De cómo Jessica Biel acabó con su imagen angelical

Con solo 12 años, Jessica Biel, que protagoniza El hombre de las mil sombras que emite COSMO el jueves 5 de julio ( 22:05 horas), tenía muy claro que iba a luchar para ser famosa. Primero llegaron los anuncios y con 14 años empezó a presentarse a los primeros castings, época en la que fichó por Siete en el paraíso, que también se emitió en abierto en España. Durante las 11 temporadas que duró la serie, Biel se metió en la piel de Mary Camden, el papel que le dio la fama y que la encasilló en la de una actriz angelical, tanto que le arrebató de las manos el personaje de Jane Burnham en American Beauty.

La intérprete quiso romper con todo y posó muy sexy para la revista Gear y se encontró de bruces con el despido de la serie. Pero otros papeles llegaron a sus manos, como La matanza de Texas, la tercera parte de Blade, Stealth: La amenaza invisible o The Sinner. Eso sí, cuentan las malas lenguas que su mejor interpretación, esa con la que por fin se podría despojar de su imagen de protagonista de películas de amor y series adolescentes, no ha llegado por falta de presupuesto. En 2008 rodó Nailed, un filme en el que la actriz interpreta a una mujer que se convierte en ninfómana tras un accidente y que nunca vio la luz por los problemas económicos del estudio.

En la actualidad, Biel está completamente centrada en su faceta como madre. Desde abril de 2015, cuando nació Silas Randall Timberlake, su vida gira entorno del pequeño, fruto de su relación con Justin Timberlake. Juntos, a pesar de los altibajos y de los rumores de infidelidad por parte del actor y cantante, forman una de esas parejas que más envidias despiertan en la alfombra roja. Hay tanta complicidad entre ellos que parecen vivir un eterno noviazgo.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios