Un tatuaje: la mayor locura que un fan ha hecho por Blake Lively

Todo lo que un fan puede hacer por el artista al que admira se le queda corto si lo comparamos con lo que se le ha ocurrido hacer a un seguidor de Blake Lively. Tal y como ha compartido la actriz en su stories de Instagram, alguien se ha tatuado su cara. Y sí, seguro que sabía que era para toda la vida, pero qué más da si lo hace por la estrella televisiva.

Tan impactada como el resto del mundo, porque el tatuaje ya se ha hecho viral, la actriz de Gossip Girl parece estar encantada. Eso sí, lo que es más complicado es adivinar que la famosa en cuestión es ella y no otra porque también guarda parecido con Marilyn Monroe.

Bek Knaap quiso grabarse en la piel el amor que siente por la actriz y se suma asi a la lista de fans que hacen locuras por sus artistas favoritos. Hay quien se viste todos los días como Michael Jackson o quien lleva el mismo peinado de Elvis Preysler y luego los hay que van más lejos, como Knaap. Esperemos que nunca se arrepienta y, si lo hace, siempre le quedará el láser.

Blake Lively se defiende ante la críticas por su estilismos

A Blake Lively le gusta jugar con el sarcasmo y no tiene reparos en reírse de sí misma, pero cuando hay algo que no le convence, saca las garras. Que la protagonista de Gossip Girl es una de las actrices más admiradas por su estilo no es ninguna novedad, pero no siempre se lleva aplausos. Sin embargo, lo que no tolera es que esas críticas no sean constructivas, sobre todo, si tiene que ver con su forma de vestir. Porque, aunque a muchos les cueste creerlo, no tiene estilista y es ella misma la que crea los looks con los que posa la alfombra roja ahora que está de promoción de A simple favor.


Ver esta publicación en Instagram

Friendship goals💥❤ #annakendrick #annakendrickmakeourdreamcometrue #ak #ak47 #actress #friendship #favgirl #blakelively

Una publicación compartida de Anna Kendrick Fan (@annakendrickpt) el

En esta nueva cinta, la actriz se enfunda exquisitos trajes masculinos, elegantes y que marcan tendencia. Cuando le toca promoción, como si se hubiera mimetizado con su personaje, Blake se vuelve a vestir con dos pinzas de pantalón ancho, más estrecho, chaquetas largas, cortas, lisas y estampadas.

Sus apuestas, aunque sean fiel reflejo de las pasarelas de diseñadores de la talla de Michael Kors o Ralph Lauren, no ha convencido a algunos usuarios de redes sociales. Y la respuesta de Blake, que al igual que actrices como Sarah Jessica Parker o Eva Longoria mimetizaron con sus personajes en algún punto de su carrera, no ha podido ser más aplaudida.

En el perfil de @fashion_critic_ se aburren de que Blake lleve tanto traje. “Este es el traje 1.356 de Blake Lively durante la promoción de ‘A Simple Favor’. Este rosa es de Ralph Lauren Collection”, escribieron. Y a la actriz no le pudo enfadar más. ¿Por qué estaban cansados de que llevara tantos trajes? “¿@fashion_critic_ También te llamaría la atención que un hombre llevara muchos trajes durante una promoción? ¿Entonces por qué no puede hacerlo una mujer? Solo lo digo. Nada de dobleces, chicas”, respondió sobre la publicación.


Ver esta publicación en Instagram

BREAKING NEWS!! More pictures of outfits I wore 2 weeks ago. Because I suck at Instagram.

Una publicación compartida de Blake Lively (@blakelively) el

Blake Lively tiene un lado desconocido y muy oscuro

Cuando Blake Lively aparece en escena necesita muy poco para llenarla porque su presencia es capaz de eclipsar a cualquiera, cuando pisa un alfombra roja es imposible no mirarla; cuando intercambia mensajes en las redes sociales con su marido Ryan Reynolds arranca la carcajada de todos sus seguidores. Y entre tanta excelencia, un lado oscuro, el que la actriz de Gossip Girl muestra en A simple favor, la película que llegará a los cines el próximo 14 de septiembre y del que ya ha salido a la luz el tráiler.

💕🕷💕 @asimplefavor

Una publicación compartida de Blake Lively (@blakelively) el

En el filme dirigido por Paul Freig, la estrella (Emily) saca su lado más maquiavélico, tanto que deja a la altura de betún a Serena Van Der Woodsen porque su personaje, que viste con trajes masculinos y bebe Martini, desaparece y cuando su amiga bloguera (Anna Kendrick) se entera, decide buscarla. La primera sorpresa que se lleva es que el propio marido de su amiga la define como un fantasma.

Blake, que acaba de asistir con su marido al concierto de Taylor Swift, no ha dudado en compartir en su perfil de Instagram dos clips de la película que la llevará de nuevo a la gran pantalla y a las premieres los próximos meses.

LOOK HOW CUTE MY PARENTS ARE !! ILYYY @blakelively @vancityreynolds – Taylor liked I’m shook

Una publicación compartida de ⚡️ A (@gotta.love.taylor) el

Por estas dos razones Leighton Meester ha vuelto a ser Blair

Hace casi 11 años que los adolescentes más populares del Upper East Side llegaron a la televisión para vivir rodeados de lujos en Gossip Girl, la serie que catapultó a la fama a Blake Lively y Leighton Meester. Una rubia y una morena, una mala y otra mala malísima, ellas le daban emoción a la serie que emitió COSMO Tanto les marcaron sus papeles en la ficción que todavía hoy el epíteto “las de Gossip Girl” van unido a sus nombres.

#bffgoals #blakelively #leightonmeester #gossipgirl #icecream #photoshoot

Una publicación compartida de blakelivelystuff (@blakelively_fanaccount_) el

Mientras que Blake no deja de pasearse por las alfombras rojas y fiestas, Leighton es mucho más discreta. Su vida privada es hermética y su retoño no aparece nunca en las redes sociales, en las que suele publicar imágenes de sus proyectos y, como hizo hace unos meses, de sus cambios de look al más puro estilo Marion Cotillard.

Hace un par de meses la que fuera Blair Waldorf en la serie cambió su característica melena castaña oscura por el rubio platino, algo más claro que su color de pelo natural, que se acerca más al de Lively.

🍺

Una publicación compartida de Leighton Meester (@itsmeleighton) el

Y cuando creíamos que el platino iba a ser su color de pelo definitivo, la actriz ha vuelto al brunette de Blair justo la semana en la que se ha reencontrado con Jessica Szohr (Vanessa en Gossip Girl), con quien tiene un proyecto en común en la televisión. Y sin darnos cuenta Meester nos ha vuelto a hacer soñar con Waldorf.

Blake Lively tendrá una estrella en el paseo de la fama de Almería

Los guionistas de The Rhythm Section, que protagonizan Blake Lively y Jude Law, han querido que España sea parte de sus escenarios. Primero fue Madrid, luego Cádiz y por último Almería. Tal ha sido el revuelo en la ciudad andaluza, en la que la que el equipo ha estipulado que el impacto económico será de dos millones de euros, que la ciudad quiere devolverle su cariño a la actriz de Gossip Girl.

Have a good day. 💛

Una publicación compartida de Blake Lively Fan Account ✨ (@blakelivelyjames) el

Según ha informado el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, la actriz tendrá una estrella en el paseo de la fama de la ciudad que en el filme aparecerá reconvertida en Tánger. De momento la californiana ya tiene entre sus manos una reproducción en miniatura de la estrella, que recibió en uno de los descansos de rodaje en la capital andaluza.

Eso sí, el glamour y la sofisticación que siempre la acompañan se lo quedó al otro lado del charco porque Lively acudió a la entrega con el mismo look con el que aparece en la película y del que hace unos meses hasta su marido se burló. La estrella de Hollywood demuestra una vez más su capacidad camaleónica, que hace que una de las actrices más rutilantes de la alfombra roja pueda pasar inadvertida por las calles de nuestro país.

i spy with my little eye…. #TheRhythmSectionMovie

Una publicación compartida de Blake Lively (@blakelively) el

Blake Lively visita Madrid y Cádiz y (casi) nadie se da cuenta

Hace unos meses que unas fotos de Blake Lively inundaron las redes sociales. Su aspecto era tan diferente al de esa imagen tan cuidada que acostumbra a proyectar en las redes sociales que hasta su propio marido, Ryan Reynolds, se mofó del look homeless de la actriz de Gossip Girl. Y aquello no era fruto de un descuido, tampoco de un cambio radical de look, sino de su papel en The Rhythm Section, que protagoniza junto a Jude Law y por la que ha estado en Madrid y Cádiz en los últimos días y la llevará a pisar suelo almeriense.

Con el cabello corto y una ropa que dista bastante de los looks glamurosos que suele lucir en sus compromisos profesionales, Lively ha estado rodando en Madrid y nadie ha sido capaz de reconocerla. En pleno centro de la capital de España, la actriz grabó algunas de las escenas del último filme en el que interpreta a una prostituta adicta a las drogas.

Tras pasar completamente desapercibida en Madrid, todo el equipo de la cinta viajaron a Cádiz para seguir con el rodaje. Su paso por la ciudad costera andaluza fue menos discreto que en Madrid: allí grabaron una explosión (controlada) que hizo incluso que la cuenta de Instagram de la policía lanzara un tweet llamando a la calma a todos los habitantes de la tacita de plata.

Pero ahí no se acabará el periplo de los actores por España, la semana que viene tienen previsto cambiar Cádiz por Almería, donde grabarán una persecución en el casco histórico y los barrios Pescadería-La Chanca de la ciudad.

¿Blake Lively está de nuevo embarazada?

Cuando una famosa se viste, lo hace sabiendo que cientos de miradas se clavarán en ella y Blake Lively es una de las que más. Todo lo que la actriz de Gossip Girl se pone, la prensa lo analiza con lupa y precisamente ha sido uno de los últimos looks, del que te hemos hablado ya, lo que ha hecho saltar la voz de alarma: Blake Lively podría estar embarazada.

El vestido que lució en la Deadpool 2 ha sido clave en el inicio de los rumores sobre una tercera maternidad para Blake. Negro y con un lazo en la cintura, es un estilismo perfecto para disimular tripa, pero también un embarazo. Eso sí, de momento no hay nada confirmado por parte de la estrella ni Ryan Reynolds, aunque la pareja, que son padres de dos niñas, ha declarado en varias ocasiones que quieren tener una familia numerosa. Solo el tiempo nos desvelará la verdad.

Lo que sí es una realidad es la próxima maternidad de Eva Longoria. La actriz de Mujeres desesperadas ya cuenta los días para verla la carita a su bebé y así nos lo hace ver desde su cuenta de Instagram. “¡Wow bebé! Esto sí que es un perfil. Aún esperando a que llegue”, escribió hace un par de días sobre una foto en la que se puede apreciar el avanzado estado de su embarazo. Ha empezado la cuenta atrás.

Whoa Baby! That’s quite the profile 👶🏽🍼 #StillWaitingForHimToArrive

Una publicación compartida de Eva Longoria Baston (@evalongoria) el

Blake Lively le declara su amor a Ryan Reynolds con su último look

Cuando no nos habíamos recuperado del impactante look que Blake Lively lució en la Gala Met, un espectacular diseño de Versace que rezumaba barroquismo, la actriz vuelve a hacer de las suyas con el conjunto que llevó en la premiere de Deadpool 2, la película que protagoniza Ryan Reynolds. Ella, que es la reina indiscutible de la alfombra roja, consiguió hacerle sombra a su marido en el estreno del filme en Nueva York.

Enfundada en un vestido negro de largo midi, uno de sus cortes favoritos en los últimos meses y que arrasa entre las expertas en moda entre las que ella se encuentra, con escote palabra de honor y lentejuelas, dio una lección de estilo con el diseño de Brandon Maxwell. Sí, el vestido le sentaba como un guante, pero lo que hacía una vez más diferente al look era el guiño que hizo a su marido en una noche tan especial como esa. La banda que llevó Blake Lively en la cintura era granate, el mismo color del traje de superhéroe de Reynolds en la película y el tono con el que maquilló los labios.

Se nota que la actriz de Gossip Girl escogió con mimo el conjunto que remató con unos pendientes de Lorraine Schwartz y un clutch que recordaba a las cintas de cassette en el que se podía leer Party Mix. Y por si fuera poco, hasta la manicura era una declaración de amor: las uñas tenían la cara de Deadpool y un corazón.

El Versace de Blake Lively en la Gala Met, una pieza de museo

Fue la reina indiscutible. La mejor vestida. Los fotógrafos suspiraban por su llegada a la escalera del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York y no decepcionó. Blake Lively demostró por enésima vez por qué cuando ella paseo por una alfombra roja (en este caso amarilla) no pasa inadvertida. El impresionante vestido de Versace, formado por un cuerpo ceñido y por una cola de varios metros, con pedrería y bordados en dorado sobre un tejido satinado en color rubí, fue el modelo más elegante de los que se pudieron ver en la última edición de la Gala Met, y fueron muchas las invitadas de postín. Además, la protagonista de Gossip Girl optó por un maquillaje en tonos champán y granate; un recogido realizado con un sencillo moño en el que ajustó un bello tocado de color oro; y joyas de Lorraine Schwartz, valoradas en dos millones de dólares.

“Debería (el vestido) haber estado en el museo. Gracias por el honor de dejarme vestir esta increíble creación”, escribió la estrella televisiva en su cuenta de Instagram, donde aprovechó para recordar el Atelier Versace realizado con cadenas doradas y con terminación en cola de plumas de color azul con el que también nos dejó anonadados el año pasado. Por cierto, el vestido de este año necesitó 600 horas de trabajo a sus confeccionadoras y su tamaño era de tal envergadura que la intérprete tuvo que trasladarse hasta las puertas de la pinacoteca en minubús.

Winter is coming 🏰🐉❄️🐺🏰

Una publicación compartida de Blake Lively (@blakelively) el

Met flashback (more things I didn’t post but now have the excuse to!)

Una publicación compartida de Blake Lively (@blakelively) el

En aquella ocasión, Blake fue acompañada de su marido Ryan Reynolds, pero este año lo tuvo que hacer sola, debido a la promoción europea de Deadpool 2. Mientras el canadiense se dejaba caer por Madrid (aprovechó para visitar el Santiago Bernabéu), su mujercita le llevaba muy presente. Pocos pudieron percatarse, fueron las fotografías las que desvelaron el mensaje oculto de su bolso de mano. El accesorio de Judith Leiber llevaba bordadas las iniciales de toda la familia, con un Reynolds en la parte inferior. Un guiño a los suyos, que demuestra una vez más que a esta mujer no se le escapa ni un detalle.

Blake Lively put the initials of her family on her Met Gala purse 😍

Una publicación compartida de 💫 (@lonelyhour_) el

Blake Lively es su propia estilista

Mientras que multitud de estrellas se rodean de un numeroso equipo de asesores de imagen cada vez que tienen que hacer un paseíllo por la alfombra roja, acudir a un evento o promocionar alguno de sus productos, series o películas, Blake Lively prefiere el ‘yo me lo guiso, yo me lo como’. Sí, lo que has oído, una de las actrices más elegantes del celebritero mundial elige los estilismos ella misma sin la ayuda de un estilista que le ponga la vida más fácil, y eso que los rodajes y el cuidado de sus pequeñas apenas le deja tiempo para nada más.

La mujer de Ryan Reynolds, que le ha hecho uno de sus guiños habituales en la segunda parte de Deadpool, ha concedido una entrevista a una conocida publicación, en la que confirma ser ella misma la encargada de elegir la ropa y de prepararse cual Reina de Saba para cada salida rutilante. “Lo difícil es ojear todos los desfiles y hacer capturas de pantalla de los looks que te gustan y pedirlos. Tengo un asistente que me ayuda, pero muchas veces tengo relación con los diseñadores”, comentó. Y es que seguro que las mejores firmas de alta costura la tendrán entre sus actrices favoritas para lucir sus propuestas, porque, la verdad sea dicha, no hay mejor pasarela que la que procura la protagonista de Gossip Girl.

Pero cuidado, que no es la única confesión que hizo. Ni corta ni perezosa, la intérprete asegura tener una necesidad imperante de controlar todo lo que tiene que ver con ella misma y padecer un enorme ego, que, con toda la sinceridad del mundo, le impide contratar a un estilista para estos menesteres. “Es la misma razón por la que me gusta maquillarme o cocinar para mis amigos: por ser creativa y formar parte de todo el proceso”. Otra cosa no, pero Lively es como un libro abierto y un techado de honestidad. Está claro que si algún día la industria del cine se olvida de ella, tendrá un enorme futuro como asesora de moda.

👠 (throwback)

Una publicación compartida de Blake Lively (@blakelively) el