A JLo le pone Harry Styles

Jennifer Lopez es una mujer de éxito. Discos, películas, colecciones de ropa, fragancias, series, espacios de entretenimiento, residencia en Las Vegas… la lista de sus facetas profesionales es una de las más apabullantes de Hollywood, motivos que, unidos a su enorme sensualidad, la convierten en una de las mujeres más deseadas del momento. ¡¡Y ella lo sabe!! Sin embargo, tras su tercer divorcio y muchos fracasos sentimentales, la neoyorquina ha dejado de creer en el matrimonio y se ha propuesto disfrutar de la vida a la espera de lo que esta le depare. Con 47 años, la jueza de American Idol presume de una figura de infarto y es considerada una de las estrellas más bellas de la industria del entretenimiento. Conocida es su tendencia en los últimos tiempos a salir con hombres más jóvenes que ella (porque puede), como el noviazgo que mantuvo de forma intermitente con el bailarín Caspert Smart, al que echó de su casa el pasado mes de septiembre después de que el chico volviese a colocarle otros ‘cuernacos’ en todo lo alto.

After show feels…

Una publicación compartida de Jennifer Lopez (@jlo) el

Haciendo caso de ese refrán que asegura que un clavo quita otro clavo, la jueza de American Idol se quitó las penas con Calvin Harris. Sí, el DJ escocés, el mismo que mantuvo un romance de un año largo con Taylor Swift. Semanas después nos quedábamos ojipláticos al verla acaramelada con Drake (Rihanna estaba más bien cabreada). La historia con el canadiense, que apuntaba maneras, quedaba en stand by, incluso ella ha comentado que espera retomarla en el futuro, ya se sabe que donde hubo fuego siempre quedan rescoldos y puede que en este caso fuera más bien una fogata.

Una publicación compartida de Jennifer Lopez (@jlo) el

A cuenta de estos amores, la actriz fue preguntada hace unos días por Ellen DeGeneres en su espacio televisivo. “No salgo con hombres más jóvenes. No es así. Solo conozco gente y luego si salgo con ellos, salgo con ellos; y si me gusta, me gustan, y si no, no. Lo importante es quién es esa persona. No tiene nada que ver con la edad”, le dijo a la presentadora, que minutos después le sometió a uno de sus famosos juegos de preguntas. “¿Con qué joven cantante pasarías las noche?”, le mencionó la showoman, y la respuesta fue concisa y clara: “Harry Styles”. Sí, nada más y nada menos el cantante de One Direction, que ahora mismo tiene 23 años. Muchos se echarán las manos a la cabeza, pero esa diferencia de edad, 24, nos parece totalmente normalizada cuando la relación se establece entre un hombre mayor y una chica joven. El amor no entiende de edades, de géneros, de razas… el amor es eso simplemente, sentimiento puro.

Taylor y Tom, tortolitos del verano

El termómetro acaba de dar sus primeras máximas de infarto y ya tenemos a la pareja indiscutible del verano. Algo demasiado potente tendría que suceder para que el podio de los tortolitos de moda se lo arrebatasen a Taylor Swift y Tom Hiddleston, que parecen haber cogido carrerilla en su romance. El entorno de la ganadora de 10 premios Grammy asegura que está locamente enamorada del británico y solo hay que echar un vistazo a las fotografías de su mega celebración del 4 de julio para corroborarlo. La ex de Calvin Harris y el protagonista de Thor no se quitan los ojos ni las manos de encima, les da lo mismo que haya cientos de paparazzi parapetados en barcas, lanchas o detrás de algún seto con sus maxi objetivos apuntándoles. Es más, si les captan juntos, mejor, porque parecen dispuestos a no esconderse de nada ni de nadie, aunque al DJ escocés le haya dado un ataque de celotipia y haya decidido encerrarse en el gimnasio para calmar tanta adrenalina descontrolada.

🇺🇸

Una foto publicada por Britany LaManna (@britmaack) el

Pero las imágenes compartidas por la chica buena de la música han arrojado muchas más noticias. La curvilínea figura que luce la cantante desde hace semanas no es producto del photoshop y son muchos los que ya no cuestionan una probable visita al quirófano. Con unos kilitos de más que no le venían nada mal –ya se sabe que la felicidad engorda –, la talla de pecho de Taylor ha aumentado considerablemente y es más evidente cuando la vemos bikini, en bañador y en ropa deportiva, donde salta a la vista aquello que antes pasaba inadvertido. Incluso parece haber superado en copa a la bien dotada Gigi Adid, ¡¡milagroso!!

🇺🇸

Una foto publicada por Taylor Swift (@taylorswift) el

No se vayan todavía que aún hay más. Blake Lively, nuestra estrella COSMO, demuestra una vez más que el embarazo es un estado natural y si hay que tirarse de un trampolín a toda velocidad para pasarlo en grande, no hay tripita que se lo impida. La protagonista de Gossip Girl disfrutó como la que más junto a su marido Ryan Reynolds de un fin de semana a lo grande con su mejor amiga, una experiencia igual de alocada a la que ambas compartieron en el parque temático de Warner Bros. el pasado mes de diciembre. En esta ocasión, se ha sumado el actor, que parece haber hecho buenas migas con Hiddleston. ¿Habrá crossover Thor y Deadpool? En Hollywood todo es posible.

✨

Una foto publicada por Taylor Swift (@taylorswift) el

Otra cosa no, pero en la casa de Rhode Island hubo amor a raudales. Como el que se prodigaron Ruby Rose y Harley Gusman, que hacían pública su relación compartiendo una bella fotografía de espaldas y agarradas mientras veían el espectáculo de fuegos artificiales. La australiana pasa página a su fallida relación con Phoebe Dahl y da una oportunidad a la bonita historia que vive desde hace unas semanas con la vicepresidenta de Truly Organic. Guapa, bien colocada y con mano en el mundo de las cremitas, ¡pedazo de partido!

With ❤️ from us

Una foto publicada por Ruby Rose (@rubyrose) el

A todos los que ya estáis de vacaciones, a los que os queda nada para tomar el sol en la playita o dormir con manta en la montaña; a los que optáis por coger la maleta cuando todo el mundo esta de vuelta a la oficina; a los que no podréis hacer un kit kat; y a los que, como la que suscribe, se van con portátil a cuestas… ¡Feliz verano!

Calvin Harris y Taylor Swift, del amor a odio

Taylor Swift y Calvin Harris han pasado del amor al odio en menos de una semana. Mientras los medios al otro lado del charco echan cuentas y buscan y rebuscan en sus archivos fotográficos para conocer el primer encuentro entre la cantante y el actor Tom Hiddleston, por aquello de lo que venden unos cuernos, la que apuntaba maneras de convertirse en la pareja musical más poderosa del mundo se ha dejado de seguir en las redes sociales. Del respeto mutuo que entonó el DJ escocés en su Twitter para confirmar la finalización del romance y el consiguiente retwitteado de la niña buena de la música, han pasado a eliminar cualquier mensaje, foto o rastro el uno del otro de sus cuentas. Ya se sabe… ojos que no ven, corazón que no siente.

Taylor Swift-Calvin Harris-Vacaciones paradisíacas

Instagram @taylorSwift

 

Lo cierto es que el modelo de Emporio Armani, aunque trata de aparentar que el idilio de su ex con el británico de moda no le afecta lo más mínimo, se siente traicionado. A pesar de que las imágenes de la cantante y el intérprete de Loki en Thor y Los Vengadores en Rhode Island acaramelados y dedicándose todo tipo de cariños, incluido unos cuantos besos apasionados, se publicaron cuando la relación estaba finiquitada, hay quien asegura que el flirteo empezó antes, en la gala MET, celebrada el 2 de mayo. Parte de los invitados fueron testigos del sensual baile que se marcaron los nuevos tortolitos, incluso algunos usuarios lo colgaron en sus cuentas de Instagram, ajenos a que algo se estaba cociendo y esas imágenes cobran más de un mes después un significado muy distinto.

Los rumores, chismes y conjeturas se acumulan, mientras Swift y Hiddleston cogían hace apenas 48 horas un jet privado a algún lugar escondido del planeta para huir de la presión, el ruido y las críticas que les llegan a diestro y siniestro. TMZ, el portal de noticias que dio la exclusiva, una vez más y acertando, echaba más leña al fuego al anunciar que la ganadora de 10 premios Grammy habría dejado al productor musical vía telefónica, precisamente el mismo método que utilizó con ella Joe Jonas en 2008. Mientras, Harris se dedica a pulir su tonificada anatomía en el gimnasio con sesiones maratonianas, se enfunda para ello las zapatillas deportivas diseñadas por el archienemigo de su ex, Kanye West, y lanza vídeo con Rihanna. ¡Qué mejor forma para terminar el primer post de esta semana que con un poquito de la música que nos hará bailar este verano! Por cierto, ¡qué viva el amor!