Patrick Dempsey, ¿tras los pasos de Paul Newman como piloto?

Las más fanáticas seguidoras del macizorro de Anatomía de Grey, Patrick Dempsey, es probable que estén al tanto, pero las menos curiosas se llevarán una sorpresa cuando vean las imágenes de su último proyecto como productor ejecutivo: Racing Le Mans, una miniserie documental que refleja la gran pasión de este guapo entre los guapos: los coches, pero de carreras. A las que suspiramos por el madurito neorólogo del Seattle Grace nos encanta, ¡cómo no!, embutido y sudoroso en el mono de faena, donde parece que se siente más realizado que con su profesión, la actuación. Recientemente, The Hollywood Reporter publicaba un extenso artículo sobre esta producción y destacaba la pasión con la que el intérprete de Derek Shepherd afronta esta afición que ha dejado de ser un hobbie para pasar a un primer plano que no nos extrañaría estuviera en sus planes de futuro, ya que su renovación en la serie médica todavía está en el aire.

Paul Newman

Paul Newman

Al volante de un coche y en un circuito cerrado, Patrick se siente como pez en el agua. Y no es el primer guapérrimo que cae rendido a la ebullición de adrenalina de una buena carrera a 200 kilómetros por hora, antes lo fueron actores míticos como Steve McQueen, a cuya primera esposa Dempsey entrevistó en persona para su documental; Paul Newman, que terminó segundo en las 24 Horas de Le Mans de 1979 pilotando un Porsche 935 y fue el piloto más longevo en alta competición; o James Garner, candidato al Oscar en 1986 por Murphy’s Romance.

Steve McQueen

Steve McQueen

Dicen los que saben de esto que el actor va por el buen camino, ya que pudiendo financiar de su propio bolsillo el equipo que ha formado con su socio Joe Foster ha preferido buscar patrocinadores que den confianza a un proyecto vital que le tiene cautivado. Tal y como podremos comprobar dentro de poco, el documental no es un camino de rosas para Patrick. Frustraciones, fracasos y muchas idas y venidas ponen en peligro el camino hacia una competición tan ansiada para los amantes del motor como Le Mans, pero puesto el acelerador, al polifacético artista no hay quien lo pare.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios