La alfombra roja de los Oscar se tiñe de blanco en la noche de ‘Birdman’

x700-1Los Nobel del cine celebraron anoche una 87ª edición que pasará a la historia como una de las más competidas. Birdman, Boyhood y El gran hotel Budapest cumplieron las expectativas como las grandes favoritas y se repartieron los principales premios técnicos y artísticos, esos que colocan a sus responsables en lo más alto del firmamento cinematográfico. Pero antes del reparto de los galardones, la ansiada alfombra roja nos dejó otra vez momentos de ensueño. Anna Kendrick, con un elegantísimo vestido de Thakoon en coral, y Patricia Arquette, que apostó por un dos piezas en blanco y negro de Rosetta Getty, fueron las más madrugadoras en llegar al teatro Dolby.

x700-2La lluvia hizo acto de presencia, tal y como vaticinaban las previsiones, y las goteras empezaron a ser evidentes y copiosas en la zona de prensa, lo que amenazó los estilismos de las estrellas y aligeró su desfile por la alfombra. x700-3El color de la noche fue el blanco, en los estilismos de Lady Gaga, espectacular con un modelo de Azzedine Alaïa; Tim McGraw, con un elegante vestido de J. Mendel; Marion Cotillard, que apostó por un Dior Couture; Andy Samberg, Carmen Ejogo, Kerry Washington, Sophie Hunter, Jenna Dewan, Lupita Nyong’o, Reese Whiterspoon y de la flamante ganadora del Oscar a la mejor actriz, x700-10Julianne Moore, que se decantó por Chanel para una ocasión irrepetible. También fue el tono elegido por algunos chicos, como el británico Benedict Cumberbatch y Adrien Brody.

x700-4Felicity Jones, Laura Dern y Naomi Watts, perfecta en un Armani Privé, prefirieron los plateados, mientras que Dakota Johnson, x700-6sin lugar a dudas uno de los rostros del momento gracias al taquillazo de Cincuenta sombras de Grey, apostó por el atrevido rojo, como sucedió con el espectacular Givenchy que eligió Rosamund Pike, una de las nominadas a mejor actriz y el Armani Prive del ángel de Victoria’s Secret Behati Prinsloo.

x700-8Imposible el reto de Jennifer López con un vestido rosa palo de dos por dos metros cuadrados de Elie Saab para su octava gala. Gwyneth Paltrow volvió a dejar su impronta con un vestido largo y ajustado de cuello asimétrico y en rosa de Ralph & Russo Couture; y Jennifer Aniston presumió de tipazo en un ajustadísimo Versace en color nude, el mismo por el que optó la embarazadísima Keira Knightley y Zoe Saldana. 846x-1Pocas se decantaron por la gama de los verdes, como Emma Stone y la espectacular Scarlett Johansson. La nota divertida la puso Jared Leto, el chico de las mechas americanas hizo el photocall con un paraguas, dando muestras de su enorme sentido del humor.

846exNeil Patrick Harris hizo honor a su enorme faceta como maestro de ceremonias, al capitanear uno de las galas más espectaculares de la última década. Sus dotes musicales, su facilidad para el baile, sus facultades en el escenario y su dominio del directo quedaron plasmadas durante las cerca de tres horas de ceremonia. Sus guiños a las favoritas fueron muy aplaudidas, como su salida al escenario en calzoncillos en tributo a Birdman. Common y John Legend, ganadores de la mejor canción por Glory, levantaron del patio de butacas a todos los asistentes y provocaron en muchos las lágrimas; Lady Gaga, en un emotivo homenaje a Sonrisas y lágrimas sin plataformas ni vestuarios estridentes; Rita Ora, Adam Levine, Anna Kendrick y Jennifer Hudson fueron algunos de los artistas encargados de poner la nota musical. Momentos entrañables como la presencia de Shirley McLaine, un mito del star system que presentó dos de las nominadas a la mejor cinta y a la que vimos con una vitalidad inusitada para sus espléndidos 80 años.

846fx

Alejandro González Iñárritu.

Los premios arrancaron con los mejores actores de reparto, J. K. Simmons llegó con su primera nominación y triunfó gracias al arrogante y narcisista profesor de música de Whiplash. Patricia Arquette coronó con el Oscar su magnífico trabajo en Boyhood con la que lo ha ganado todo este año. Aprovechó la ocasión para reivindicar los mismos derechos salariales para las mujeres en Hollywood, que provocó el alarido de muchas de sus compañeras de profesión, como Meryl Streep y Jennifer López. Eddie Redmayne le robó el Oscar al mejor actor a Michael Keaton y anunció que dentro de poco será padre; mientras que Julianne cumplió con las quinielas por Siempre Alice. La mejor dirección y la mejor película fue para el plano secuencia de dos horas de Alejandro González Iñárritu, Birdman, un proyecto que el mexicano calificó como locura maravillosa.

 


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios