Angelina Jolie defiende el papel de las mujeres en las negociaciones de paz

En medio de los rumores falsos sobre una caída en la bebida por no superar su ruptura de Brad Pitt, Angelina Jolie ha regresado a la sede de las Naciones Unidas donde ha dado un discurso en el que deja muy claro lo alejada que está de las políticas de Donald Trump, para el que trabajará muy pronto su padre, Jon Voight. La actriz y enviada especial de la ONU para los refugiados desde hace 18 años solicitó el apoyo a las misiones que llevan a cabo los cascos azules en guerras de todo el mundo y exigió la presencia de las mujeres en los procesos de paz. “Mientras sigamos poniendo casi cualquier otro asunto por delante de los derechos y la participación de las mujeres, seguiremos atrapados en un ciclo de violencia y conflicto”, comentó la estrella en su discurso ante ministros y representantes de todo el mundo.

Esta intervención se produjo días después de que The Hollywood Reporter confirmara las negociaciones de la interprete para participar en The Eternal, la próxima cinta de Marvel que dirigirá Chloe Zhao. La adaptación del cómic de Jack Kirby, que relata la historia de una raza de seres inmortales, empezaría el rodaje a principios de agosto para su estreno en 2021. Sería la primera incursión de Jolie, que este año estrena la segunda parte de Maléfica, como heroína.

Además, a lo largo de este año, la actriz estrenará la cinta animada The One and Only Ivan, donde pone voz junto a otras estrellas como Bryan Cranston o Helen Mirren, y Come Away, una precuela de las historias de Peter Pan y Alicia en el país de las maravillas. Asimismo, su nombre aparece en el thriller Those Who Wish Me Dead, la tercera película del guionista Taylor Sheridan.


Ver esta publicación en Instagram

️ #AngelinaJolie at the set of #ComeAway

Una publicación compartida de Angelina Jolie (@angeltresjolie) el

Sarah Jessica Parker lanza siete modelos de bolso

Perfumes, zapatos, vestidos, joyas, libros y ahora bolsos de lujo. Sarah Jessica Parker acaba de lanzar The Seven Essentials, una línea que incluye las siete piezas que la actriz considera que puede necesitar cualquier mujer. La apuesta por colores y materiales se ajusta perfectamente a distintas necesidades, como modelos indicados para ir al trabajo a una reunión y otros pensados para un evento especial o una fiesta. Los precios siguen la línea de sus zapatos, los hay más económicos, de alrededor de 400 dólares, a los más caros que rozan los 700, eso sí, los modelos de la neoyorquina no son accesibles todavía a todos los públicos, uno de sus mayores empeños. Aquellas que puedan permitírselo ya pueden adquirirlos en la página @amazonfashion.

Como pueden hacerse con un par de zapatos de su colección primavera-verano, repleta de colores y modelos. Sandalias de tela con lazos, stilettos para vestir por el día y la noche, toda la amalgama de colores, tejidos y tipos de tacón para contar con un fondo de zapatero de ensueño. Una línea con la que la estrella televisiva celebra el tercer aniversario de la puesta en marcha de uno de sus proyectos empresariales más exitosos.

I had to. Don’t know the provenance however whoever you are, thank you. X, sj

Una publicación compartida de SJP (@sarahjessicaparker) el

Por cierto y porque ha pasado inadvertido. La actriz, que denunció en Instagram la sospechosa relación entre Donald Trump y Vladimir Putin, de fue víctima de las bromas del equipo de redes sociales del Kremlin. “No puedo dejar de preguntarme… ¿El embajador ruso se reunió con todos menos conmigos?, escribió junto a una foto de ella misma escribiendo en su portátil. El Ministerio de Exteriores ruso contraatacó y respondió con un meme de una secretaria viendo en la pantalla la imagen de la actriz y un mensaje muy directo: “Si #SarahJessicaParker está tan desesperada por conocer al embajador ruso en Estados Unidos, todo es posible. Sergei Ivanovich estará encantado”. Ahora vas y lo twitteas…

https://twitter.com/mfa_russia/status/837785728084021248

Oscar, un error sin precedentes

¡Tierra trágame! Eso debieron pensar todos los presentes en el Dolby Theatre cuando alrededor de las 6.15 (hora española) el productor de La La Land paró la gala para anunciar que en la tarjeta de Mejor Película ponía Moonlight. “¡No es un broma!”, decía Jordan Horowitz ante las miradas de estupefacción de Faye Dunaway y Warren Beatty, encargados de la lectura del premio más importante y esperado de la noche. ¡Menudo bochorno! Un error garrafal que ensombreció del todo una gala que Jimmy Kimmell llevó al dedillo para resultar atractiva en la pantalla y en redes. Ágil, con ritmo, ejerciendo de maestro de ceremonias de verdad, sacándole partido a sus vaciles continuos a Matt Damon (los mismos que mantiene en su espacio de noche), haciendo caer del cielo todo tipo de chucherías y dulces para el deleite del patio de butacas y procurando momentos virales, como el grupo de turistas anonadados que introdujo en el espectáculo o el saludo que envió a Donald Trump vía Twitter con un hashtasg, #MerySayShi, que se convirtió en Treding Topic Mundial en cuestión de cuatro minutos.

No obstante, la cinta del jovencísimo Damian Chazelle fue la gran vencedora de la noche, con seis premios, entre ellos la Mejor Dirección, la Mejor Actriz – Emma Stone –  Mejor Banda Sonora, Mejor Fotografía, Canción Original y Diseño de Producción. Tres se llevó la reivindicativa Moonlight. Además de ser elegida como la Mejor Cinta del Año, la producción de Brad Pitt también pasará a la historia por su protagonista, Mahershala Ali – Mejor Actor Secundario – y Barry Jenkins en el apartado de guión. En tercer lugar, la medalla de bronce, fue para Hasta el último hombre. El drama protagonizada por un Jeff Bridges en estado de gloria fue reconocido en las categorías de Mejor Montaje y Mejor Sonido.

Congrats to #EmmaStone on her Best Actress win! #Oscars (Photo credit: Kevin Winter/Getty Images)

Una publicación compartida de Us Weekly (@usweekly) el

La alfombra roja defraudó en general. No abundó el glamour ni tampoco los grandes vestidos, los errores superaron a los aciertos, en una noche en la que el blanco se impuso al resto de colores, aunque en la paleta del desfile hubo unos cuantos estilismos en negro y rojo reseñables. Nos quedamos con el brillo del Armani que lució la francesa Isabelle Huppert, que volvió a casa una vez más sin la deseada estatuilla. Emma Roberts tuvo la enorme suerte de lucir un Armani Privé vintage, creado por el mismísimo Giorgio Armani. Muy parecida fue la opción elegida por una Michelle Williams que volvió a ser fiel a Louis Vuitton. Viola Davis acertó de pleno con otro Armani de alta costura en rojo, lo mismo que el Givenchy Haute Couture diseñado por Riccardo Tisci que lució Emma Stone, la pelirroja de moda, en su noche más gloriosa.

Tras los Oscar, Hollywood se va de fiesta

Todo está listo en el Dolby Theatre para recibir la madrugada del domingo al lunes próximos (hora española) a las estrellas nominadas e invitadas a la 89ª edición de los Premios Oscar. ¿Irá Ryan Gosling acompañado de Eva Mendes? ¿Lo hará Leonardo DiCaprio al lado de su última novia, Nina Agdal? ¿Viajarán George Clooney y Amal a Los Ángeles para hacer el paseíllo en la alfombra roja como futuros papás? ¿Estará Jimmy Kimmell a la altura de sus predecesores? ¿Se convertirá esta gala en una reivindicación frente a las políticas de Donald Trump? ¿Se alzará La La Land como la gran vencedora de la noche? Todas y otras muchas cuestiones que se agolpan en nuestra cabeza solo encontrarán respuesta en poco más de tres días. Pero hay cosas que ya sabemos…

Happy Red Carpet Roll Out Day!

Una publicación compartida de The Academy (@theacademy) el

Como que más de 1.500 invitados harán su primera parada fiestera en la cena del Gobernador. Además de ver cómo los nominados presumen de galardones y reciben las felicitaciones de sus compañeros de gremio, podrán disfrutar del suculento menú que este año ha preparado Wolfgang Puck. La despensa está repleta de 150 kilos de atún, 7.500 de gambas, siete kilos de trufas, 20 de recula y un pan especial con esencia de salmón y con la forma de la estatuilla dorada. Los postres siempre son muy aplaudidos y según el menú que publicaba Variety los golosos se sentirán totalmente colmados: buffet de chocolates con piruletas de caramelo, tartas, gofres y bombones.

A sneak preview of our chocolate bark station for the @theacademy #Oscars #governorsball #🍴🌟

Una publicación compartida de Wolfgang Puck (@chefwolfgangpuck) el

Una vez cumplido el protocolo con las autoridades, las estrellas, sobre todo ellas, se cambian de modelito para acudir a algunas de las centenares de celebraciones que se llevarán a cabo esa noche en Hollywood. Entre las más concurridas, la de Vanity Fair y la de Elton John, donde se concentran gran parte de los rostros más conocidos. El portal IMDb, la plataforma Amazon, Mercedes-Benz e Icon Mann, la productora Weinstein Co. o la celebración privada de la marca de champán Piper Heidsieck también ultiman los detalles de sus festejos. A nosotros, con las ojeras oscuras tras una noche de imaginaria frente al televisor, nos quedará el lunes ver las fotografías y morirnos de envidia sana.

Overlooking Hollywood and Highland right now.

Una publicación compartida de The Academy (@theacademy) el