Las series se disfrazan de Halloween

Aunque el arraigo de la festividad celta del Samhain se remonta en Estados Unidos a 1850 son el cine y la televisión los culpables de su celebración masiva en Hollywood desde finales de los años 70. En la meca del cine no eres nadie si no te dejas embaucar por el espíritu de la noche de difuntos para perder la vergüenza y hacer las delicias de los paparazzis. Hay quien se pica, como Kim Kardashian y Heidi Klum, que en los últimos años nos han deleitado con los disfraces más atrevidos y rompedores. Pero retomamos el interés de la pequeña pantalla por esta festividad. No hay serie de largo recorrido que haya escapado al embrujo de Halloween y el catálogo de Cosmo no iba a ser menos.

No podía ser de otra forma, los disfraces de los chicos de Gossip Girl en el séptimo episodio de la tercera temporada no provocan ningún escalofrío, eso sí, son unos modelazos inspirados en los años 20, con Leighton Meester (Blair) y Ed Westwick (Chuck) al más puro estilo gánster. Aunque sea la noche más terrorífica no hay que perder el norte glamouroso de la producción.

Entre los episodios más divertidos y coloridos de Suburgatory, el quinto de la primera temporada, en el que George y Tessa se empeñan en demostrar a los habitantes de su nuevo barrio cómo se debe celebrar Halloween. La protagonista, encarnada por Jane Levy, siembra la inquietud entre sus pijos vecinos al elegir una vestimenta similar a la que llevaba un residente el día de su asesinato. Esta chica no desaprovecha la oportunidad para tocar la fibra de quienes le rodean.

También es la fiesta preferida de Jules, la protagonista de Cougar Town. La alegre madurita separada aprovecha la visita de su padre para reconciliarse con él, pero ante la falta de interés de éste, el personaje al que da vida Courteney Cox termina dándose por vencida y llorando las penas en la barra del bar de Grayson junto a su amiga del alma, Laurie (Busy Philipps), con unas pintas que no me atrevo a definir. Aunque en este caso el premio al mejor disfraz se lo damos a Bobby (Brian Van Holt), el ex marido de la protagonista deja a todos boquiabiertos como hombre-huracán, con periódico, corbata y paragüas al viento ¡¡una genialidad!!

Entre los más originales que se han visto en la pequeña pantalla destacan algunos de la serie juvenil One Tree Hill, con Sylvia (Sharon Lawrence) y Julian (Austin Nichols) como Cruella de Vil y uno de sus dálmatas. Nunca un vestuario había definido tan bien la relación madre-hijo. Sobran comentarios, aunque te invitamos a revisar el cuarto episodio de la tercera temporada porque no tiene desperdicio. ‘¡¡Feliz Halloween!!


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios