Meghan Markle y el príncipe Harry ultiman los detalles de su enlace

Es el evento más esperado de la primavera y los protagonistas derrochan magia. La boda de Meghan Markle y el príncipe Harry será uno de los acontecimientos de este 2018. ¿Por qué? Es evidente que estamos ante un enlace que nos proporcionará romanticismo a raudales porque la pareja demuestra la enorme sintonía que hay entre ambos y no sienten ninguna vergüenza de demostrarlo en público. Él está tan seguro del amor profundo que siente por la estadounidense, que se ha negado a firmar el acuerdo prenupcial al que suelen acogerse todos los miembros de la casa real británica. Esta decisión ha removido alguna conversación en los despachos de Buckingham Palace. Lo cierto es que los novios gozan de un carisma que ya le gustaría a su hermano William, que ha pasado a un segundo plano, o a su propio padre, el príncipe Carlos, el responsable de que la ceremonia de su hijo menor sea un éxito.

La exactriz ha generado, por esa magia que rodea a las casas reales europeas, una enorme admiración y respeto del pueblo británico. Su cercanía con la gente que espera durante horas para estar en la primera final de su actos oficiales nos recuerdan al cariño y la admiración que generó su suegra. Además, con su estilo ha eclipsado a su cuñada, la duquesa de Cambridge, con la que aseguran mantiene una muy buena relación. Desde todos lados tratan de compararlas, pero cada una en su estilo lo defiende con muy buena puntuación.

¿Y qué me decís del cambo radical de él? Ha dejado de fumar, afirman, ha rebajado la ingesta de alcohol y ha empezado a trabajar su físico con constancia. No solo para estar como un pincel el día de su boda, sino producto del cambo de vida, para bien, que le ha proporcionado su pareja, una mujer muy preocupada por la dieta y por mantener un estilo de vida sano. ¡Quién le ha visto y quién le ve!

Meghan Markle, la invitada fantasma de la boda del año

El sábado fue el día de Pippa Middleton, pero inevitablemente había una invitada a su enlace de la que los fotógrafos estaban más pendientes casi de la propia novia: Meghan Markle. Las fotos del enlace de la hermana de la duquesa de Cambridge rulan por redacciones, medios digitales y redes desde el mismo momento del enlace en la iglesia de San Marcos de Berkshire (Englefield), pero ¿dónde están las instantáneas de la actriz estadounidense? ¿Logró escabullir el objetivo de los flashes y de los móviles de los curiosos más avispados? La única imagen de los tortolitos, que podrían anunciar su compromiso este verano, fue a su llegada al banquete en el coche de Harry. Según Daily Mail y The Sun, el príncipe condujo de vuelta a Londres hasta Kensington Palace para recoger a la estrella televisiva. ¡Eso es un novio como Dios manda!, que diría mi abuela.

Tanto la ceremonia religiosa privada como las dos recepciones posteriores, en Englefield House y en Bucklebury Manor (la residencia familiar de la novia), salieron a pedir de boca. Una boda de ensueño en la que la señora Matthews lució un vestido de Giles Deaco con flores de encaje y manga caída, complementado con un velo de Stephen Jones, una tiara de Robinson Pelham y zapatos de Manolo Blahnik. Según los expertos, el estilismo completo rozaría los 50.000 euros, a los que hay que sumar los 44.000 de los anillos de Cartier y los 7.000 que rondaría el traje del novio. Pero esto es calderilla para el financiero de 40 años, cuya fortuna es incalculable. Solo un dato, hace dos años, James se repartió con sus otros dos socios los 1.700 millones de euros en beneficios de Eden Rock Capital Management.

Pero no todo ha sido un camino de rosas. Según desvela la prensa rosa británica, la hermana de Kate Middleton vetó a Vogue Williams, la novia de Spencer Matthews, su cuñado, un rostro muy conocido en la pequeña pantalla por su participación en el reality Made in Chelsea. Al hermano pequeño de Matthews le precede la fama de fiestero y políticamente incorrecto, y habría sido advertido por Pippa de no dar la nota en su día. Prevenido de que se contuviera y no preparara ningún discurso inapropiado, la celebridad televisiva saludó efusivamente a las cámaras a la puerta de la iglesia. ¿Se habrá sometido a los contratos de confidencialidad exigidos por los novios? Tiembla Pippa, el enemigo está casa…

Spencer Matthews looked a very happy chappy at his Brother’s wedding. Performing Best Man duties. Is that a royal salute Spenny ?

Una publicación compartida de The Royal Tea (@the_royal_tea_) el

Harry y Meghan derrochan amor en Jamaica

El romance entre el príncipe Harry y la actriz Meghan Markle va viento en popa a toda vela. El hijo de Lady Di hizo oficial el noviazgo el pasado mes de noviembre después de que su chica se viera acosada por los fotógrafos apostados en su casa canadiense, donde pasa largas temporadas debido al trabajo en una serie de televisión. El pasado mes de diciembre se dejaron ver paseando por las calles de Londres agarrados de la mano y ambos están poniendo de su parte para que la llama no se apague, a pesar de los miles de kilómetros que les separan.

Last Night. ♥️ #princeharry #meghanmarkle #principeharry #harryandmeghan #brf #royalty #britishroyalfamily #spikewells #harry #paparazzi #lastnight #london

Una publicación compartida de Very Prince Harry (@veryprinceharry) el

Sin embargo, y aunque se sabe que ya ha participado de algunas reuniones privadas de la familia Real británica, el pasado fin de semana acudieron juntos al enlace de Tom Inskip, uno de los amigos íntimos del nieto de Isabel II, y quienes estuvieron en el enlace en la isla jamaicana constataron la buena pareja que hacen y lo compenetrados que están.

Las imágenes de ambos en la ceremonia rulan por las redes desde hace horas. En ellas se puede ver a la intérprete con un vestido floreado en tonos azules y amarillos, de la firma Erdem – una de las habituales en el armario de la duquesa de Cambridge – y al hijo del príncipe Carlos con un traje azul oscuro, con corbata azul clara, y una rosa amarilla en la solapa de la chaqueta.

Los tortolitos no se escondieron, compartieron con los invitados el baile, conversaciones y momentos de diversión. Testigos del encuentro de la pareja aseguran que en la fiesta en la playa se dejaron llevar y no dejaron de demostrarse el profundo amor que sienten el uno por el otro. Ya se sabe… de una boda sale otra…

PARTE 3: MEGHAN MARKLE Y HARRY DE INGLATERRA SE VAN DE BODA A JAMAICA. Como decíamos anteriormente, Harry tiene un papel protagónico en este enlace ya que se dice será el padrino el novio. Tom “Skippy” Inskip y el príncipe Harry son amigos de toda la vida, compañeros de parranda inseparable a tal grado que su amistad muchas veces no ha sido bien vista en Buckingham pero jamás se han separado. Siempre están juntos. El papá de Tom “Skippy” Inskip, Owen Insikp, fue maestro de caza del príncipe Carlos. Las historias de las parrandas de estos dos “compadres” son épicas. Sí, claro, Tom “Skippy” Inskip estaba en Las Vegas cuando se filtraron a la prensa fotos del príncipe desnudo en una fiesta. Sí, Tom “Skippy” Inskip estaba junto a Harry también en el viaje a Croacia cuando el hijo menor de Carlos se metió a nadar a una fuente con ropa y pasado de copas en 2011. Sí, Tom “Skippy” Inskip también estaba cuando él y Harry fueron captados por un paparazzi aventando nieve a los transeúntes desde el balcón de su habitación de un exclusivo resort de Suiza. Muchas aventuras, muchas parrandas interminables y muchas historias dignas de una película de risa. También se sabe que a esta boda acude también la “artillería pesada”, otros amigos de Harry como Arthur Landon , Adam Bidwell y el legendario Guy Pelly, dueño de varios clubs privados en Londres. Eso quiere decir que este fin de semana “Jamaica arde” con tan selecto grupo de parranderos por sus lares. #meghanmarkle #princeharryofengland #princeharry #harry #london #uk #truelove #welovemeghan #kensingtonpalace @kensingtonroyal #amorreal #queremosbodareal #jamaica #royalromance #roundhillresort @roundhillresort #wedding #bestman #tomandlarawedding #tominskip #larahughesyoung #love #realeza #royalty #royaltyreport #royals

Una publicación compartida de Royalty Report (@royalty.report) el