Courteney y Blake triunfan en el amor y en el trabajo

Aunque se esmera por llevar su vida de la manera más discreta posible, con la amenaza de cientos de cámaras a pocos metros de su casa y del set de rodaje, es un poco complicado que no te pillen en un renuncio. El caso es que la vida sentimental de Courteney Cox vuelve a estar en boca de medio Hollywood, sobre todo desde que su exmarido David Arquette comentó, así como si se tratara de su vida privada, que la madre de su hija se ve con alguien desde octubre. ¡Pues para qué queremos más! Ahora tendrá que ingeniárselas para mantener su relación con Johnny McDaid, pianista y guitarrista de Snow Patrol, lejos de los focos. La única instantánea publicada de la pareja fue captada a la entrada de una casa de Bel Air donde Jennifer Aniston celebró una fiesta. Algunos de los presentes aseguran que a la pareja se la veía muy cómplice y que estuvieron muy acaramelados toda la noche. Estaríamos además ante una nueva pareja en la que ella supera en edad a su chico, 12 años entre la protagonista de Cougar Town y el músico. Hace pocos días veíamos a Matthew Perry en los estudios en los que se graba la comedia de Cox, cumpliendo con su promesa de participar en la serie de la que Courteney es también productora ejecutiva tras acudir como invitada en Go On.

Habrá que dejar pasar el tiempo para saber si está bonita relación de afianza. Lo que está más que consolidado es el matrimonio entre Blake Lively y Ryan Reynolds, que hace pocas semanas se dejó caer por Madrid para deleite de sus millones de fans. Se ha sabido que la protagonista de Gossip Girl viajará el mes que viene a Dubai para promocionar la la fragancia que lleva su imagen en las galerías de Lafayette. Su aparición, además, coincidirá con la apertura del Festival Shopping que se celebrarán en la enigmática ciudad.

El punto y seguido de esta semana lo ponen las dos mujeres que han dado vida en la pequeña pantalla a Carrie Bradshaw (Sexo en Nueva York): Sara Jessica Parker y AnnaSophia Robb, que coincidieron en la Cosmo 100 Luncheon. Es la primera vez que ambas actrices, a las que separan 28 años, coinciden juntas en un evento oficial. Sus outfits no pasaron inadvertidos. La más veterana acudió con una camisa de Tracy Reese transparente, una falda negra de Yves Saint Laurent y botas de Prada, mientras que la más joven lució un top y falda de Wren de estampado felino y zapatos de Salvatore Ferragamo.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios