Bieber, Worthington y Macpherson, pendientes de juicio

Por mucho dinero que tengas o por muy famoso que seas, si metes la pata y te pilla la policía, deberás pasar por lo mismo que el resto de los mortales: ir a juicio. La primavera se prevé movidita para varias celebridades que no pensaron dos veces lo que hacían. Al veredicto del juez habrá que sumar el dictamen mediático, que suele ser más doloroso y efectivo que cualquier otra condena.

El primero en pisar la Corte de Florida será Justin Bieber, el 5 de mayo. Al cantante no se le ha dado la posibilidad de acuerdo legal, porque es probable que los cargos -conducir bajos los efectos del alcohol y drogas, resistirse a los agentes en su arresto y llevar el carnet de conducir caducado-, sean tan graves que ni al fiscal se le haya pasado por la cabeza esa posibilidad. La magnitud mediática del personaje augura una fuerte presión sobre el acusado, aunque por lo que vemos estos últimos días no parece muy preocupado. Después de llamarle de todo menos guapa a Selena Gomez, ha viajado a Texas para encontrarse con ella y parece que la chica ha vuelto a caer rendida a sus pies. ¡Contenta tiene a Taylor Swift! Me recuerda al enfado entre Rihanna y Katy Perry cuando la de Barbados parecía barajar la reconciliación con Chris Brown, que, por cierto, ha sido diagnosticado de trastorno bipolar y de estrés post traumático, le ha dejado la novia y su ex, Riri, vive una segunda oportunidad con su peor enemigo, el rapero Drake. Vamos… un cuadro para el cantante.

Volvamos a los juzgados. Tres días después de la fecha horribilis para Bieber, será el guapo Sam Worthington el que tendrá que visitar la Corte Criminal de Manhattan. El protagonista de Avatar fue detenido el pasado mes de febrero tras agredir a un fotógrafo que, supuestamente, habría dado una patada a su novia, Lara Bingle. El actor declaró que tan solo trataba de proteger a su chica, pero al juez no le ha valido esta explicación y le ha acusado de asalto en tercer grado y acoso. El magistrado, además, dictaminó una orden de protección temporal contra el paparazzi y aplazó la vista hasta que el actor finalizara el rodaje de su última película, Kidnapping Freddy Heineken.

Sin embargo, el juicio de los juicios de este 2014, al que todavía falta por poner fecha, es el vivirán Ellen Macpherson y su marido, el hotelero Jeffrey Soffer. La viuda del abogado del millonario, Daria Váldez, presentó a finales del año pasado una demanda por 100 millones de dólares contra la pareja por haber sido engañada sobre las circunstancias en las que murió su marido y por querer comprar su silencio. A los que no estáis muy duchos con los últimos acontecimientos que han rodeado las vidas de la top model y empresario, os contamos que el 2 de noviembre de 2012 se produjo un accidente de helicóptero en Bahamas en el que falleció el letrado del magnate, Lance Váldez. Meses después se rumoreó que quien llevaba los mandos de la nave en ese momento era Soffer, que no tendría ni la titulación ni la formación indicada para manejar el aparato. El caso es que en un acto de protección, la australiana se puso en contacto con la viuda a través de un amigo y le ofreció dos millones de dólares a cambio de que no presentara cargos. Y con ese movimiento de ficha, Macpherson se ha visto arrastrada a un juicio que podría costarle muy caro.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios