Hollywood desembarca en Cannes

El glamour de la meca del cine ha cogido un vuelo transantlántico para aterrizar en Cannes, el festival cinematográfico por excelencia en el Viejo Continente. Los enormes carteles que engalanan las calles son el mejor estilismo para una ciudad costera por la que han pasado todas las estrellas del celuloide y que espera como agua de mayo que el ‘star system’ revitalice un sector mermado por la crisis en Europa.

oregonlive.com

oregonlive.com

El certamen apenas acaba de arrancar y ya hay un actor que se ha hecho con el título de rey, nos referimos a Leonardo DiCaprio, que cautivó en la premiere de El Gran Gastby junto a su compañera de reparto, Carey Mulligan, lo que le coloca en la codiciada lista de los aspirantes a la Palma de Oro. Aunque todavía queda mucho por ver.

 

la.eonline.com

la.eonline.com

Mientras se suceden los estrenos, nosotros nos vamos a centrar en la alfombra roja, donde hemos visto looks merecedores de toda nuestra atención. Dana del Rey, que pone voz a uno de los temas de la banda sonora de la cinta de DiCaprio, lució un modelo vintage en blanco y negro, que remató con un atrevido maquillaje y el pelo en ondas. Cara Delevingne optó por un sensual Burberry de encaje negro, con el que no acertó del todo, aunque sí lo hizo con el rojo pasión de sus labios y de su manicura. Tampoco eligió bien Moore, y no lo decimos por el maravilloso Dior que se enfundó, sino por las horribles sandalias que dejaban fuera de control sus dedos meñiques, vamos, un ¡tierra trágame!

huffingtonpost.cat

huffingtonpost.cat

Por ahora, hay una ganadora indiscutible: Kidman, por cierto, miembro del jurado junto a otros grandes, como Steven Spielberg, Ang Lee o Christopher Waltz. La actriz australiana nos dejó boquiabiertos desde su llegada a la Costa Azul con un vestido cóctel ajustadísimo de lentejuelas firmado por Dior. Para su primera aparición pública eligió un maravilloso modelo de Alexander McQueen en negro que provocó la admiración de los presentes por su original escote, y para rematar la faena paseó por la alfombra roja de El Gran Gastby con un Dior palabra de honor con flores, que demuestra una vez más el genial trabajo del diseñador Raf Simons al frente de la casa gala. Mención aparte el pelo recogido con un leve tupé que tanto nos recuerda a Grace Kelly, personaje que no le es ajeno porque se encuentra en fase de postproducción su biopic para la gran pantalla.

Aunque no hay presencia de cintas españolas en el festival, hay quien aprovecha para promocionarse porque lo del curro en España está complicado. Hace poco la oíamos quejarse de la falta de proyectos, así que la guapísima Blanca Suárez ha cogido la maleta, ha dejado a MAS en casa –de eso no estamos tan seguros– y se ha ido hasta la Costa Azul a ver si la recuerdan de aquel Cannes de hace dos años cuando junto a Pedro Almodóvar se paseó cual estrella rutilante. La intérprete volvió a acertar con un Armani Privé de alta costura, en negro con detalles en flúor. Excesivo el maquillaje, a una mujer de esa belleza tanta chapa y pintura no le hace ningún favor. Pero para gustos, los colores. Y un apunte para terminar, el Gucci rosa de Freida Pinto y los diamantes de Chopard en pendientes y sortija… ¡de ensueño!


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios