Herederos del talento de sus progenitores

Hace pocos días babeábamos con una de las imágenes promocionales del último trabajo de Angelina Jolie, Maléfica, la producción de Disney centrada en la bruja de La bella durmiente. La escena en cuestión era la de la superestrella y su hija Vivianne, que encarna a la dulce princesa Aurora. Aunque la oscarizada intérprete y su marido, Brad Pitt, han dicho por activa y por pasiva que no desean por nada del mundo que sus hijos sigan sus pasos, este ángel de dos años hizo un cameo muy especial porque la producción necesitaba una niña que no se asustará de los ojos, las garras y los cuernos que luce Jolie en su papel. Sin embargo, no es la primera de este clan que hace su primera intervención ante las cámaras, su hermana Shiloh hizo de bebé en El curioso caso de Benjamin Button, aunque no le quede recuerdo de su debut.

Hollywood está repleto de niños y adolescentes que han decidido seguir los pasos artísticos de sus progenitores. Uno de los rostros más de moda, por el interés creado alrededor de la adaptación del fenómeno literario Cincuenta sombras de Grey, es Dakota Johnson. La hija de Melanie Griffith y Don Johnson se estrenó en la gran pantalla con 10 años en Crazy Alabama, arropada por Antonio Banderas, director del drama y segundo marido de su mami.

Will Smith y Jada Pinkett poco podrán decir de las pretensiones profesionales de sus vástagos porque los dos mayores lo tiene claro y quieren compaginar el mundo de la música y la interpretación. Jaden, que hizo su primer papel con ocho años. y Willow, que lo hizo con siete, se encuentran ya entre los adolescentes con más proyección en la meca del cine y en el universo de la música. Ya se sabe, de tal palo…

Sin embargo, el cine y la música no son las únicas disciplinas artísticas por las que los descendientes se sienten cautivados. La hija del ahora apenado y viudo Mick Jagger, Georgia May, ha decidido seguir los pasos de su madre, la modelo Jerry Hall, y con solo 17 años fue elegida la modelo del año en los British Fashion Awards. Los mismos pasos que parece seguir Kaia Gerber, el bellezón de hija de la top model Cindy Crawford y Rande Gerber, o Romeo Beckham, que con solo 10 años se convirtió en imagen de una reputada marca británica. Está visto que esto del talento es cuestión de genes, y que no solo se hace, también se nace.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios