Kate Hudson, el consuelo de Brad Pitt

BRADANGELINAEl divorcio de Brad Pitt y Angelina Jolie nos dejó fríos en septiembre del año pasado, pero los motivos, supuestamente filtrados por el entorno de la actriz, terminaron de congelarnos. Un posible maltrato a su hijo Maddox en el jet privado que traía a la familia de vuelta de unas vacaciones en Francia fue el detonante de un divorcio que va camino de convertirse en una tortuosa pelea por la custodia de los seis hijos en común. Días más tarde trascendieron ciertos problemas con las drogas y el alcohol como detonantes del ataque (s) de ira del productor, una información que ponía en alerta al Departamento de Infancia y Servicios Familiares de Los Ángeles y del mismísimo FBI y ponía por segunda vez al actor en el filo de la navaja. Si a eso añadimos que voluntariamente se está sometiendo a controles periódicos para constatar que se mantiene sobrio y alejado de la marihuana, es probable que la imagen idílica que teníamos de la estrella de Hollywood se haya apagado un poco.

BRADPITTSu equipo, el entorno de familiares y amigos que le rodean y él mismo sabe que no atraviesa por su mejor momento. Es el malo del dramón, no puede ver a sus hijos, ni hablar con su exmujer y su última película, Aliados, no ha conquistado la taquilla ni siquiera por el morbo que podría crear verle trabajando al lado de Marion Cotillard, a la que señalaron las primeras horas como causante de la ruptura de Brangelina. Este año su presencia en la gran pantalla se limitará a War Machine, señal de que en la meca del cine le prefieren ahora al otro lado ejerciendo de productor, aunque se ha confirmado su nombre para la segunda parte de World War Z. Es justo y necesario un lavado de imagen que tuvo su primer golpe de efecto en los Globos de Oro.

 

Sin anunciarse y sin pasar por la alfombra roja, el intérprete salió al escenario del Hotel Beverly Hilton ante el asombro de sus compañeros de profesión, que le dedicaron una larga ovación, aplausos que seguro que le subieron la autoestima. Elegantemente vestido con un smoking negro y pajarita, con el pelo corto y bastante más delgado a como le había visto en la gira promocional de su última película. Unos dicen que es debido al mal momento sentimental que atraviesa y otros aseguran que ahora se cuida mucho más que antes, lo cierto es que se ha quitado más años de los que por genética no aparentaba. ¡Vamos, con 53 años parece un chiquillo de 30! El segundo asalto llegaba una semana después con su presencia en un evento solidario, 2017 Rock4EB!, para recaudar fondos para niños afectados por la Epidermólisis Ampollar, un acto en el que estuvo respaldado por el cantante Sting y el actor Zach Galifianakis.

BRADPITT2¿Será contraproducente el affaire que se le adjudica con la actriz Kate Hudson? Medios estadounidenses dicen que llevan dos meses viéndose a escondidas, ahora entendemos la sonrisa de oreja a oreja y el brillo en los ojos en la hija de Goldie Hawn. Un romance que podría no ser más que eso, una aventura mientras Pitt recompone su vida. Ahora que ha trascendido a la luz pública, ¿le perdonarán sus fans que rehaga su corazón tan deprisa? Ya se sabe que quien no corre, vuela…