Los novios de Tamara

Es común a todos los mortales la curiosidad. Y eso, querer saber más, nos ha sucedido tras disfrutar una semana más, y ya van ocho, con un nuevo episodio de We Love Tamara. La culpable, la tía de Tamara Falcó, Vicky Preysler, o mejor dicho, las ganas de la ‘tita’ por saber cómo le va a su sobrina en el tema ‘novios’. La respuesta vía Skype…

Discreta y tímida con todo lo que tenga que ver con su corazón, en la vida sentimental de Tamara hay dos hombres cuyos nombres se escriben con mayúsculas, Tommaso Musini y Marco Noyer, los dos novios oficiales y conocidos de la hija del marqués de Riscal. Al segundo, un joven de padre francés y madre austríaca que por el 2006 estudiaba Administración de empresas, le conoció ese verano y formalizó la relación en otoño. Terminado el curso, Marco decidió viajar a París para dar sus primeros pasos profesionales, y Tamara no se lo pensó dos veces, cogió las maletas y se fue a vivir con su chico en la eterna ciudad del amor. Sin embargo, los múltiples compromisos profesionales la reclamaban en España. Aunque lo intentaron, la distancia es el olvido, la pareja hacía pública su ruptura a finales del 2011.

Y como un clavo quita otro clavo, insisto con la cultura popular que tiene tanto que enseñarnos, Tamara olvidó pronto todas las penas con uno de esos italianos que quitan el sentío: Tommaso Musini. Aunque la relación no llegó al año, Tamara y Tommaso parecían hechos el uno para el otro. Nadie podía imaginar tras el regreso de unas idílicas vacaciones en Saint Tropez que su amor se había acabado. Sin embargo, entre ambos existe una increíble relación de amistad, tal y como pudimos comprobar en el sexto episodio, cuando Fabrizzia Ruffo le cuenta la última hora desde Italia.

Sin embargo, el romance más mediático de Tamara fue el que vivió en 2010 junto a Luis Medina, el atractivo hijo de Nati Abascal, una pareja que se convertía en diana de los medios del corazón del país. Dos jóvenes y atractivos hijos de la más alta alcurnia del país, los herederos del marqués de Riscal y del Duque de Santiesteban. Las principales revistas de papel couché se frotaron las manos y colocaron a los dos guapos como la pareja del año, pero el romance fue visto y no visto. De aquella relación, de la que ni siquiera hay una mísera foto, nuestra protagonista no salió muy contenta, pero como no es una chica rencorosa, cuando se volvieron a encontrar en un reality de aventura, se mostró cordial y simpática con el soltero de oro. Saltaron las alarmas, pero fueron solo eso, alarmas porque el corazón de Tamara, hasta lo que sabemos, está tranquilo.

Hablando de amor… no te pierdas el capítulo 9 de We Love Tamara porque verás a la protagonista organizando los próximos banquetes nupciales en la finca de su padre, Carlos Falcó. El domingo 10, a las 22.00 horas.

 


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios