Sarah Jessica Parker se apunta al ‘boom inmobiliario VIP’

La casa de SJP en Nueva York.Dos años después de retirarla de una subasta, Sarah Jessica Parker y su marido, el actor Matthew Broderick, han decidido poner a la venta su maravillosa casa de cinco pisos en Greenwich Village de Nueva York por 17 millones de euros. ¿Tendrá problemas financieros la protagonista de Sexo en Nueva York o será esta venta el punto de partida de una nueva adquisición más voluptuosa? Conociendo a la intérprete, vaya donde vaya, la ‘choza’ en cuestión deberá tener un vestidor lo suficientemente grande, siempre al estilo ‘walk-in closet’, para atesorar sus decenas de pares de Manolo Blahnik, Jimmy Choo y Louboutin. No faltarán los fanáticos con una fortuna desorbitante dispuestos a adquirir esta townhouse del año 1846.

La exmansión de Heidi Klum y Seal.Como el que ha comprado, hace apenas un mes, la mansión en Los Ángeles en la que compartieron vida en común Heidi Klum y Seal. Los representantes de la polifacética modelo alemana anunciaban la venta de esta residencia en Los Ángeles por 25 millones de dólares. Un paso muy importante para la exángel Victoria’s Secret, que cierra así el capítulo de su historia con el cantante británico, padre de sus tres hijos biológicos y de la hija que Heidi tuvo con Flavio Briatore. La presentadora de televisión, coladita por los huesos de su yogurín, Vito Schnabel, pretende adquirir una casa más cara, más lujosa y más grande, y eso que la anterior tenía campo de golf, parque infantil, estanque propio, gimnasio y 33.500 metros cuadrados de jardín. ¡Hay gente que no se conforma!

22BC4063FF9069A1468366E5D8APero este boom inmobilario VIP no es exclusivo de las celebridades extranjeras. Nos referimos a Paula Echevarría, sin lugar a dudas la ‘it girl’ nacional por antonomasia, y su marido, el cantante David Bustamante. La pareja buscó comprador para su chalet en Villanueva del Pardillo, llamado El Cantábrico, hace casi un año. Seis dormitorios, cinco baños, terraza de 50 metros cuadrados, 2.500 metros de jardín y piscina por el ‘módico’ precio de 1.500.000 euros, que no encontró comprador. Paula y David decidieron entonces quitar el cartel de “Se vende” y llevar a cabo una reforma en la vivienda para amoldarla a sus nuevas necesidades y al cada vez más voluminoso fondo de armario de la actriz.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios