Calvin Harris y Taylor Swift, del amor a odio

Taylor Swift y Calvin Harris han pasado del amor al odio en menos de una semana. Mientras los medios al otro lado del charco echan cuentas y buscan y rebuscan en sus archivos fotográficos para conocer el primer encuentro entre la cantante y el actor Tom Hiddleston, por aquello de lo que venden unos cuernos, la que apuntaba maneras de convertirse en la pareja musical más poderosa del mundo se ha dejado de seguir en las redes sociales. Del respeto mutuo que entonó el DJ escocés en su Twitter para confirmar la finalización del romance y el consiguiente retwitteado de la niña buena de la música, han pasado a eliminar cualquier mensaje, foto o rastro el uno del otro de sus cuentas. Ya se sabe… ojos que no ven, corazón que no siente.

Taylor Swift-Calvin Harris-Vacaciones paradisíacas

Instagram @taylorSwift

 

Lo cierto es que el modelo de Emporio Armani, aunque trata de aparentar que el idilio de su ex con el británico de moda no le afecta lo más mínimo, se siente traicionado. A pesar de que las imágenes de la cantante y el intérprete de Loki en Thor y Los Vengadores en Rhode Island acaramelados y dedicándose todo tipo de cariños, incluido unos cuantos besos apasionados, se publicaron cuando la relación estaba finiquitada, hay quien asegura que el flirteo empezó antes, en la gala MET, celebrada el 2 de mayo. Parte de los invitados fueron testigos del sensual baile que se marcaron los nuevos tortolitos, incluso algunos usuarios lo colgaron en sus cuentas de Instagram, ajenos a que algo se estaba cociendo y esas imágenes cobran más de un mes después un significado muy distinto.

Los rumores, chismes y conjeturas se acumulan, mientras Swift y Hiddleston cogían hace apenas 48 horas un jet privado a algún lugar escondido del planeta para huir de la presión, el ruido y las críticas que les llegan a diestro y siniestro. TMZ, el portal de noticias que dio la exclusiva, una vez más y acertando, echaba más leña al fuego al anunciar que la ganadora de 10 premios Grammy habría dejado al productor musical vía telefónica, precisamente el mismo método que utilizó con ella Joe Jonas en 2008. Mientras, Harris se dedica a pulir su tonificada anatomía en el gimnasio con sesiones maratonianas, se enfunda para ello las zapatillas deportivas diseñadas por el archienemigo de su ex, Kanye West, y lanza vídeo con Rihanna. ¡Qué mejor forma para terminar el primer post de esta semana que con un poquito de la música que nos hará bailar este verano! Por cierto, ¡qué viva el amor!


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios