Sombra aquí y sombra allá

Si hace unos días nos planteábamos un drástico cambio de imagen a nuestra cabellera, esta semana vamos a dar un repaso a los maquillajes de nuestras Cosmoestrellas. No todas porque nos daría para varios especiales, pero hemos elegido cuatro de las de mayor actualidad para analizar sus preferencias para lucir un rostro bello. Dos jóvenes, Blake Lively y Leighton Meester, a las que las naturaleza todavía les concede el privilegio de levantarse por las mañanas y no salir corriendo al mirarse en el espejo. En ambos casos, las protagonistas de Gossip Girl pueden abusar poco de potingues, bases, correctores, polvos, coloretes y sombras porque con muy poquito están divinas.

La actriz que encarnó a Serena Van Deer Woodsen es bastante austera con el gasto estético. Para la base de la piel utiliza tonos semejantes al suyo, que realza con coloretes de tonos rosados y anacarados. Las sombras marrones, un delineado en el párpado superior y rímel de ultravolumen son sus preferencias para sus ojos azules. Salvo cuando el sarao es nocturno o de más empaque, en cuyo caso opta por las sombras oscuras, el lapiz negro en ambos párpados y reclama la atención de las cámaras en sus labios con un rojo pasión de esos que deben haberle quitado el sentido a su marido. Te dejamos un tutorial de Youtube para lucir como ella.

Igual de rácana para el maquillaje se confiesa Leighton Meester, asegura que su neceser es tan pequeño que da vergüenza. La actriz que dio vida a Blair Waldorf le gustan los humectantes con color y los rizadores de pestañas para acentuar su mirada (pincha y verás cómo lograrlo). Un efecto que suele obtener con sombras de ojos claras, algunos toques dorados y con un delineador líquido en color negro con el que perfila las pestañas hasta el lagrimal. Para las mejillas elige los colores rosáceos y en el caso de las barras de labios ganan de calle los rojos.

 

Es el turno de las maduritas, pero ¡vaya pedazo de mujeres! La primera, que tampoco es un bombonazo, se ha ganado con creces el apelativo de icono de moda por haber marcado un estilo propio. Es Sarah Jessica Parker. La protagonista de Sexo en Nueva York sabe sacarle partido a su rostro alargado y a su personalísima nariz con un tono de piel muy claro. Para las que estamos en la quinta de la intérprete, no nos vendría nada mal echar mano de una crema pre-maquillaje que camufle todas las imperfecciones de la piel, granitos, manchas, además de evitar los horribles brillos. El iluminador debajo de los ojos es habitual en sus apariciones nocturnas, para fijar la atención en ojos ahumados muy suaves, con una marcada línea negra y dos capas de rímel para sacar más partido al rizado de sus pestañas.

De una rubia a una morena de rompe y rasga. Eva Longoria. Según ella misma ha confesado utiliza algunos trucos, como un corrector anti-ojeras e iluminador antes de la base de maquillaje, porque sus ojos son uno de los mayores reclamos de su rostro. Los tonos del párpado y del resto de la cara son distintos por lo que suponemos que utilizará dos tonalidades de maquillaje. Para los pómulos, como Jessica, la protagonista de Mujeres desesperadas prefiere los coloretes en crema de color melocotón y los tonos nude para la boca. Y que no se nos olvide que Longoria es una de las celebs que puso de moda las pestañas postizas, llegó a decir que son una adicción porque no sale de casa a ningún sarao sin esas pestañas de medio metro.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios