Las ‘cosmocelebs’, sin chapa ni pintura

Es imposible estar perfecta siempre. Me refiero a salir todos los días de casa con la peca pintada, con el modelito de turno y la cabellera perfecta, ni tú ni yo ni nadie, tampoco las celebridades y eso que ellas tienen un equipo de asesores que día tras día se dejan la piel porque sus clientes brillen a cualquier hora del día. Las megaestrellas son tan normales como cualquier otro mortal y siempre hay un objetivo traicionero que las capta tal cual son… y, aunque hay algunas a las que la juventud acompaña y su belleza está por encima del bien, del mal y del paso del tiempo, hay alguna con la que se me ha caído el mito.

www.huffingtonpost.es

www.huffingtonpost.es

La primera que me dejó impactada ya hace años fue Eva Longoria. En pleno noviazgo de Tony Parker, su ahora ex marido, le vimos en su flamante coche con la cara lavada y una gorra al estilo rapero que, aunque le daba un aspecto juvenil, hacía que fuera complicado reconocerla. No había ni rastro de cejas ni pestañas en la protagonista de Mujeres desesperadas.

www.huffingtonpost.es

www.huffingtonpost.es

También me quedé de piedra al ver no hace mucho a Courteney Cox recién levantada de una larga siesta. La verdad es que en este caso los años no jugaban a favor a la protagonista de Cougar Town, a la que es difícil pillar en un renuncio. Ahora, en pleno éxito de su comedia es complicada verla sin arreglar, debe ser que ha seguido los sabios consejos de su amiga Jennifer Aniston.

 

www.huffingtonpost.es

www.huffingtonpost.es

Con pelo corto y alborotado salió airosa la intérprete de Los Kennedy al principio de su matrimonio con Tom Cruise. La verdad es que el divorcio le ha sentado a las mil maravillas porque ahora no se le ocurre andar por la Gran Manzana bien arregladita, sabe perfectamente que desde el pasado verano todos los focos de Nueva York pesan sobre ella.

Pero con quien me llevé la peor de las sorpresas fue con Blake Lively, a la que tengo en un altar. La protagonista de Gossip Girl también tiene sus días malos, y si además no ha dormido y está de mal humor, su careto es un poema. Una imagen vale más que mil palabras. Lo dicho… no se puede estar bella siempre, ¿si no, dónde queda el efecto sorpresa? Por cierto, estoy convencida que a ninguna de ellas las veremos de esta guisa este fin de semana, Hollywood se pone sus mejores galas para la fiesta de los Oscar y hay que estar a la altura. Feliz fin de semana glamouroso.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios