Sarah Jessica Parker, una estrella hecha a sí misma

Carrie Bradshaw marcó un antes y un después en la carrera de Sarah Jessica Parker. Sus trabajos como actriz, hasta entonces, no fueron nada destacables ni mediáticos, sin embargo, su personaje en la comedia ambientada en Nueva York le reportó el estrellato. Eso sí, su carrera podría haber sido completamente diferente de haber sido Lisa Edelstein la protagonista, otra de las favoritas para el personaje.

#SarahJessicaParker ✨

Una publicación compartida de Sarah Jessica Parker Daily (@sjp_daily) el

Icono de estilo allá donde va, ha hecho de los tacones su complemento fetiche. De su amor por los zapatos de Manolo Blahnik nació su negocio más fashionista: su propia marca que, a su vez, es una manera más de conectar con sus millones de seguidores en todo el mundo.

A la venta en espacios seleccionados y en Amazon, la actriz aprovecha ventas especiales para charlar con sus fans e incluso ha llegado a firmar algunos de sus pares como recuerdo.

A veces extravagante, como en todas las ediciones de la gala Met, otras muy lady, el estilo Parker no pasa inadvertido. Cuando pisa una alfombra roja, como lo ha hecho en los estrenos de Blue night, la película que ha protagonizado junto a Renée Zellweger y Simon Baker, siempre lo hace con garbo. Todas las miradas se centran en ella y eso solo ocurre con los grandes

This is now. X, Sj

Una publicación compartida de SJP (@sarahjessicaparker) el


estrellas.