Nueva York, de escenario a protagonista

Si hay una ciudad que crea todo tipo de inspiraciones, ésa es Nueva York. Muchos de los movimientos culturales de los dos últimos siglos se forjaron en sus calles y es el segundo centro de producción cinematográfica de Estados Unidos. La Gran Manzana, o Big Apple, es, sin lugar a dudas, uno de los escenarios más atrayentes para directores de cine, escritores, músicos y productores televisivos. ¿Quién no recuerda las inolvidables Desayuno con diamantes de Blake Edwards, Manhattan de Woody Allen o El apartamento de Billy Wilder? ¿Quién no se ha imaginado sus calles, sus olores y sus claroscuros al leer las novelas de El padrino de Mario Puzo, Poeta en Nueva Nueva York de Federico García Lorca o Brooklyn Follies de Paul Auster? ¿Y a quién no se le han puesto los pelos como escarpias al oír New York, New York de Frank Sinatra, Where the Streets Have No Name de U2 o el Englishman in New York de Sting?

La pequeña pantalla no ha sido ajena al embrujo de la ciudad en la que nada es imposible y algunas de las mejores series de la historia de la televisión tienen como escenario la cautivadora urbe. Friends es la comedia neoyorquina por antonomasia, a la que se sumaron más tarde Seinfeld, Cómo conocí a vuestra madre y 30 Rock; los dramas Revenge, Royal Pains o Weeds; y los thrillers policíacos 24, Sin rastro, CSI Nueva York, Blue Bloods, Castle, Person of Interest, Ladrón de guante blanco o la decana Ley y Orden.

Sin embargo, la capital del mundo pasa de escenario a papel principal en dos de las series estrellas de la parrilla de Cosmopolitan TV: Sexo en Nueva York y Gossip Girl. En la primera de ellas, basada en el libro homónimo de Candace Bushnell, era condición ‘sine qua non’ captar la esencia de los lugares en los que compartían confidencias Carrie Bradshaw y sus tres amigas. El tirón de la serie en medio mundo es tal, que hay organizados tours para visitar cada uno de los escenarios en los que se desarrollaron sus tramas. Cientos de turistas, la mayoría mujeres, pagan alrededor de 37 dólares para recalar en las 39 paradas seleccionadas por On Location Tours, que incluye: las tiendas más chic del West Village, como la de Marc Jacobs; la pastelería Magnolia, donde Miranda pierde la voluntad; la cafetería Pastis en Meatpacking District, el barrio de Samantha; el salón de belleza de Helena Rubinstein; el Moma, enfrente de las tiendas de Manolo Blahnik y Jimmy Choo, de las que es asidua la columnista; y como no hacer unas compras en Madison Avenue o tomar una copa en el Joe’s Pub o el Lucky Cheng’s. En 2008, la cadena HBO lanzó una web con las 50 localizaciones de la serie para aquellos que desearan hacer el recorrido por su cuenta.

Cuando en 2004 acaba la serie que lanzó al estrellato a Sarah Jessica Parker, los fanáticos nos quedamos un poco huérfanos, y eso que como con Los Simpson no nos cansamos de ver reposición tras reposición. Pero gracias a Josh Schwartz y Stephanie Savage esa adicción por Nueva York llegó con un nuevo chute, más glamouroso y ‘chic’ si cabe que el primero, al adaptar las novelas de Cecily von Ziegesar para CW, el relato de un grupo de niños pijos del selecto distrito del Upper East Side. Para la productora ejecutiva, Amy Kaufman, la ciudad es un personaje más, por eso sus exteriores se desarrollan en Queens, Brooklyn y Manhattan, donde hace pocos días era habitual ver a Blake Lively, Leighton Meester y Cía. rodando las escenas de la última y sexta temporada. El Packer Collegiate Institute y la iglesia rusa ortodoxa son edificios que quedan en la memoria de los fieles seguidores de la serie, como también lo son el Hotel Palace, donde vive Chuck Bass; el Communitea, en Long Island, la galería de arte The Front Room o la boutique Henri Bendel, en la Quinta Avenida.

Como la vida misma, todo tiene su principio y su fin, no obstante Gotham seguirá sirviendo de inspiración a artistas, músicos, directores y guionistas, porque como dice la ‘reina cotilla’, “en esta ciudad no hay nada seguro, la noche puede empujarte hacia un oscuro futuro o sumergirte en un misterioso pasado”.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios