Tamara Falcó, otra ‘celeb’ rendida al embrujo del reality

Ser famoso en la actualidad pasa, casi irremediablemente, por la obligación de ponerse delante de la cámara para descubrir a la persona que esconde el personaje. Aunque aquí estamos todavía en pañales en cuanto al género del ‘personality show’, cada vez son más las cadenas y famosos nacionales que se apuntan a la moda. La última Tamara Falcó, la hija de Isabel Preysler y del Marqués de Griñón, a la que hemos visto crecer en las portadas de las principales revistas del corazón. Divertida, espontánea y natural son las señas de identidad de la protagonista del primer reality de producción propia de Cosmopolitan TV, We Love Tamara, que se estrenará el próximo mes de septiembre. Durante diez programas se desgranará la personalidad de una de las jóvenes más populares del corazón nacional.
Seguro que derrochará el mismo desparpajo que demuestra en las entrevistas y se sumará a ese cada vez más concurrido grupo de ‘celebs’ televisivas, siguiendo los pasos de rostros tan conocidos como Kim Kardahian, la reina del género, con seis millones de dólares en ingresos por destapar su vida privada, algo que le viene de familia porque ninguno de sus miembros es inmune a las cámaras de televisión. Lauren Conrad, que participó en el polémico The Hills, le sigue a la zaga con cinco millones de dólares, y Bethenny Frankel, una de las amas de casa más ricachonas de Estados Unidos gracias al éxito de Real Housewives of New York City.
El enigmático poder del reality alcanza a personajes que no necesitan de a televisión para salir adelante, como Paris Hilton, la desheredada bisnieta de Conrad Hilton, el fundador de la afamada cadena de hoteles, que en 2003 la lio parda junto a su amiga del alma, Nicole Richie, al protagonizar The Simple Life, un reality en el que estas dos niñas pijas dejaban a un lado sus glamourosas vidas para ganarse la vida en lugares tan dispares como una granja o un campamento.
¿Será capaz de tirarse en paracaídas Tamara con su amiga Scilla Ruffo de Calabria? ¿Cómo es en las distancias cortas? ¿Es tan glamourosa como parece? ¿Hasta donde alcanzan sus creencias religiosas? Esas y otras muchas preguntas tendrán pronto respuesta en Cosmo.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios