Lilo, el culebrón del verano

Si ha habido un culebrón con letras mayúsculas este verano, ese ha sido el que han protagonizado Lindsay Lohan y su exprometido Egor Tarabasov. Han hecho que el idilio del arranque del estío, Taylor Swift y Tom Hiddleston, pase a un segundo plano y apenas se hable de la parejita en las últimas semanas. Sin embargo, de Lilo no solo hemos relatado y seguimos relatando, sino que nos tememos que con esta chica nunca acabe el cuento. Poco ha durado su relación con el heredero multimillonario. Pocos meses de hacer público su compromiso en las redes y demostrar a los fans hasta el hastío lo felices que se las gastaban, los tortolitos han terminado como el rosario de la aurora.

Nap time (I managed to sneak a pic before full nap mode) relaxation after water sports ⚓️😇

Una foto publicada por Lindsay Lohan (@lindsaylohan) el

En un ataque de celos público sin precedentes, la actriz le llamó de todo menos bonito hace dos semanas cuando varios seguidores de la intérprete publicaron fotos del agente inmobiliario de fiesta con un grupo de amigos, mientras ella le esperaba lacrimógena en casa. Le acusó de serle infiel, aseguró estar embarazada y confesó que horas antes había intentado matarla.

El vídeo tras el supuesto ataque tardó poco en hacerse público a través del portal TMZ, ese medio que le da mil vueltas a la competencia con sus fuentes. En la pieza audiovisual, grabado por un vecino poco discreto, se ve a la pareja regañando en el balcón de la casa que comparten en común, mientras ella se agarraba el cuello y le acusaba de haberla intentado estrangular. ¿Ha habido demanda? No, por eso pocos se creen que realmente hubiera una agresión, ¿a qué estará esperando?

Pedidas disculpas en las redes por ‘su ida de olla’, la protagonista de Lindsay, una segunda oportunidad, lo ha pasado a lo grande en distintos enclaves de Europa disfrutando del mar, los yates, la buena comida y el más caro champán. Muchos han criticado su desparrame temiendo que volvieran los viejos tiempos, y más cuando asegura estar en estado de buena esperanza. No hay confirmación, pero las fotos de su vientre delatan algo, ya sea embarazo o que se ha pasado comiendo migas.

Free fall (I probably shouldn’t of gone into a seated position for the fall) lol 🙊

Un vídeo publicado por Lindsay Lohan (@lindsaylohan) el

Para más inri, veíamos una nueva agresión en una playa de Mykonos y hemos conocido su última excentricidad, que parece más una vacilada que una proposición en firme. Channel 1 quiere que la estrella pase por uno de los espacios con más audiencia de su parrilla, para contar todo lo que sucedió con el hijo del magnate Dmitry Tarabasov y ella ha accedido siempre y cuando le paguen 650.000 dólares, le pongan un jet privado, seguridad, una suite de lujo en el hotel Carlton y conocer al mismísimo Putin. El problema es que dicen que algunas de estas exigencias ya están en curso, lo mismo se arrepiente.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios