La lluvia dio una tregua a la ‘red carpet’ de los Oscar

Con paraguas y en el interior del Dolby Theatre, así llegaron las primeras instantáneas de la noche más mágica para el universo del celuloide. Este año, el paseíllo de modelos se deslució en su arranque debido a la copiosa tormenta que asoló la ciudad de Los Ángeles, donde no están para nada acostumbrados al mal tiempo. No obstante, el agua dio una tregua cuando las verdaderas estrellas de la noche hicieron acto de presencia para deslumbrar los flashes de los miles de cámaras que siguieron al detalle el desfile de actores y famosos invitados a la 86ª edición de los Premios Oscar.

Negros, dorados, metalizados, blancos, marfiles, azules, verdes, pastel y rojo. Podemos decir que la paleta de colores estuvo representada casi al completo entre los estilismos de las invitadas y las nominadas. Lupita Nyong’o se confirmó como al gran revelación en este sentido, al acertar de lleno con un maravilloso Prada vaporoso en azul muy claro, perfecto para la ocasión, adornado tan solo con una diadema y unos pendientes discretos. Otra gran triunfadora de la noche fue Jennifer Lawrence, que repitió con Dior Couture, firma de la que seguirá siendo imagen los tres próximos años, y que volvió a protagonizar una caída, aunque esta vez más discreta. Cate Blanchett, una de las actrices más elegantes del momento, eligió para su gran noche un Armani Privé dorado con incrustaciones en pedrería y joyas de Chopard que nos dejó una vez más boquiabiertos. Penélope Cruz, que entregó uno de los premios junto a Robert de Niro, acertó con un modelo de Giambattista Valli Couture en rosa empolvado de inspiración helénica, la gran tendencia de la noche.

En el apartado masculino sorprendió Jared Leto, con un smoking con chaqueta blanca, pantalón negro y pajarita grande de color bermellón. El ganador al Oscar al mejor actor de reparto dejó, como en ocasiones anteriores, su pelo suelto, dándole ese toque rebelde al que nos tiene acostumbrados. El otro guapo de la noche tampoco defraudó. Matthew McConaughey, acompañado de su impresionante esposa Camila Alvés vestida de Gabriela Cadena en rosa, optó por un esmoquin blanco y negro, que le quedaba como un guante.

Ellen Degeneres repitió por segundo año consecutivo como presentadora de una ceremonia que apuntaba muy musical, ya que se cumplen 75 años de El Mago de Oz, y no decepcionó, convirtiéndola en todo un espectáculo televisivo en el que su anfitriona volvió a demostrar por qué es una de las presentadoras más populares, queridas y mejor pagadas de la pequeña pantalla estadounidense. Entre los grandes momentos de la noche el selfie histórico en el que logró congregar a Meryl Streep, Brad Pitt, Angelina Jolie, Julia Roberts o Bradley Cooper, entre otros, y que fue retuiteado un millón de veces en menos de 50 minutos. O el momento en el que repartió pizza entre los hambrientos invitados, aunque en este caso la excusa era más bien publicitaria.

12 años de esclavitud se llevó la estatuilla a mejor película, por lo que tuvimos la oportunidad de ver a Pitt por primera vez con un Oscar en la mano; Alfonso Cuarón fue premiado como mejor dirección, y en el resto de apartados hubo más bien pocas sorpresas. Se confirmaron las quinielas, con el triunfo absoluto de McConaughey como mejor actor –que dejó a Leonardo DiCaprio una vez más con la miel en los labios-, Cate Blanchett se llevó su segundo Oscar a casa, esta vez como mejor actriz por Blue Jasmine; Jared Leto se consagró como mejor actor de reparto por Dallas Buyers Club y Lupita Nyong’o subió al altar de la mejor secundaria por su trabajo en la ganadora entre comillas de la noche, la cinta de Steve McQueen. Una noche mágica, nada aburrida, a pesar de las pocas sorpresas en su palmarés, y con múltiples guiños a las redes sociales.

Un pensamiento en “La lluvia dio una tregua a la ‘red carpet’ de los Oscar


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios