Kim Cattrall, insomnio crónico

Desde el pasado mes de noviembre, los millones de seguidores de Sexo en Nueva York estamos con el corazón en vilo debido al abandono de Kim Cattrall de la obra Linda pocas semanas antes de su estreno en el West End londinense. Preocupados porque la actriz de 59 años explicaba su retirada en un breve comunicado, en el que argumentaba seguir los consejos de sus médicos. Una enfermedad misteriosa que ha mantenido en la más estricta privacidad, pero que acaba de hacer pública: insomnio crónico. “No entiendía la consecuencia debilitante de no tener sueño. Se convierte en un tsunami”, decía la estrella televisiva al espacio Radio Times. “No quería defraudar a la audiencia, al teatro y a los actores. Dejar pasar esa oportunidad fue muy difícil, pero me di cuenta de que tenía por delante un trabajo más importante que la obra”, añadió la que fuera Samantha Jones.

Tea on a London rooftop. Bliss

Una foto publicada por Kim Cattrall (@kimcattrall) el

Un escueto anuncio que solo sirvió para levantar las sospechas y suscitar todo tipo de comentarios y críticas, a las que Kim trató de hacer oídos sordos. Incluso llegó a apartarse un tiempo de las redes sociales para no tener que leer mensajes erróneos y dañinos. “En las redes sociales tengo mi propia voz, donde puedo decir: ‘Si estuvieses interesado en lo que realmente me pasó, la historia completa va más allá del hecho de haber estado enferma una semana”, destacó Cattrall.

Never 2 late 2 give to a fr8 cause @rednoseday Una foto publicada por Kim Cattrall (@kimcattrall) el

La británica de 59 años relató su inquietante regreso a Estados Unidos después de tener que decir adiós a su papel protagonista. “Volviendo a Estados Unidos, no había dormido durante 48 horas y tuve que esperar seis horas para que mi gato de 18 años de edad pasara la aduana. Cuando el oficial de la aduana me dijo: ‘¿Cuánto vale su gato?’ no puede parar de reír histéricamente”, relata la actriz.

Wednesday is prep day for our shoot. Can’t wait to work with @tgsfilm on our new campaign.

Una foto publicada por Kim Cattrall (@kimcattrall) el

Para afrontar sus graves problemas para conciliar el sueño, Cattrall probó con la terapia de comportamiento cognitivo. “Es como calzarse un par de zapatillas de deporte y entrar en tu pasado para obtener una nueva perspectiva. Yo fui muy comprensiva conmigo misma. Así que las pasadas Navidades no fueron con mis amigos y parientes; fue una experiencia monástica para tratar de profundizar en mi pasado”, añadió.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios