Sarah Jessica Parker, en forma

Es increíble cómo luce tipazo Sarah Jessica Parker con 51 años. A la protagonista de Sexo en Nueva York siempre le ha acompañado un buen ADN, pero pocas pueden presumir de superar la mitad del siglo con la anatomía tonificada de la que hace gala la actriz. Busca que te busca nos hemos topado con la responsable, en gran medida, de esa sintonía anatómica: Anna Kaiser, la entrenadora de moda en la Gran Manzana. Las celebridades se la rifan por un hueco en su agenda, y es su método, al que ha llamado AK inMotion tiene resultados evidentes en el físico de quienes lo practican. Este entrenamiento, en el que se mezclan la danza con movimientos de otras disciplinas, como el yoga o el pilates, fortalecen la masa muscular de la misma manera que lo haría una sesión de fitness, pero, en este caso, más divertido. Anna, que presume en las redes de su larga relación con la que fuera Carrie Bradshaw, aúna en su estrategia de trabajo cardiovascular, tonificación, fuerza muscular y flexibilidad, una manera muy eficaz de quemar esas calorías de más que pueden sobrarnos de una manera rápida.

Y para muestra, no solo nuestra COSMO celeb favorita, también Shakira, que desde hace un año trabaja con la neoyorquina para recuperar la figura tras el nacimiento de su segundo hijo Sasha. ¡Vaya si lo ha conseguido la colombiana! La mujer de Gerard Piqué compartía algunas instantáneas de sus intensos entrenamientos con Kaiser, con los que la de Medellín vuelve a presumir de vientre liso para deleitar a sus fans en los conciertos con sus populares danzas del vientre.

#TBT dancing with @theannakaiser @aktinmotion Una foto publicada por Shakira (@shakira) el

De vuelta a Jessica Parker, esta semana hemos conocido un nuevo secreto de su vida familiar. Concretamente tiene que ver con su hijo de 13 años, James Wilke, aquejado de alergia mortal a los cacahuetes y a las avellanas. Sarah relató a US Weekly el susto que pasaron su marido, ella y la niñera que se encargaba de cuidar al pequeño cuando tuvo una mala reacción alérgica que les obligó a ir de urgencias con el pequeño. En el centro médico le realizaron las pertinentes pruebas médicas y reconocieron la alergia a estos dos frutos secos. “Él sabe cómo informar a los que le rodean de sus alergias alimentarias, así que todo el mundo es consciente y puede ayudarle a evitar que se desencadene la reacción”, añadía la entregada mamá.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios