Tisdale, la niña que ya no lo es tanto

Todo en Ashley Tisdale es precocidad. La actriz, cantante, compositora, productora y modelo –no sé si me habré olvidado de alguna faceta más– dio sus primeros pasos en la pequeña pantalla con tres añitos y toda su vida, hasta la fecha, ha estado ligada a las cámaras. Para la crítica, su mejor papel fue en Broadway con Les Misérables, y con 10 años Disney se percató de las posibilidades de esta chica, convertida poco después en la rubia malota de la triunfadora High School Musical. A partir de ahí, la popularidad de la intérprete de Savannah Monroe en Hellcats (Cosmopolitan tv) no ha hecho más que aumentar su caché, y, hoy por hoy, Tisdale es una de las actrices jóvenes mejor pagadas en Hollywood según Forbes.

Sin embargo, la chica se ha propuesto este 2012 dar un cambio de registro a su carrera y pronto la veremos en la nueva temporada de la rompedora Sons of Anarchy y en la quinta entrega de Scary Movie, en la que compartirá cartel con dos de los personajes más polémicos y perdidos de Los Ángeles: Lindsay Lohan y Charlie Sheen.

La ambición de esta rubia no tiene límites y también hará su debut detrás de la cámara para dirigir su primera comedia, Miss Advised, sustentada por su propia productora, Blondie Girl Productions, su último reto profesional. Y para rematarnos de envidia, además de irle de maravilla con su guapisísimo novio, Scott Speer, con el que sale desde el pasado diciembre, es uno de los rostros más valorados por su implicación en cuestiones solidarias. Vamos, un currículum intachable que nos provoca una pelusa insoportable.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios