El príncipe Andrés abandona la vida pública

La intención fue justamente lo contrario del resultado final. La entrevista concedida por el príncipe Andrés a la BBC para limpiar su imagen ha generado una crisis inédita en Buckingham Palace. El hijo mediano de la reina de Inglaterra accedió a esta confesión pública para desvincularse del escándalo Epstein, pero lejos de redimirse ante pópulo el duque de York ha generado más dudas sobre su implicación, produciendo una huida de muchas de las organizaciones sociales a las que representa.


Ver esta publicación en Instagram

Train. Wreck. 🙈🙈🙈🙈🙈#PrinceAndrew

Una publicación compartida de Piers Morgan (@piersmorgan) el

Asimismo, el diario Daily Mail ha señalado a su ex mujer, Sarah Ferguson, como la responsable de esta catástrofe. Según el rotativo, la nuera de Isabel II animó al padre de sus hijas a conceder la entrevista hace más de un año, antes incluso de que se destaparan los presuntos abusos sexuales del empresario y de que el nombre del miembro real apareciera en unos documentos junto a varios implicados.

A las pocas horas de la emisión, el hermano del príncipe Carlos hacía pública su renuncia pública, una decisión inédita en la realeza británica, aprobada por su madre y que tendrá también consecuencias en el futuro de sus hijas, Eugenia y Beatriz.


Ver esta publicación en Instagram

The Princesses of York ❤️🇬🇧🇬🇧🇬🇧🇬🇧 (my favorite members of the British Royal Family)

Una publicación compartida de Haus of Habsburger 🍔 (@haus_of_habsburger) el


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios