Moscones, cambio de aires y disculpas

Hay algunos a los que se les suben las medallas de oro a la cabeza. Eso es lo que le debe haber sucedido al campeón olímpico Ryan Lochte, sin lugar a dudas uno de los ‘macizorros’ de Londres 2012. Pero ya se sabe que la belleza no siempre va acompañada de inteligencia, o por lo menos en este caso de cautela, porque el delfín de la piscina no se ha cortado ni un pelo y ha asegurado que le encantaría salir con Blake Lively, la rutilante protagonista de Gossip Girl (Cosmo). Lo de la falta de vergüenza lo comento porque podía haber esperado a que la chica estuviera sola para hacer una propuesta pública de este calibre. Te recuerdo ‘guapo’ que la niña tiene novio, también muy atractivo y por lo que parece mucho más caballero que tú.

Y mientras a la rubia de oro del Upper East Side le salen novios por doquier, su compañera de cartel, Leighton Meester, nos anuncia un final agridulce en la serie más glamourosa de Cosmopolitan TV. La morena de Gossip Girl ha hecho unas declaraciones a E! Online en las que se siente también contenta con el desenlace de la producción para poder afrontar otros proyectos y anuncia que después de descansar y pasar más tiempo con su familia se volcará en el lanzamiento de su primer disco. ¡La chica se nos hace cantante!, siguiendo los pasos de su compañera Taylor Monsen (Jenny Humphrey). Pronto la veremos también en The Oranges, junto a Hugh Laurie y Adam Brody, y es que el carrerón de esta chica es imparable.

El mismo que le espera a Katie Holmes tras recuperarse de un verano movidito en el que ha decidido poner tierra de por medio con su todavía marido, Tom Cruise. Parece que la atención mediática ha rebajado enteros y ha llegado la calma para la intérprete, que hace acto de contrición. Según Showbiz Spy, la protagonista de la miniserie Los Kennedy, que emitió en exclusiva Cosmo, habría pedido disculpas a su ex marido por la presión a la que se ha visto sometido en las últimas semanas. Según esta fuente, Katie se sentiría mal por el desarrollo de los acontecimientos y es muy consciente de lo difícil que será mantener una relación de amistad con el que fue durante cinco años su esposo. Aunque no haya marcha atrás, nunca está de más pedir disculpas, pero cuando el amor se acaba… ya se sabe… a otra cosa mariposa.

 


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios