Blake Lively le declara su amor a Ryan Reynolds con su último look

Cuando no nos habíamos recuperado del impactante look que Blake Lively lució en la Gala Met, un espectacular diseño de Versace que rezumaba barroquismo, la actriz vuelve a hacer de las suyas con el conjunto que llevó en la premiere de Deadpool 2, la película que protagoniza Ryan Reynolds. Ella, que es la reina indiscutible de la alfombra roja, consiguió hacerle sombra a su marido en el estreno del filme en Nueva York.

Enfundada en un vestido negro de largo midi, uno de sus cortes favoritos en los últimos meses y que arrasa entre las expertas en moda entre las que ella se encuentra, con escote palabra de honor y lentejuelas, dio una lección de estilo con el diseño de Brandon Maxwell. Sí, el vestido le sentaba como un guante, pero lo que hacía una vez más diferente al look era el guiño que hizo a su marido en una noche tan especial como esa. La banda que llevó Blake Lively en la cintura era granate, el mismo color del traje de superhéroe de Reynolds en la película y el tono con el que maquilló los labios.

Se nota que la actriz de Gossip Girl escogió con mimo el conjunto que remató con unos pendientes de Lorraine Schwartz y un clutch que recordaba a las cintas de cassette en el que se podía leer Party Mix. Y por si fuera poco, hasta la manicura era una declaración de amor: las uñas tenían la cara de Deadpool y un corazón.

Blake Lively es su propia estilista

Mientras que multitud de estrellas se rodean de un numeroso equipo de asesores de imagen cada vez que tienen que hacer un paseíllo por la alfombra roja, acudir a un evento o promocionar alguno de sus productos, series o películas, Blake Lively prefiere el ‘yo me lo guiso, yo me lo como’. Sí, lo que has oído, una de las actrices más elegantes del celebritero mundial elige los estilismos ella misma sin la ayuda de un estilista que le ponga la vida más fácil, y eso que los rodajes y el cuidado de sus pequeñas apenas le deja tiempo para nada más.

La mujer de Ryan Reynolds, que le ha hecho uno de sus guiños habituales en la segunda parte de Deadpool, ha concedido una entrevista a una conocida publicación, en la que confirma ser ella misma la encargada de elegir la ropa y de prepararse cual Reina de Saba para cada salida rutilante. “Lo difícil es ojear todos los desfiles y hacer capturas de pantalla de los looks que te gustan y pedirlos. Tengo un asistente que me ayuda, pero muchas veces tengo relación con los diseñadores”, comentó. Y es que seguro que las mejores firmas de alta costura la tendrán entre sus actrices favoritas para lucir sus propuestas, porque, la verdad sea dicha, no hay mejor pasarela que la que procura la protagonista de Gossip Girl.

Pero cuidado, que no es la única confesión que hizo. Ni corta ni perezosa, la intérprete asegura tener una necesidad imperante de controlar todo lo que tiene que ver con ella misma y padecer un enorme ego, que, con toda la sinceridad del mundo, le impide contratar a un estilista para estos menesteres. “Es la misma razón por la que me gusta maquillarme o cocinar para mis amigos: por ser creativa y formar parte de todo el proceso”. Otra cosa no, pero Lively es como un libro abierto y un techado de honestidad. Está claro que si algún día la industria del cine se olvida de ella, tendrá un enorme futuro como asesora de moda.

👠 (throwback)

Una publicación compartida de Blake Lively (@blakelively) el

¡¡Felices 30, Blake Lively!!

La reina de la alfombra roja está hoy de cumpleaños. Blake Lively celebra el viernes 25 de agosto sus pletóricos 30 años, un momento especial que pasará junto a los suyos y del que dará buena cuenta en las redes sociales. Sin haber llegado a la treintena, la protagonista de Gossip Girl se ha ganado a pulso un lugar privilegiado en la meca del cine, primero con su carrera cinematográfica, que tuvo su punto de inflexión el año pasado a las órdenes de Woody Allen en Café Society, y segundo, en su vida privada, formando con su marido, Ryan Reynolds, una de las familias más ideales de Hollywood.

@alliseeisyou_movie …But all you see is me shamelessly filling your feed with more photos of myself from my @glamourmag shoot

Una publicación compartida de Blake Lively (@blakelively) el

Las agendas de la californiana y del canadiense están repletas de proyectos, algunos en pleno rodaje, como la segunda parte de Deadpool en el caso de él y A Simple Favor, en el de ella. Lively rueda este thriller de Paul Feig en el que le acompañan Anna Kendrick y Henry Golding. Le esperan, además, The Rhythm Section y The Husband’s Secret (El secreto del marido), basado en la novela homónima de Liane Moriarty, en el que le acompañarán dos estrellas femeninas más, cuyas identidades no han sido reveladas.

Este buen momento profesional coincide con el personal. El pasado mes de diciembre, el matrimonio se saltó sus propias reglas y compartió junto a sus dos pequeñas, James e Inés, la ceremonia de entrega de la estrella en el Paseo de la Fama a Reynolds, momento que hizo las delicias de los fans y que les colocó el cartel de familia perfecta. Término con el que Blake no está muy de acuerdo. En una entrevista reciente, la intérprete criticó que se considere su núcleo familiar como la quinta esencia, aseguró que como pareja tienen los mismos problemas y conflictos que los anónimos. “¿Cómo va esta persona a retratarme?’ Cuando leo ‘Oh, tiene una vida perfecta’ o ‘Su vida se derrumba’, están eligiendo narrativas para todos y las narrativas perduran”, subrayó nuestra homenajeada de hoy.

Ryan, loco de amor por Blake

Literalmente: babeamos con las palabras de amor que Ryan Reynolds le dedicó a su mujer, Blake Lively, durante la Gala Met, celebrada el pasado lunes en Nueva York. La estrella de Hollywood ha vuelto a demostrar porque junto a su pareja forman uno de los matrimonio mejor avenidos, más románticos y enamorados de la meca del cine. “Ella siempre responde con empatía. Enfrenta la ira con empatía. Enfrenta el odio con empatía. Se toma el tiempo para imaginar lo que le pasó a una persona cuando tenía cinco o seis años. Y me ha hecho una persona más empática. Tenía una relación muy fracturada con mi padre. Antes de morir, me hizo recordar cosas que no quería recordar. Me hizo recordar los buenos tiempos”, escribió la estrella canadiense en la cuenta de Instagram @humansofny, en la que se recogen historias de Nueva York, y en la que también dejaron su impronta Selena Gomez, enamoradísima de The Weekend; Claire Danes y su marido, Hugh Dancy; y una embarazadísima Serena Williams, acompañada de su novio y padre de la criatura, Alexis Ohanian.

Lively volvió a brillar en la alfombra azul mandada colocar por Anna Wintour en el exterior del Museo Metropolitano, donde se celebra una de las citas más importantes del mundo de la moda. La actriz apostó por un vestido Atelier Versace, realizado con cadenas de color dorado y acabado con un bello conjunto de plumas en tonos azules. Un estilismo con el que conquisto el interés de los focos y volvió a demostrar cómo su envidiable genética mantiene su figura a pesar de haber vivido dos embarazos. Perfectamente vestido una vez más acudió el protagonista de Deadpool, con un traje de color oscuro y camisa blanca, que adornó con una pajarita en azul, para ir a juego con su mujercita.

Por cierto, en los últimos días se ha especulado mucho sobre el regreso de Gossip Girl, aunque se trata de una interpretación errónea de unas declaraciones en las que la actriz fue preguntada si participaría en la serie, si se produjera una nueva temporada. Blake deja claro su intención de hacer cosas distintas tanto en el cine como en la televisión, pero deja una puerta abierta si ‘hipotéticamente’ la producción se retomara en el futuro, algo que os advertimos que hoy por hoy es una quimera.

{1×04} Tag your bestie 👭💗

Una publicación compartida de ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀Blair Waldorf (@blairwaldorfs) el

La traviesa mano de Ryan Reynolds

BLAKERYAN

Instagram Blake Lively.

Cualquier gesto puede convertirse en una bomba en redes. Una fotografía con un gesto cómplice y en tono de broma de una de las parejas más atractivas de Hollywood ha provocado una oleada de comentarios controvertidos. La imagen en cuestión está protagonizada por Blake Lively y Ryan Reynolds, realizada el mismo día del estreno de Deadpool, la cinta con la que el actor canadiense ha fulminado la taquilla estadounidense este fin de semana. En la polémica fotografía, la protagonista de Gossip Girl aparece sentada en las piernas de su esposo, que toca con su mano izquierda el pecho de la actriz. “Dos Deadpools, una copa. Tu turno”, escribía la intérprete de 28 años para ilustrar un momento que parece haber molestado a unos cuantos, que fueron acallados por los más acérrimos defensores del matrimonio, que se lo tomaron como un guiño divertido.

LEIGHTONDANA

Instagram Leighton Meester.

Seguimos en el Upper East Side para contaros el regreso de Leighton Meester al trabajo tras la maternidad. La intérprete de Blair Waldorf es una de las protagonistas de The Blind Date, un proyecto teatral en el que también participan jóvenes actores, como Tyler Hoechlin, Jonathan Lipnicki y Max Carver, uno de los gemelos de Mujeres desesperadas. Hay algunos que leyeron entre líneas en el diálogo que la actriz entabló con el actor Bojana Novakovic, en las que decía: “Amo a mi hija. Me encanta mi pareja porque él es su padre. Ahora estoy en la búsqueda del amor para mí”. Este regreso a los escenarios coincidiría con el lanzamiento de un nuevo sencillo musical junto a su amiga, la cantante y compositora Dana Williams, del que pronto veremos el videoclip, como sucedió las pasadas Navidades con Blue Christmas.

KELLYRUTHERFORD

Instagram Kelly Rutherford.

Os contamos la última hora de Kelly Rutherford, que parece seguir viajando por Europa mientras espera el momento de reunirse con sus hijos, tal y como establece un juez de Mónaco. La intérprete de Lily van der Woodsen, colgaba hace un par de horas un mural realizado por su hija Helena por el Día de San Valentín dedicado a su madre. La actriz de 47 años compartía poco después una fotografía del interior de uno de los salones del Palacio Real de Estocolmo, donde se encontraría en estos momentos. Perdida la custodia de sus dos pequeños el pasado mes de diciembre, la estrella televisiva se ve obligada a vivir lejos de Estados Unidos para estar cerca de los pequeños, afincados con su padre, Daniel Giersch, en Francia.

‘Grey’, más sexual y explícito

grey-coverCoincidiendo con el hipotético cumpleaños del presidente de Grey Enterprises Holdings, E. L. James lanzó el pasado 18 de junio Grey, el cuarto libro de la saga, el que aporta la visión masculina de la historia de amor entre Anastasia Steele y el multimillonario Christian Grey. Desde hace semanas, el libro está en el número uno de pedidos anticipados de Amazon y la librería Barnes & Nobel de Nueva York, donde firmó ejemplares la autora, se convirtió en un hervidero de fans. La expectación creada por este libro sorpresa y el éxito de la versión cinematográfica augura cifras de infarto para esta nueva novela. Por lo poco que ha trascendido, el tono es más ‘hot’, sexual y explícito que sus antecesoras. En España tendremos que esperar al mes de julio para comprobarlo con nuestros propios ojos.

BlakeyRyanSon varios los medios estadounidenses que se han hecho eco  de una posible crisis en el matrimonio entre Blake Lively y Ryan Reynolds. Radar Online llega a asegurar que la pareja vive separada desde hace un tiempo, debido a su ajetreada agenda profesional. Pero nosotros lo ponemos en cuarentena, ya que sería precisamente el trabajo el que les obligaría a estar un tiempo separados, algo que la exGossip Girl como el intérprete de 38 años tienen muy asumido. Él se encuentra en Canadá, su tierra natal, rodando Deadpool, y la californiana de 27 años estaría en plena grabación de All I See Is You, un thriller junto a Jason Clarke. Veremos con el tiempo si esta historia se difumina o nos deleita con un nuevo capítulo.

Patrick,-LeMansLo prometido es deuda. Os dijimos que estaríamos muy pendientes de la participación de Patrick Dempsey en las 24 horas de Le Mans y tenemos gratas noticias. Su equipo, Dempsey Proton Racing, logró el segundo puesto en la más dura de las pruebas del Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC). Eufórico y sonriente por este triunfo, Patrick subió al podio con los otros dos pilotos, Patrick Long y Marco Seefried, para recibir la ansiada copa. El exprotagonista de Anatomía de Grey tiene todas las papeletas para alzarse el año que viene con el triunfo a los mandos de su Porsche 911 RSR.