Jeremy Meeks, cuernos y divorcio

Al ex preso más guapo del mundo le han pillado in fraganti. Jeremy Meeks, conocido por convertirse en 2014 en el presidiario más atractivo del mundo, está de patitas en la calle después de que su esposa, Melissa, entrara en cólera tras la publicación de unas fotos del padre de sus tres hijos dándose el lote con una de las herederas más ricas de Reino Unido, Chloe Green.

Prison bae #JeremyMeeks returns home to his wife after he was seen making out with billionaire heiress #chloegreen in her yacht last week.

Una publicación compartida de MediaTakeout Official (@mediatakeoutpage) el

Al modelo de White Cross Management se le ha atragantado su escapada en yate a las costas turcas, donde se perpetraron los cuernos con la hija del fundador de Top Shop. Parece ser que la conquista de una de las mujeres más ricas del planeta fue demasiado tentadora para el exdelincuente, que se enfrenta ahora a un proceso de separación que le traerá más de un dolor de cabeza.

En cuestión patrimonial poco habrá por lo que dirimir, porque el ex matrimonio habitaba en una discreta residencia en California. Sin embargo, la enfermera está dispuesta a luchar por la manutención de sus hijos y, tras la traición pública que le ha hecho sentirse “humillada”, no le pondrá nada fácil el tema de la custodia compartida de sus hijos en común.

Happy 4 th of July from me and my boys !!!

Una publicación compartida de JEREMY MEEKS (@jmeeksofficial) el

”Entré en shock y sentí náuseas. Era como si una bomba hubiera explotado y todo mi mundo hubiera sido destruido”, dijo Melissa a la prensa estadounidense sobre el momento en el que un seguidor las redes sociales la etiquetó en las tórridas fotografías de su marido pasándolo en grande cuando se supone que debía estar trabajando.

Thank you Philipp plein for an amazing show and Cannes experience !!!

Una publicación compartida de JEREMY MEEKS (@jmeeksofficial) el