética marcha de la doctora Grey nos dejaría totalmente huérfanos. ¿Qué sería de serie sin Meredith Grey? Es como si al océano le quitáramos la sal, a la repostería el azúcar o a los pepinillos el vinagre… La primera en reaccionar para nuestra tranquilidad era la jefa de todo, Shonda Rhimes, que sabe perfectamente el enorme disgusto que se llevarían los fans de la serie, si algo así llegara a suceder.

Anatomía de Grey-cartel-Ellen Pompeo-Patrick Dempsey

Anatomía de Grey cartel.

¿Y cómo se ha resuelto el entuerto? Pues subiendo el caché de la actriz, un dulce demasiado atractivo al que resistirse. El salario de la actriz de 46 años alcanzará en su 13ª entrega los 300.000 dólares por episodio, colocándola además en lo más alto del olimpo de los mejor pagados de Hollywood junto a Kaley Cuoco y Sofia Vergara, las más adineradas según la revista Forbes. A estas renovaciones se tendrán que sumar las del resto del elenco, que nos tienen con el corazón en vilo, aunque es probable que repitan Justin Chambers, Chandra Wilson, James Pickens Jr. y Kevin McKidd. Habrá una gran ausencia, pero para no causar un disgusto global entre los Cosmonautas vamos a reservarnos el spoiler.

Ellen Pompeo-posado

Ellen Pompeo.

Sin embargo, lo más reseñable no es solo el blindaje del contrato de la artista, sino que se produzca cuando el drama médico ha superado las 12 entregas. A pesar del desgaste del paso del tiempo, la ficción de Shondaland ha demostrado con creces estar perfectamente ensamblada, hasta tal punto, que la marcha, anunciada o inesperada, de algunos de sus personajes más queridos apenas han tenido repercusión en su seguimiento. Anatomía… cerró la última tanda como el tercer drama más visto en Estados Unidos, un puesto muy meritorio teniendo en cuenta la ausencia de nuestro neurólogo favorito.