Mindy Kaling, de rubia platino y estreno cinematográfico

Mindy Kaling también estuvo en la extravagante Gala Met y lo hizo con un cambio de look espectacular y muy acertado. La productora, guionista, directora y actriz se tiñó su oscura melena negra de un rubio platino, que, por cierto, le favorece mucho. La estrella de The Mindy Proyect, comedia que puedes seguir en COSMO, es ya una asidua del evento y este año ha decidido que no iba a pasar inadvertida porque al nuevo color de su cabellera se unió un estilismo de color dorado y unos impresionantes pendientes de cristal.

Mindy reveló hace unos días la estrecha relación que mantiene con Ryan Howard, compañero de profesión desde que coincidieron en su primer éxito televisivo conjunto. “B. J. es mucho más familia que un amigo platónico. Él es el padrino de mi hija, Vera, y va a verla una vez por semana”, confesó a un programa de televisión. De esta manera, Kaling acalla los rumores que aseguraban que el comediante sería el padre de la pequeña. La identidad del progenitor es un secreto que Mindy guarda a buen recaudo.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Mindy Kaling (@mindykaling) el

Asimismo, la polifacética intérprete está de enhorabuena profesional. El próximo 6 de junio estrenará su última comedia, Late Night, de la que, además, es guionista y coprotagonista junto a una de sus actrices fetiche, la británica Emma Thompson.


Ver esta publicación en Instagram

A sneak peek of @latenightmovie drops tomorrow. And here is a photo of me & Emma ❤️

Una publicación compartida de Mindy Kaling (@mindykaling) el

El Versace de Blake Lively en la Gala Met, una pieza de museo

Fue la reina indiscutible. La mejor vestida. Los fotógrafos suspiraban por su llegada a la escalera del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York y no decepcionó. Blake Lively demostró por enésima vez por qué cuando ella paseo por una alfombra roja (en este caso amarilla) no pasa inadvertida. El impresionante vestido de Versace, formado por un cuerpo ceñido y por una cola de varios metros, con pedrería y bordados en dorado sobre un tejido satinado en color rubí, fue el modelo más elegante de los que se pudieron ver en la última edición de la Gala Met, y fueron muchas las invitadas de postín. Además, la protagonista de Gossip Girl optó por un maquillaje en tonos champán y granate; un recogido realizado con un sencillo moño en el que ajustó un bello tocado de color oro; y joyas de Lorraine Schwartz, valoradas en dos millones de dólares.

“Debería (el vestido) haber estado en el museo. Gracias por el honor de dejarme vestir esta increíble creación”, escribió la estrella televisiva en su cuenta de Instagram, donde aprovechó para recordar el Atelier Versace realizado con cadenas doradas y con terminación en cola de plumas de color azul con el que también nos dejó anonadados el año pasado. Por cierto, el vestido de este año necesitó 600 horas de trabajo a sus confeccionadoras y su tamaño era de tal envergadura que la intérprete tuvo que trasladarse hasta las puertas de la pinacoteca en minubús.

Winter is coming 🏰🐉❄️🐺🏰

Una publicación compartida de Blake Lively (@blakelively) el

Met flashback (more things I didn’t post but now have the excuse to!)

Una publicación compartida de Blake Lively (@blakelively) el

En aquella ocasión, Blake fue acompañada de su marido Ryan Reynolds, pero este año lo tuvo que hacer sola, debido a la promoción europea de Deadpool 2. Mientras el canadiense se dejaba caer por Madrid (aprovechó para visitar el Santiago Bernabéu), su mujercita le llevaba muy presente. Pocos pudieron percatarse, fueron las fotografías las que desvelaron el mensaje oculto de su bolso de mano. El accesorio de Judith Leiber llevaba bordadas las iniciales de toda la familia, con un Reynolds en la parte inferior. Un guiño a los suyos, que demuestra una vez más que a esta mujer no se le escapa ni un detalle.

Blake Lively put the initials of her family on her Met Gala purse 😍

Una publicación compartida de 💫 (@lonelyhour_) el

Ryan, loco de amor por Blake

Literalmente: babeamos con las palabras de amor que Ryan Reynolds le dedicó a su mujer, Blake Lively, durante la Gala Met, celebrada el pasado lunes en Nueva York. La estrella de Hollywood ha vuelto a demostrar porque junto a su pareja forman uno de los matrimonio mejor avenidos, más románticos y enamorados de la meca del cine. “Ella siempre responde con empatía. Enfrenta la ira con empatía. Enfrenta el odio con empatía. Se toma el tiempo para imaginar lo que le pasó a una persona cuando tenía cinco o seis años. Y me ha hecho una persona más empática. Tenía una relación muy fracturada con mi padre. Antes de morir, me hizo recordar cosas que no quería recordar. Me hizo recordar los buenos tiempos”, escribió la estrella canadiense en la cuenta de Instagram @humansofny, en la que se recogen historias de Nueva York, y en la que también dejaron su impronta Selena Gomez, enamoradísima de The Weekend; Claire Danes y su marido, Hugh Dancy; y una embarazadísima Serena Williams, acompañada de su novio y padre de la criatura, Alexis Ohanian.

Lively volvió a brillar en la alfombra azul mandada colocar por Anna Wintour en el exterior del Museo Metropolitano, donde se celebra una de las citas más importantes del mundo de la moda. La actriz apostó por un vestido Atelier Versace, realizado con cadenas de color dorado y acabado con un bello conjunto de plumas en tonos azules. Un estilismo con el que conquisto el interés de los focos y volvió a demostrar cómo su envidiable genética mantiene su figura a pesar de haber vivido dos embarazos. Perfectamente vestido una vez más acudió el protagonista de Deadpool, con un traje de color oscuro y camisa blanca, que adornó con una pajarita en azul, para ir a juego con su mujercita.

Por cierto, en los últimos días se ha especulado mucho sobre el regreso de Gossip Girl, aunque se trata de una interpretación errónea de unas declaraciones en las que la actriz fue preguntada si participaría en la serie, si se produjera una nueva temporada. Blake deja claro su intención de hacer cosas distintas tanto en el cine como en la televisión, pero deja una puerta abierta si ‘hipotéticamente’ la producción se retomara en el futuro, algo que os advertimos que hoy por hoy es una quimera.

{1×04} Tag your bestie 👭💗

Una publicación compartida de ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀Blair Waldorf (@blairwaldorfs) el

Sarah Jessica Parker suspende en la MET

Sarah-Jessica-Parker-sesión fotos-Andy-Cohen

@sarahjessicaparker Instagram.

Malos tiempos corren para Sarah Jessica Parker. Mismo sitio y mismo motivo que el año pasado: la Gala MET. La protagonista de Sexo en Nueva York ha vuelto a salir mal parada en las críticas a su estilismo. Si el año pasado fue centro de todo tipo de burlas y memes en las redes por su tocado de Philip Treacy, en esta ocasión ha recibido los comentarios más encarnizados de los expertos en moda y de los fans, que no encuentran relación entre su modelito ‘Piratas del Caribe’ de Monse y la temática tecnológica que se establecía en el dress code de la glamourosa fiesta que organiza la editora de Vogue, Anna Wintour.

Sarah Jessica Parker-boceto-Monse

@sarahjessicaparker Instagram

“La comprensión del hombre y la máquina, la forma en que se cruzan, cuándo y por qué es lo que hemos tenido en cuenta. Quizás no estuvierais al tanto de la tecnología utilizada en los detalles y adornos del diseño. O tal vez simplemente no les gustó lo que llevaba, que es completamente comprensible, pero no me pueden tachar de no prestar atención y adherirme a la temática. Con respeto y un cordial saludo”, escribió la artista a modo de explicación. Por cierto, en una de las instantáneas compartidas en redes, un boceto de su estilismo repetido en cinco ocasiones, aseguraba que el día después a la mega celebración no suele ser muy bueno.

Sarah-Jessica-Parker-estilismo-Monse-joyería

@sarahjessicaparker Instagram

Acostumbrada a recibir halagos por parte de los críticos del sector, este nuevo palo a su elección ha caído como un jarro de agua fría porque en esta ocasión no había una Rihanna pasada de vuelta que le hiciera sombra. Hay que señalar que el estilismo es medio español, ya que la potente firma neoyorquina, por la que han caído rendidas cientos de celebridades, tiene como principal socio al asturiano Fernando García, uno de los mayores emprendedores españoles de la Gran Manzana