Liv Tyler, razón para no despegarse de COSMO en septiembre

Veinte años después de protagonizar Armageddon, la película más icónica a lo largo de la carrera de Liv Tyler, la actriz regresa a los focos con uno de los papeles más ambiciosos de los últimos años y del que serán testigos los espectadores de COSMO gracias a Harlots: Cortesanas. La actriz se incorpora a la segunda temporada de la serie sobre las cortesanas de Covent Garden que se estrenará el 18 de septiembre (22.00 h).

@harlotsonhulu

Una publicación compartida de Liv Tyler (@misslivalittle) el

En la ficción, Tyler se mete en la piel de una aristócrata, Lady Isabella Fitzwilliam, que se verá acorralada por Lydia Quigley (Lesley Manville), un papel que nada tiene que ver con otro de sus trabajos más célebres, el que interpretó hace 15 años en El señor de los anillos.

Después de Arwen, una mujer mitad elfa, vinieron otros, como el de Meg en The leftovers, la serie sin la que se hubiera alejado de la interpretación. Poco antes de que le ofrecieran ese papel con el que debutó en lla pequeña pantalla, la hija de Steven Tyler pensó en dejarlo todo y marcharse a vivir al campo.

Inconformista e inquieta, cuando era apenas una niña le diagnosticaron TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad), pero eso no le impidió hacer lo que más le gustaba: interpretar. Curiosa como pocas niñas de su edad, con 10 años descubrió que su amiga Mia, la hija de la estrella de Aerosmith, y ella eran realmente parecidas. Había algo que no encajaba y la pieza que le faltaba acababa de hacerlo. Steven no era un amigo cualquiera de la familia, era su verdadero padre, y el mismo con el que siendo una adolescente le dio la oportunidad de aparecer en el videoclip de Crazy.

Mucho ha llovido desde entonces, pero la actriz sigue conservando esa belleza aniñada que la que se enamoraron Bernardo Bertolucci, el director de Belleza robada, su primera película, y el empresario Dave Gardner, su actual pareja y padre de dos de sus tres hijos.

☺️ Cannes once upon a time #90s

Una publicación compartida de Liv Tyler (@misslivalittle) el