Paulina, Bieber o Messi, famosos con conflictos vecinales

¿Quién no ha tenido algún desencuentro con un vecino? Salvo aquellos que viven lejos del mundanal ruido, todos los mortales tenemos entre ceja y ceja a algún conocido del vecindario. Los famosos tampoco están libres de pecado, y, en muchas ocasiones, el ser un personaje conocido es la excusa perfecta para sacar un buen pellizco con el escándalo. Como le sucede a Paulina Rubio, a la que sus vecinos de edificio en Miami reclaman el pago de los gastos de mantenimiento, que se remontan a un año y medio. Nada más y nada menos que 22.000 euros a los que tiene que hacer frente la cantante mexicana, a la que (sepamos) no le acucian precisamente los problemas económicos. A la exmujer de Nicolás Vallejo-Nájera, con el que mantiene un eterno proceso de divorcio, no le faltan proyectos profesionales en la industria discográfica y en televisión.

Otro que no está nada bien visto en el vecindario es Justin Bieber. El príncipe del pop, al que le crecen los enanos, fue acusado de agresión por uno de sus vecinos el pasado mes de marzo. También se vio en un aprieto Leo Messi con los habitantes de la casa colindante a su ‘chocita’ en Pedralbes. La mala situación de la familia anónima les obligó a alquilar las habitaciones, provocando la incomodidad del jugador del Barça y de su familia, que se sentían intimidados por la curiosidad de los alquilados. El mejor jugador del mundo decidió entonces comprar la casa y ahorrarse el mal trago.

El mismo por el que han pasado Mario Vaquerizo y Alaska, por cierto, invitados del primer pase de We Love Tamara. La pareja conoce bien las dos caras de la fama, y, consecuente con ello, pidió por activa y por pasiva a los fans que fueran respetuosos con sus vecinos porque el portal del edificio en el que viven se ha convertido en el más popular de España. Es lo que tiene protagonizar un docu-reality sobre tu vida, aunque nos consta que la situación les provoca mucho apuro.

Hay tantos casos que podríamos hacer un blog temático por entregas. Nombres como Taylor Swift, y su riguroso equipo de seguridad, o las megafiestas que se pegaba hace pocos meses la ¿rehabilitada? Lindsay Lohan, y las que todavía se dedica otro chico malo de Hollywood, Chris Brown, podrían protagonizar nuevos y eternos post sobre los ‘conflictos vecinales’. Continuará…


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios