Las triunfadoras de los Oscar invaden COSMO

Después del desaguisado de la pasada edición de los Oscar protagonizado por Warren Beatty y Faye Dunaway, tienen que liarla muy, muy parda para que este año salgamos de nuestro propio asombro. Esperemos que Jimmy Kimmel, que repetirá como maestro de ceremonias, no se vea en similar y bochornosa tesitura y el espectáculo que tiene preparado para la madrugada del próximo domingo (hora española) sea merecedor de una de las ediciones más reivindicativas de la historia. De lo poco que sabemos sobre la 90ª edición, es que, tal y como sucedió en los Globos de Oro, ellas, otra vez de negro impoluto, llevarán la voz cantante.

It’s all happening! #Oscars

Una publicación compartida de Jimmy Kimmel Live (@jimmykimmellive) el

 

Emma Stone, Margot Robbie, Laura Dern, Viola Davis, Gal Gadot, Gina Rodriguez, Eva Marie Saint, Zendaya, Greta Gerwing, Emili Blunt, Sandra Bullock, Jane Fonda, Ashley Judd, Nicole Kidman, Helen Mirren, Rita Moreno y Lupita Nyong’o son algunas de las intérpretes que pisarán la alfombra roja y el escenario del Dolby Theatre de Los Ángeles, junto a compañeros como Tom Holland, Dave Chappelle, Ansel Elgort, Matthew McConaughey, Christopher Walken, Mark Hamill, Oscar Isaac y Lin-Manuel Miranda, entre otros. Entre las actuaciones musicales de la noche, Mary J. Blige (Mighty River), Keala Settle (This Is Me), Common y Andra Day (Stand Up For Something), y el trío formado por Gael García Bernal, Anthony González y Natalia Lafourcade (Remember Me).

 

 

Y tras la gala, las no menos glamourosas fiestas que se celebran en honor de los premiados. Pese a la cancelación de la celebración anual llevada a cabo la agencia United Talent Agency, en protesta por la política migratoria impuesta por Donald Trump, se mantienen la mayoría de las ‘parties’ previstas para la noche-madrugada del lunes 5 de febrero. Entre las más concurridas y estilosas, la cena benéfica organizada por Elton John, que en su 25 aniversario tendrá olor y sabor español. Sí, los más de 800 invitados del compositor y músico británico podrán deleitarse con las delicias de los hermanos Roca. Consomé vegetal con vieiras, lubina con ñoquis de trufa y el canelón de pularda, una de las estrellas de la carta de El Celler de Can Roca, sin olvidar el postre, una sorpresa de tonos naranjas.

 

 

Pero hasta que la noche más mágica del cine llegue, COSMO te invita a pasar un fin de semana de ensueño con películas de Oscar. The Fighter, Los intocables de Elliot Ness, Desayuno con Diamantes, No es país para viejos y El último rey de Escocia son las cintas seleccionadas por el canal para sus parrillas del sábado (3) y el domingo (4).

 

Oscar, un error sin precedentes

¡Tierra trágame! Eso debieron pensar todos los presentes en el Dolby Theatre cuando alrededor de las 6.15 (hora española) el productor de La La Land paró la gala para anunciar que en la tarjeta de Mejor Película ponía Moonlight. “¡No es un broma!”, decía Jordan Horowitz ante las miradas de estupefacción de Faye Dunaway y Warren Beatty, encargados de la lectura del premio más importante y esperado de la noche. ¡Menudo bochorno! Un error garrafal que ensombreció del todo una gala que Jimmy Kimmell llevó al dedillo para resultar atractiva en la pantalla y en redes. Ágil, con ritmo, ejerciendo de maestro de ceremonias de verdad, sacándole partido a sus vaciles continuos a Matt Damon (los mismos que mantiene en su espacio de noche), haciendo caer del cielo todo tipo de chucherías y dulces para el deleite del patio de butacas y procurando momentos virales, como el grupo de turistas anonadados que introdujo en el espectáculo o el saludo que envió a Donald Trump vía Twitter con un hashtasg, #MerySayShi, que se convirtió en Treding Topic Mundial en cuestión de cuatro minutos.

No obstante, la cinta del jovencísimo Damian Chazelle fue la gran vencedora de la noche, con seis premios, entre ellos la Mejor Dirección, la Mejor Actriz – Emma Stone –  Mejor Banda Sonora, Mejor Fotografía, Canción Original y Diseño de Producción. Tres se llevó la reivindicativa Moonlight. Además de ser elegida como la Mejor Cinta del Año, la producción de Brad Pitt también pasará a la historia por su protagonista, Mahershala Ali – Mejor Actor Secundario – y Barry Jenkins en el apartado de guión. En tercer lugar, la medalla de bronce, fue para Hasta el último hombre. El drama protagonizada por un Jeff Bridges en estado de gloria fue reconocido en las categorías de Mejor Montaje y Mejor Sonido.

Congrats to #EmmaStone on her Best Actress win! #Oscars (Photo credit: Kevin Winter/Getty Images)

Una publicación compartida de Us Weekly (@usweekly) el

La alfombra roja defraudó en general. No abundó el glamour ni tampoco los grandes vestidos, los errores superaron a los aciertos, en una noche en la que el blanco se impuso al resto de colores, aunque en la paleta del desfile hubo unos cuantos estilismos en negro y rojo reseñables. Nos quedamos con el brillo del Armani que lució la francesa Isabelle Huppert, que volvió a casa una vez más sin la deseada estatuilla. Emma Roberts tuvo la enorme suerte de lucir un Armani Privé vintage, creado por el mismísimo Giorgio Armani. Muy parecida fue la opción elegida por una Michelle Williams que volvió a ser fiel a Louis Vuitton. Viola Davis acertó de pleno con otro Armani de alta costura en rojo, lo mismo que el Givenchy Haute Couture diseñado por Riccardo Tisci que lució Emma Stone, la pelirroja de moda, en su noche más gloriosa.