Esposas de los marines

El próximo 10 de noviembre regresa a la parrilla de Cosmopolitan TV una de las series de mayor éxito en la cadena Lifetime con los episodios inéditos de la sexta temporada. El tirón de las vidas de estas cinco mujeres, esposas de militares, no cesa y el drama ha renovado por una séptima entrega que llegará el año que viene, así que tenemos Army Wives para largo. Por eso, vamos a desgranar la vida privada de estas cinco féminas de rompe y rasga, poco conocidas en España, pero verdaderas celebridades en Hollywood.

Kim Delaney, madurez y soltería

Empezamos por la más conocida al otro lado del charco, Kim Delaney, actriz que da vida a Claudia Joy Holden. Esta morena de 53 años fue modelo antes que actriz. Casada dos veces, la primera con el actor Charles Grant y la segunda con otro compañero de profesión, Philip Cortese, Delany disfruta en plena madurez de la soltería y de su hijo de 22 años. En el año 2002, su nombre saltó a las secciones de sucesos tras se detenida por conducir ebria y negarse a someterse al test de alcoholemia. Meses después fue sentenciada a dos años de libertad condicional que, por ahora, no han afectado ni a su carrera ni a su imagen, y tampoco creemos que lo haga a estas alturas.

Catherine Bell, un ejemplo a seguir

Tampoco es una desconocida para el público español Catherine Bell (Claudia Joy Holden), protagonista de una de las series de mayor éxito en Estados Unidos, JAG, emitida hasta la saciedad en Cuatro, AXN y La Sexta. La británica de 44 años de ascendencia escocesa e iraní se trasladó a Los Ángeles siendo casi una niña, y, aunque en un principio soñó con ser bioingeniera, lo dejó todo para dedicarse a la moda. Su magnífico físico le ha servido para ser doble de actrices de la talla de Isabella Rossellini, aunque la televisión le ha reportado sus mayores alegrías. La vida no ha sido un camino de rosas para esta ferviente seguidora de la Cienciología, a los 20 años se le diagnóstico cáncer de tiroides, que logró superar tras duros tratamientos. En el año 1992 contrajo matrimonio con Adam Beason, con el que once años después fue madre de una niña.

La discreción de Wendy Davis

La tercera es Wendy Davis, actriz afroamericana que encarna a la teniente coronel Joan Burton y cuya vida, desde muy joven, siempre estuvo encaminada al mundo de la interpretación. De todas las protagonistas, Davis es la que mantiene una vida privada más discreta, apenas ocupa la atención de los medios de comunicación y poco se sabe salvo que tiene una hija de su relación con Jacobi Wynne, del que lleva ya muchos años divorciada.

 

Sally y Bridig, las más jóvenes

Para el tramo final dejamos a las dos más jóvenes. Sally Pressman, que da vida a Roxy Leblanc, una actriz y bailarina que decidió renunciar al apellido paterno, un reconocido abogado y hombre de negocios, para que su carrera no se viera afectada. Podría haberse dedicado a lo que le hubiera venido en gana porque la chica proviene de una de las familias más adineradas de Estados Unidos. Sentimos envidia sana por la única rubia del plantel, que el pasado mes de octubre anunciaba junto a su guapo maridito, David Clayton Rogers, la llegada de un retoño en 2013. Ponemos punto final con la oficial Pamela Moran, interpretada por la pelirroja californiana Bridig Brannagh. Poco dada a hablar de su vida íntima, Bridig, casada con Justin Lyons, se ha volcado en un nuevo proyecto de ficción de Shonda Rhimes, creadora de Anatomía de Grey.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios