La diva del Bronx sube la temperatura

Jennifer Lopez está día sí y día también en el candelero. Si no es por su relación con la leyenda del béisbol Alex Rod, es por sus proyectos profesionales, por sus líneas de belleza y ropa, por sus espectáculos en Las Vegas, pero la palma se la llevan sus modelitos. A la jurado de American Idol no le gusta pasar inadvertida, ya sea para salir a la calle de compras, acudir a un evento o a una de sus míticas actuaciones, y podemos asegurar que la última ha sido épica. La cantante participó en las celebraciones del 4 de julio organizadas en Nueva York y los asistentes grabaron ese momento para deleite de todos los que no estábamos allí. Lo que parecía un abrigo de cuerpo entero se transformó en un sensual vestido, con dos aberturas interminables en cada pierna, al son de sus contorneos mientras cantaba junto a Gente de Zona Ni tú, ni yo.

Las aberturas llegaban a la altura del ombligo y parecía que la empresaria no llevara ropa interior, eso sí, solo se veían líneas íntimas, nada que diera al traste con su imagen. Todo muy medido para que la parte delantera del estilismo, confeccionado con adornos en color dorado, tapara justo lo que hay que tapar. Es la reina de la seducción y combina a la perfección la elegancia con la sensualidad, presumiendo de unas piernas curtidas a base de mucho entrenamiento y muchas horas de ensayo de baile, su primigenia profesión que jamás ha abandonado.

Pero sí llevaba esa ropa interior y podemos apuntar a que será una de las piezas lenceras de la próxima temporada. La actriz vistió unas delicadísimas medias de red en color carne que, justo en el monte de Venus, escondía una pieza negra a modo de tanga. Mujer precavida vale por dos y la reina no se la iba a jugar en una actuación al aire libre con el viento que corría hace unas horas en la capital del mundo. Pero para muestra, un botón o tres…

Burn That Dress Jlo! 🔥👑❤🙈 @jlo #jlo #jenniferlopez #jenniferlopezbooty

Una publicación compartida de Jlo 👑 (@jenniferlopezbooty) el